FANDOM


Inicio de la sesion diaria:

Doctor Walter: Entonces joven Millaray, dime ¿como te sientes el día de hoy? 

Millaray: (Ríe levemente) ¿Como quiere que este doctor? Después de lo que ÉL me hizo. 

Doctor Walter: Joven Millaray, se que el evento fue traumatico pero sera mejor que me explique ¿que fue lo que paso esa noche?  

Silencio abrupto por unos 5 minutos.

Millaray: Era un día normal para mi, me levantaba como siempre tempranito para ir a la escuela, recuerdo que me iba con un familiar (repite en voz baja apenas audible 'familiar') cuando llegó la hora de despedirme de mi familiar me dirigí tranquilamente en dirección a la entrada de mi escuela pero como soy más bajita me tomó un poco más de tiempo. Aún así ÉL estaba ahí, mirando atentamente la entrada esperando a alguien, solo recordar su enferma y asquerosa cara me hacen querer arrancarle el pene con mis pequeñas manos y...y... (se calla)

Doctor Walter: Por favor, continué.

Millaray: (Tomando aire prosigue con la historia pero con una voz más afligida) En ese entonces yo no lo odiaba, simplemente no me agradaba, por eso ni me molesté en mirarlo mientras subía la escaleras para ir a mi salón de clases. Todo fue normal esa mañana pero note que uno de mis amigos no estaba, cuando le pregunte a su mejor amiga, ella me dijo que estaba preocupada por el ya que no contestaba su celular, ni nada por el estilo. Quedándome extrañada la tranquilicé, intentando usar el argumento de que el se sentía un poco mal pero lejos de eso, las cosas no transcurrieron con mayores sorpresas, bueno hasta que llego el recreo. Salí disparada junto a mi amiga para intentar animarla junto al resto que también la querían pero cuando salimos al patio sentí una mirada férrea en mi espalda, como si alguien me estuviese mirando fijamente, me di la vuelta y ahí estaba él, posando momentáneamente su mirada en mí, pero cambiándola de dirección mientras hablaba con un amigo suyo -¿Que importa?- pensé yo, debido a que el había demostrado hacia ya bastante tiempo cierto interés romántico por mi persona pero debido a su actitud irritante y ridícula me alejé de el hacia ya bastante, ignorando ello opte por seguir intentando animar a mi amiga pero en vano, así que nos sentamos y ella siendo rodeada por gente que a esta querían mucho incluidos ÉL intentando animarla pero al parecer ÉL fue el único que pudo lograr hacerla sentir mejor a tal grado que ella en lagrimas le dio un fuerte abrazo. 

Doctor Walter: Supongo que eso te molesto un poco. 

Millaray: En efecto Doc, eso me molesto un poco porque ella era mi amiga y fue animada por un tipo como ÉL, me hizo sentir algo envidiosa pero lejos de eso todo bien. Al final ella y él pasaron la mayor parte del día juntos y ella comenzaba a sonreír otra vez, al final de las clases esté se fue con un amigo suyo por mi dirección y se quedó junto a él hasta que yo me fui en micro a mi casa y... ahí termino ese día Doctor. 

Doctor Walter: (Se oye como anota algo en un cuaderno) entiendo pero creo que ese no es el final de su historia.

Millaray: Por supuesto que no Doc, ese es solo el comienzo de las aventuras de ese sociopata. Pasó una semana y esa mierda, sin contar a lo de mi amiga triste se volvió una puta rutina hasta que mi amigo volvió y luego de una pequeña celebración demostró que tenia mucho... odio hacia mi ¿Por qué? Hasta el día de hoy no tengo idea. Fue a tal grado su odio hacia mi que en varias ocasiones casi me abre la cabeza con una silla, si no fuera porque reconsideró la idea antes de hacerlo, yo hubiese muerto... aunque creo que eso hubiera sido lo mejor... el siguiente fue mi mejor amigo, el más cercano y al que más quería él... simplemente desapareció un día y jamas volvió, lo buscamos por cielo, mar y tierra pero nunca apareció, su familia estaba devasta, su primo igual y nosotros también, él era mi mejor amigo y era casi un hermano para mi. Desde ese día TODO comenzó a empeorar, mis notas no eran las mismas ya que mi amigo se había ido y ÉL me acosaba aún más, ya no le importaba si yo me molestaba o incluso si yo lo golpeaba, el seguía ahí con una maldita sonrisa en su rostro que cada vez que la recuerdo me causa mucho asco (se escuche como grita 'ME DA ASCO' y golpea la mesa)

Millaray: Aun así nunca le demande por su comportamiento, tal vez porque creí que era inofensivo, porque creí que estaba enfermo o porque sencillamente no me importa una mierda... cada vez que recuerdo eso me hierve la sangre por el hecho de que eso pudo haber marcado la diferencia y mi vida, tal vez no se haya ido tanto a la mierda (se queda en silencio)

Doctor Walter: Si lo deseas podemos dejar esto, hasta aquí.

Millaray: ¡NO! Debo sacar esto de mi sistema para... al menos dormir mejor... Pasaron 2 semanas y les conté toda la situación a mis padres que no se lo tomaron muy bien que digamos, en resumidas cuentas ellos tomaron cartas en el asunto y dijeron que ya mismo hablarían con la familia de ese pendejo. -Doc, usted no se imagina la felicidad que sentí en ese maldito momento-. Pero todo fue momentáneo porque cuando escuche el timbre sonar mi madre casi en un acto de reflejo, se levanto para abrir la puerta y yo me quede a solas charlando con mi padre mientras almorzábamos. Cuando escuchamos la puerta cerrarse casi en un portazo horrible, mi padre pregunto quien era, pero al no oír respuesta fue a verificar y yo lo acompañe detrás. Grande fue mi sorpresa al ver a mi madre tirada en el suelo, mi padre y yo corrimos hacia ella intentando verificar si estaba bien pero todo fue en vano, ella había sido apuñalada por ÉL, quien estaba parado enfrente de nosotros sin moverse con cuchillo en mano y con sangre en el. Mi padre en un ataque de rabia intento atacarlo pero en un acto rápido, aprovechando la tosquedad de mi padre al atacar, ÉL le enterró el cuchillo en el estomago, moviendo el cuchillo hasta el lado derecho y abriendolo para que todo se le saliera sin que esté tuviese oportunidad para salvarse. Me orinaba del miedo y lloraba del dolor por ver a mis padres asesinados y yo no poder hacer nada, nunca pude gritar porque no me salían palabras, ni tampoco podía porque ÉL me tapo la boca y me dijo con su clásica sonrisa -Hoy seras mi mujer- Luego de ello saco de sus bolsillos una cinta adhesiva aislante y me tapo la boca y me ató las muñecas, yo intentaba inútilmente de poner resistencia pero al parecer mis movimientos y ataques eran muy débiles en comparación con su fuerza... luego de ello me despojo de toda ropa y me violo, me metió su miembro en todas partes y... y ... y (en este punto se pone a llorar) Al final m-me dejo la cara como glaseado, el se limito a retirarse a mi habitación en el piso superior y comenzó un incendio para no dejar rastro de su cometido, el solo se fue dejándome ahí pero sin antes mandarme un besito en el portal de la puerta (la paciente sube las piernas al sillón y se las abraza balanceándose levemente hacia adelante y atrás )

Doctor Walter: ¿Porque al criminal siempre le atribuye el pronombre ÉL? (La sesión termina con ella diciendo repetidas veces 'Si, no lo llamo, él no existe y nunca pasó)