FANDOM


Alcatraz El Payaso De Juguete
Cuando deseas algo con todo tu ser, él no se podrá alejar de ti.

Cuando deseas algo con todo tu ser, él no se podrá alejar de ti.

Déjame decirte algo, escucha todo. No te detengas al menos que yo… lo diga. Haz todo… una sola falla hará que él se enoje. Créeme no querrás eso, si lo que deseas es conocerlo, ésta es la manera más sencilla de hacerlo… y la menos peligrosa. Pero déjame advertirte que una vez comenzando, no me hago cargo de las consecuencias.

Para comenzar debes responder una pregunta:

¿Te gustan los juguetes?

Déjame presentar a alcatraz… el payasito que alegrará tu día.

¿Quieres conocerlo?

Sabes, alcatraz fue el juguete de mi bisabuela, lo quería tanto que el día que sus padres lo regalaron, él volvió en la noche por ella…

Siguiente pregunta:

¿Me crees?

Quizá no me creas pero… hazme caso cuando te digo, que… cuando deseas algo con todo tu ser él no se podrá alejar de ti.

Siguiente pregunta

¿Crees la historia?

No es mentira, creeme… esto es real, pero bueno… alcatraz llegó a mis manos, y sabes ese juguete nunca fue de mi agrado. Yo sabía que ese payaso… era raro.

¿Quieres jugar con él?

Mi abuela, que conservó ese payaso me dijo cómo hacerlo, son simples pasos… recuerdo sus palabras:

Alcatraz es juguetón, juega con él, o se enojara.

Si has llegado hasta aquí te felicito, comencemos el juego. Es muy simple, piensa su nombre… no es necesariamente tres o cuatro, solo una vez.

¿Ya lo pensaste?

Bien… continuemos.

Ya que has pensado su nombre, alcatraz ya debe estar jugando contigo… lo sientes. Sientes su mirada tras de ti.

Ahora el siguiente pasó.

Apaga la televisión… debes estar en total silencio, hazlo, párate y haz lo que te digo… no me hagas repetirlo… o él se enojara, si ya lo has hecho vas bien… si no piensas apagar la televisión, sólo recuerda que te lo advertí… es mejor que sigas las reglas al pie de la letra. A alcatraz no le gusta mucho la electricidad.

Ahora que te sientes a seguir escuchando, trata de sólo ver la pantalla… no a tu alrededor, al menos que quieras toparte con un rostro inesperado. No mires, sólo sigue escuchando… viendo esto… no, no gires los ojos… sólo mira la pantalla… no a otra cosa, o lo provocaras. Recuerda no hacerlo.

Prosigamos…

Cierra la puerta… hazlo. Independientemente de dónde estés, no debe haber una puerta abierta, listo... apaga la luz y sigamos.

Recuerda no mentir, a él lo enojaras.

¿Quieres eso?

Alcatraz es juguetón, mucho… así que debe estar cerca, muy cerca de ti… recuerda no mirar otra cosa que la pantalla… no mires debajo de ti, ni a un lado... menos atrás…

No te asustes, deja de preguntar si él está ahí observándote, detén los latidos de tu corazón… trata de respirar con calma, no dejes de respirar… respira, respira con calma.

¿No respiras?

No te preocupes, alcatraz aún no jugará, a él le gusta más la noche así que espera a la hora que vayas a dormir… entonces ahí comenzará lo verdadero.

¿Lo esperarás al cerrar los ojos?

Ten cuidado, en ocasiones, alcatraz te puede llegar a asustar, te provoque tirando algo, murmurando, hasta hacerte enloquecer… claro que pensarás una excusa rápida, diciendo que fue tu mascota, tu mamá… o alguna otra tontería, no pienses eso… es él.

¿Crees que te asustará?

¿Estás seguro?

Alcatraz, es pequeño, puede encajar bien bajo una cama, en un cajón, meterse por espacios… ten por seguro que estará donde tú estés… en cualquier parte de la habitación, observándote con sus ojos… inquietantes, tan alegres… oscuramente alegres.

¿Mirarás sus ojos?

Ya que has hecho lo que te dije ten por seguro que él estará en poco tiempo junto a ti… observándote mientras duermes, esperando que termines de escuchar esto y… descansar en tu cómoda cama.

Sé que no crees, te comprendo, pero… para estar tranquilo en que alcatraz no te hará daño te daré algunos consejos:

-Alcatraz, suele reír mucho... si mientras duermes lo escuchas tapa tus oídos... y cierra los ojos, por lo que más quieras no los abras.

-Mantén alguna luz cerca de ti, esto hará que alcatraz, no se acerque mucho a ti si no es así, ten por seguro que sentirás sus manos rodearte.

-No, recuerdes su nombre… alcatraz querrá que lo pienses y entonces él sabrá dónde estás y querrá que veas sus ojos… no te recomiendo eso.

No recuerdes su nombre... no lo recuerdes ahora.

Algo que lo hace asustar, en escuchar su nombre, oírlo en la mente de quien está jugando con él. Esto lo hace enojar más... y tú lo has hecho.

Pero, curiosamente parece que le agradas, bien… seguirá jugando contigo.

Hoy cuando apagues la computadora y te dirijas dormir, recuerda los consejos... y no cierres la puerta, ya que por ella entrará a tu habitación.

Y entonces, cuando él ya esté dentro... tapa tu cuerpo con tu cobija, cierra los ojos... y no los abras... ya que él, está ahí... parado en una esquina de tu habitación esperando jugar...


Author: Sanguinia Ram

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.