FANDOM


¿Sabías que cuando lloras estás alimentando a la criatura más horrorosa que jamás pueda llegar a existir? Esta criatura goza de tu sufrimiento, se vuelve cada vez más y más grande y en la noche… Cuando tú duermes, pasa lo que no debería pasar… Sientes que alguien te observa, sientes una extraña sensación en tu cuello.

Pues no tengas miedo o se volverá peor. No derrames ni una lágrima, no tengas miedo. Él puede olerlo, siempre está contigo aunque tú no lo veas… Desliza sus sucias y putrefactas garras por tu mejilla, sientes cómo se acerca y huele tu miedo, tu temor a ser devorado, pero es tu culpa, ¿no? Lo alimentaste día y noche, y ahora estás pagando las consecuencias… No llores, ya lo estás alimentando nuevamente. 

¿Se te han quitado las ganas de llorar? 

Es muy tarde, no hay vuelta atrás, aquel ser tiene sus horrorosos ojos vistos en ti y cuando menos lo pienses, el dolor que sentirás, el miedo y los escalofríos corromperán tu alma... ¿Nada podrás hacer? Solo hay una opción para salir con vida: mantente ahí, quieto, respira lento, tranquilízate y sonríe. Sé que no lo escuchas, pero él está gritando, gritando de dolor, pero es mejor así; si lo escucharas, tus tímpanos reventarían y no dormirías nunca más. Su escamosa piel está cayendo y un líquido viscoso se está derramando, es mejor que no lo veas…

Uno de sus brazos ha caído, retumbó en el piso, pero es mejor que no lo sientas… Ha tratado de abalanzarse sobre ti, ¡cuidado! ¿Has sentido una brisa pasar cerca de ti? Ha tratado de arañarte, pero la vista le falla y nada puede hacer. ¿Te sientes confundido? No sabes explicarte qué le sucedió. Es muy simple: su peor tortura es verte feliz.

Recuerda… Sonríe.