FANDOM


Su familia era buena, bondadosa y cariñosa... Pero eso cambió cuando nació Melody Hiller, una pequeña niña de ojos cafés y abundante cabellera lacia del mismo color. Pues, resulta que sus padres no la planearon y no tenían el dinero suficiente, ellos comenzaron a pelear constantemente en frente de Melody, haciéndola sentir culpable en cada discusión. Su madre siempre le repetía lo mismo: Nunca quisimos tenerte, has causado muchos problemas etc. Melody no tuvo una infancia feliz, gracias a las peleas en casa, ella se aislaba de los demás niños y no quería platicar, haciéndola una chica callada y misteriosa.

Le gustaba mucho conectarse en internet y escuchar música o jugar videojuegos en su consola, eso la relajaba. En una ocasión Melody conoció por internet a un chico, algo más grande que ella, de nombre Dan. Comenzaron a platicar y se hicieron amigos, la chica se sentía feliz de que alguien pudiera entenderla. Jugaban diariamente a los videojuegos y se hacían video llamadas.

Melody fue creciendo, hasta alcanzar los 13 años de edad, las peleas y los regaños familiares nunca se resolvieron, al contrario, empeoraba la situación; los padres tenían una crisis económica, y todas las discusiones llegaban a la misma conclusión: “Si no hubiéramos tenido a Melody, tendríamos más dinero”. Esa era la frase que más atormentaba a la chica, haciéndola llorar por largas horas debajo de su almohada en las noches. Nunca dejó de conectarse para hablarle a su gran amigo y tener un pequeño rayo de felicidad en su rostro.


Un día Melody llegó de la escuela:

-Ya he vuelto.- dijo.

Sus padres no la escucharon, pero Melody a ellos sí: Estaban discutiendo, como siempre. La chica se asomó por la puerta de su habitación, observó como los gritos se convertían en agresiones físicas. Ella se espantó, sus padres siempre peleaban con gritos pero nunca se habían golpeado. Sé quedó petrificada por lo que estaba viendo, el horror en su rostro era evidente y estaba ahí, como un sello en su cara. Cuando por fin pudo moverse, corrió hacia su habitación llorando, prendió su computador, tenía que decirle algo a Dan.

Tomó una maleta y puso todas sus posesiones en ella y algo de dinero. Se vistió con un vestido verde bosque, que tenía una franja negra en la parte inferior de la falda, no era muy largo, le llegaba a media rodilla, se puso un bolero negro, solo que éste tenía capucha, unos botines marrones con tacón de plataforma baja y una diadema negra.


En cuanto Dan se conectó le mandó un mensaje:

-Hola Dan necesito decirte algo.-

- ¿Qué pasa Melody?-

-Ya no me esperes más conectada para platicar.-

-¡¿Pero, por qué?!-

- Me iré de casa Dan, mis padres han estado peleando cada día y es mi culpa, no sé a dónde me iré pero ya no aguanto más.-

- Melody, eres mi mejor amiga y nunca te dejaría hacer tal cosa. Quédate en mi casa, no hay ningún problema.

-¡¿Lo dices enserio?!-

- Si. Te veo en el parque, estaré en un coche azul marino.- -Muchas gracias Dan.-

Melody se emocionó, tomó rápido sus cosas y bajo por el árbol que está frente a la ventana de su habitación y se dirigió al parque. Una vez ahí buscó el coche, fue fácil distinguirlo y se acercó a él. Golpeó el cristal. Dan bajó del coche y la recibió con un abrazo. Antes de subir al coche le dijo:

-Te vendaré los ojos, voy a llevarte a un lugar sorpresa.- Le vendó los ojos con un trozo de tela gris oscuro y la subió al coche.

Ya no había marcha atrás para Melody…

El joven muy serio se dirigió a una casa abandonada. Estaba oscura la calle y no había alumbrado. Bajó a Melody del coche y la dirigió al interior de la casa.

-¿Puedo ver ahora?- -No, es más, te amarraré las manos para que no hagas trampa.-

Dan sentó a Melody en una silla.


-¿Qué tal si jugamos algo?- preguntó el joven. -¡Sí!- respondió Melody

-Es el juego de verdad o reto, el que solíamos jugar siempre que hacíamos una video llamada, ¿Recuerdas?- -Claro- dijo la chica. -Muy bien ¿Verdad o reto?-

-¡Reto!-

A Melody la gustaban los retos, y aparte sabía que Dan tenía la costumbre de persuadirla a que los eligiera.

Hubo silencio, solo se oía como Dan agarraba algo…

Finalmente dijo: -… te reto a que mueras.- -¿Pero que mier…?- En ese mismo instante Dan explotó un vidrio grueso sobre la cabeza de Melody, haciendo que se desmayara, solo pudo sentir los trocitos de vidrio roto incrustándose en su piel. Cuando despertó, Dan se había ido, sólo había una nota en el suelo que decía:

“¿Verdad o reto pequeña ilusa?”.

Agarró un vidrio cercano y lo usó para cortar la soga. Puso la venda en su frente,la sangre manchaba todo su cuerpo, su gran flequillo cubría todo su ojo izquierdo, como a ella le gustaba. Salió de la casa. Observó una hoja de papel pero esta vez era otra cosa: Era un aviso de la policía cibernética que anunciaba la presencia de acosadores y delincuentes en la red. Melody quedó petrificada al ver entre las imágenes de los delincuentes el rostro de Dan.

Con sed de venganza Melody tomó el vidrio y se fue en su búsqueda…

Y está decidida a acabar con quien se cruce en su camino. Para facilitar su búsqueda, tiene la habilidad de teletransportarse por cualquier computadora.

Así que… que no te sorprenda mirar atrás y ver a una niña con cabello marrón, vestido, bolero, botines, y una venda en la frente, empuñando un enorme pedazo de vidrio y preguntándote con una risita:


…¿Verdad o reto?