FANDOM


Eran cerca de las nueve treinta cuando llegó la llamada, yo seguía trabajando en mi oficina, tenía pensado quedarme hasta tarde para no tener tanto trabajo al día siguiente; al contestar sólo escuché estática, como si la señal llegase con una interferencia extraña una que jamás había escuchado. Siguió así por aproximadamente medio minuto, fue en ese momento, en el preciso momento en el que colgaría en el que escuché aquella voz tan familiar pero a su vez tan fría y lamentable, era la voz de mi hijo mayor la que dijo débilmente entre su llanto:

-Perdón... No fue un accidente... Él me seguía...- Y eso fue todo hasta escuchar el sonido del "bip bip bip" cuando termina una llamada.

Media hora después recibí la noticia de que mi hijo había fallecido en una fiesta en cual al parecer por un incendio del cual se desconoce la causa de su origen. La llamada no podía haberse realizado en el tiempo en el que ocurrieron las cosas; nunca fui muy creyente de lo paranormal pero no encuentro otra forma de explicarlo.

En su funeral, ya en mi auto mientras esperaba a mi esposa y mi segundo hijo, miré el celular chamuscado pensando en lo que pude oír el día en que murió de mi hijo y luego miré al retrovisor y lo vi, vi su mirada, seria como siempre, tenía quemaduras en su rostro, me sobresalté pero en un segundo su silueta se esfumó. Seguí mirando, pude ver a un hombre que no logré reconocer, vestía un traje era muy alto y delgado, con una tez muy pálida.

He estado soñando con aquel hombre alto y con mi hijo quemado.