Wiki Creepypasta
Advertisement

¡Te quedas solo un rato en tu casa hijo! Ya venimos, quédate solo un rato. No, equivocados, nunca estamos solos, ¿no me creen? Les contaré una historia cuando estaba en etapa de pre-adolescencia.

Era un día como cualquier otro, mis padres habían salido de viaje por su aniversario, y me dejaron a mando de una niñera. Era tarde, me tenía que ir a dormir ya que al otro día madrugaba para ir a la escuela. Me quedé un par de minutos despierto, no mucho, y me fui a acostar.

Al dormirme, comenzó el sueño. Mi niñera me abandonaba, y quedaba solo en mi casa, al menos eso pensé. Llamé a mis padres rápidamente, pero no atendían, entonces me tranquilicé y esperé a que volviera la persona que estaba a cargo de mí. Ahí empezó todo. Encendí el ordenador, esperé a que cargara, hasta que me apareció el escritorio con el fondo de mi videojuego favorito en esa ocasión.

Estaba aburrido, e intenté abrir el típico juego de terror conocido como Slenderman, el cual no me prendía. Busqué y busqué juegos de terror por internet, no sé por qué, me gustaba asustarme. Encontré un juego llamado "La soledad te acompaña". La descripción parecía muy mala, pero como el aburrimiento me mataba, decidí descargarlo.

En cuanto terminó la descarga, fue muy rápido, me sorprendí. El juego pesaba solamente 5 KB lo cual era muy extraño. Ya era hora de probarlo, pero al hacer el segundo click, al instante, mi ordenador se apagó por completo.

En ese momento, sentí una presencia extraña, cosa que me hizo despertarme de el sueño que terminó siendo una pesadilla. Al despertarme mi cama estaba hecha un desastre. Rota, sucia, destruida, desordenada y repleta de transpiración. Llamé a mi niñera, pero era inútil, ella no estaba. Me encontraba algo asustado, pero seguí mi camino. Encendí mi ordenador, esperé, cargó el escritorio, el aburrimiento me mataba.

Decidí descargarme un juego de miedo, todo coincidía. No quería seguir, pero encontré el mismo juego "La soledad te acompaña ". Sentí un impulso a seguir, ya que tenía intriga, era una sensación horrible. Al terminar de descargarse, era muy rápido, y sí, pesaba 5 KB. Creo que ya me estaba por desmayar, todo coincidía con el sueño, entonces fue cuando decidí, ¿lo abro o no? Ya qué, llegué hasta acá, "¿qué más puede pasar?", me dije a mí mismo.

Estas solo

Entonces fue cuando hice el segundo click. Sí, pasó, mi ordenador se apagó, sentía la misma presencia, fue horrible. En ese momento fue cuando desperté y otra vez comenzó el mismo sueño, no supe si fue real, o fue un sueño, pero fue una experiencia horrible.

Advertisement