FANDOM


Mqdefault (2)

Esta es una experiencia reciente que tuve con el juego X-Men Super Nintendo: Mutant Apocalypse. Para aquellos que no están familiarizados, se trata de un juego del género de peleas en el que puedes jugar como Gambit, Psylocke, Cyclops, Wolverine y Bestia.

Había sido fan de este juego desde que lo conseguí en mi sexto cumpleaños, en el año en que fue lanzado. Lo jugaba constantemente, y me volví muy bueno en él, podía pasar todo el juego usando solo un personaje (te dan la opción de elegir un personaje para cada escenario después de una serie de niveles). Lamentablemente, como tantos otros jugadores, eventualmente caí víctima de la modernización cuando las nuevas consolas fueron lanzadas. Mis juegos más antiguos y sistemas se vieron obsoletos con el tiempo, y finalmente se retiraron del mercado.

No traté de encontrarlos ni llevarlos conmigo cuando me fui de casa de mis padres. De hecho, durante una visita, en alguna ocasión, permití a mi madre tirar mi Súper Nintendo. Ella estaba limpiando, y me preguntó si realmente necesitaba conservarlo. Dije que no, desde hace mucho era raro que jugara con videojuegos viejos.

Me había trasladado a la residencia de la universidad a la que estaba asistiendo. Yo tenía un compañero de cuarto, Gary. Él amaba los juegos de video retro y me dejaba jugar con los suyos a menudo. Solo tenía unos pocos, pero aun así era genial poder jugarlos. No obstante, esto me hizo querer jugar X -Men Mutant Apocalypse, no en un emulador, más bien en una consola como en los buenos viejos tiempos. Lo busqué en casa de mis padres una vez o dos veces, pero parecía que se había perdido para siempre entre el caos del sótano donde guardaba todo mi mamá.

Tristemente, Gary se suicidó. Me había ido ese fin de semana en que pasó, algunos de sus familiares estaban allí recogiendo sus pertenencias cuando volví. Dijeron que no estaban seguros de qué hacer con la mayoría de sus cosas. Me preguntaron si quería sus antiguos juegos y consolas. No estaba seguro de cómo responder, pero insistieron en que yo los conservara, ya que nadie más en su familia era realmente fan de los videojuegos.

Me aseguraron que, para ellos, era solo otra caja que tendrían que llevar al sótano. Mis ansias de nostalgia volvieron a mí, a pesar de las circunstancias deprimentes, y acepté.

Al día siguiente, me puse a pensar en los juegos retro. No es que no me importara la muerte de Gary, simplemente no quería pensar en ello. Ahora tenía un Super Nintendo funcional, así que sabía que podía jugar X-Men: Mutant Apocalypse, sí tan sólo pudiera encontrarlo.

Tuve mi oportunidad de buscarlo cuando las vacaciones entre los períodos escolares se acercaron. Pasé horas hurgando en cada caja que mis padres tenían. Encontré una vieja caja que no había visto antes, así que pregunté a mi mamá lo que había en ella.  Dijo que solo viejos recuerdos de mi difunto abuelo, a quien apenas había conocido o tratado de llegar a conocer. Parecía poco probable alguno de mis juegos estuviera allí, pero me decidí buscar de todos modos.

Abrí la caja y vi una enorme colección de varias cosas que eran de poco interés para mí. Revistas, fotografías, cachivaches, certificados, pero ningún juego era inmediatamente visible. Sin darme por vencido todavía, empecé a hurgar en la colección, lanzando libros antiguos de izquierda a derecha. Abrí accidentalmente un cuadro con la imagen de mi abuela y el abuelo, pero no le di importancia, esperaba que nadie se hubiera dado cuenta.

Cuando llegué a la parte inferior, encontré X-Men: Mutant Apocalipsis, pero no dentro de la propia caja, más bien encajada fuera de ella dónde probablemente lo habría encontrado con más facilidad de solo haberla inspeccionado desde un principio. Sin pensar en nada de eso, me reí y aparté todo lo demás fuera de mí camino, estaba feliz de haber encontrado finalmente mi juego favorito de la infancia.

Traje conmigo el videojuego a la residencia después que el verano había terminado, inmediatamente lo coloqué en mí reciente adquisición, mí completamente funcional Super Nintendo y la encendí.

El juego no se inició al principio, lo cual por supuesto, era normal para un juego tan antiguo. Así que limpié el cartucho con un Q-tip y lo intenté de nuevo. Esta vez solo fue un zumbido bajo de la TV, pero no se inició el juego. Intenté una tercera vez, y finalmente vi el logotipo intermitente de Capcom, era una buena señal, pensé. Sin embargo, éste alivio duró poco. La intro normal comenzó a correrse, mostrando el planeta azul y el texto como de costumbre, pero luego los colores se invirtieron y el juego se congeló, me vi obligado a apagarlo una vez más.

Intenté por cuarta vez. La introducción corrió bien ahora, incluyendo el juego de prueba que normalmente sigue al título de inicio. Presioné start para redireccionar a la pantalla principal. Estaba tan emocionado cuando escuché los primeros acordes de la música, pero ésta emoción rápidamente se tornó en confusión, la música parecía apagarse antes de parar, sonaba algo así como una vieja caja de música cuando se cierra.

El resto de la pantalla de título parecía estar bien, excepto el título que decía "X-Men: Apocalypse" en lugar de "X-Men: Mutant Apocalypse" No estaba seguro del por qué éste sería el caso. Me preguntaba si quizás el título siempre había sido diferente en ésta pantalla, o tal vez algunas versiones eran simplemente diferentes, tal como ésta.

Seleccioné "Modo Misión", y parecía que la partida estaba en marcha. El Profesor X dio la introducción a la misión como normalmente y la música parecía estar bien ahora, pero la pantalla de selección de personaje lucía diferente. Los colores parecían un poco apagados en mí opinión. Sin desanimarme, elegí a Gambit, alumnos me gustaba su escenario y quería acabar de una vez. Curiosamente, la pantalla saltó y el sonido se cortó cuando tomé mi decisión. La pantalla se desvaneció, pero no en el escenario de Gambit. En su lugar, estaba buscando en la intro después de la primera serie de niveles: The Brood.

Cuando llegué a la pantalla de selección de personaje, Gambito estaba muerto, lo que estaba indicado de manera normal, el perfil de personaje estaba en color gris y su vida contaba hasta cero. No tenía idea de cómo había sucedido, pero decidí seguir adelante de todas formas. Elegí a Wolverine para éste nivel, y de nuevo la pantalla presentaba una falla al estar parpadeando. Esta vez, clips de sonido al azar sonaban brevemente. Luego vi la intro para el siguiente nivel: Tusk.

Al igual que la última vez, el personaje que yo había seleccionado ya estaba muerto, y mi próxima selección me llevó a la introducción del nivel: Apocalipsis. Estaba rindiéndome de poder jugar algo hasta éste punto, por lo que lleno de frustración, seguí seleccionando personajes hasta que sólo quedó Psylocke. La seleccioné y vi un breve destello en la cara del Profesor X, como si la pantalla estuviera fallando otra vez, solo me percaté de que tenía los ojos rojos y una amplia sonrisa.

Sin más personajes disponibles, llegué a la introducción del penúltimo nivel: Juggernaut. El Profesor X no se encontraba a la vista y no había música. Sólo el texto normal. Entonces  fui a la opción de selección de personajes nuevo, la música estaba de vuelta, aunque ahora a un ritmo más lento y con notas fuera de tono.

Todos los  X-Men estaban muertos, y me sorprendió que no hubiera conseguido un Game Over, estaba libre de mirar todos los perfiles de personajes muertos. La música empezó a desvanecerse y se detuvo al igual que antes, luego la cara del Profesor X apareció en pantalla. La misma que  me pareció ver en el breve destello después de seleccionar al último X -Man, con sus ojos rojos y una sonrisa ampliamente horrida, su rostro no se encontraba de perfil. Él estaba mirando directamente hacia mí.

El texto comenzó a aparecer debajo de él. Que se leía: "Los viste morir. Dejaste que murieran. Pero mira lo lejos que has llegado. ¿Por qué no estás feliz?"

Entonces oí una terrible risa. Vi lo que parecía ser Jean Grey luchando detrás de una puerta de una celda. Estaba paralizado, ya que nunca había oído hablar de algo así en éste juego antes. Ella dejó de luchar y me miró, las lágrimas corrían por su rostro. La pantalla quedó en un profundo color negro, y oí a una mujer sollozar.

Apareció otro texto: "Es una pena lo del fuego y el tormento que están a punto de enfrentar, pero mira lo lejos que has llegado."

Yo no sabía qué hacer ni qué pensar. Seguí mirando, nervioso y con miedo. Una línea más apareció: "Tal vez eres tú quien debe ser sacrificado." Entonces el juego dejó de funcionar.

Nunca hice que ese cartucho trabajara de nuevo, ni siquiera quería hacerlo. Yo no podía dejar de sentirme perturbado por lo que había visto, y el mensaje que se me había dado. Me hizo pensar acerca de los seres queridos y el sacrificio, y que tan cruel y oportunista había sido después de la muerte de mi abuelo y mi compañero de cuarto. Me preguntaba si tal vez mi experiencia traumática se debió a la falta de respeto por los muertos que había mostrado en mi deseo egoísta de jugar un simple videojuego.

O tal vez me había involucrado en algún tipo de maldición que había afectado a uno de ellos o ambos. Nunca conseguí una respuesta, pero ese arruinado juego atormenta mis sueños hasta el día de hoy. Mi falta de consideración, de alguna manera, hizo que el evento sucediera. Ahora siempre me aseguro de visitar las tumbas de mis seres queridos, al menos de vez en cuando, así como de respetar sus pertenencias y su memoria.