FANDOM


Hola, si no viste el creepypasta anterior llamado 7 vidas, haz clic aquí.

(En la anterior parte de 7 vidas) Unos chicos en su último día de clases se metieron en un hotel abandonado, encontrando a una "niña" extraña en plena oscuridad y decidieron ayudarla solo para encontrar un cadáver y un ser que los estaba aterrorizando a todos, provocando que corrierran y también uno de sus amigos murió haciendo que a nuestro personaje se le acelere el corazón incluso mientras solo daba pasos.

Volvemos con el protagonista.

No... Voy a seguir corriendo.

Se escucharon gritos y gritos hasta que hubo un chillido y todo paró.

No sé si hice algo malo o bueno, me salvé de que me matasen entonces hice algo bueno, ¿no?; pero esa persona sufrió hasta morir y ni siquiera sé cómo lo mataron... no sé que hacer... estoy paralizado.

Luego encontré una puerta donde había luz.

La Puerta Perdida De La Casa

La puerta misteriosa.

-¿Qué hay ahí...? No quiero abrirla, ya que no sé si hay algo malo o algo bueno y perdí total interés en ella hasta alejarme totalmente de esta. - Dije para mis adentros.

(Vi la salida del hotel y salí corriendo)

Ana, María, David, Adán y hasta Ángel, si sigue vivo, enviaré ayuda para salvarlos a todos y que vea que no soy mala persona como él.

De repente se oyó un grito y se empezó a tambalear el edificio hasta quedar derrumbado, y se cerró la salida con rocas gigantes de cemento atrapándonos a todos.

-¡NO!, ¿Por qué...?- Exclamé con tristeza.

Luego se me escaparon lágrimas de la cara, pero se escuchó una voz diciendo desde algún lado:

-Hey.- Dijo la voz pero no le respondí.

-¡Hey! No me ignores.- Replicó.

-¿Qué?, ¿quién dijo eso?- Expresé con enojo.

-Aquí, en el conducto, mira hacia arriba... - Respondió.

Era un hombre de estatura baja, delgado, con una bata manchada con cosas, creo que el color de la bata era de color blanco.

-¿Hola? - Hablé con cierta incertidumbre.

-Hola, te andaba escuchando todo este tiempo y ahora quiero ayudarte, eso si tú me ayudas a matar a la criatura del laboratorio de el Sr. Kranch. - Dijo el hombre.

-¿Laboratorio?, ¿Sr. Kranch?-

-Luego te lo explico, pero... ¿crees que estás preparado para matar a un mutante cambia-formas?- Preguntó el hombre con una expresión severa.

-¿!Cambia formas¡?-

-Dime... ¿Qué fue lo primero que viste raro en este lugar? - Me interrogó.

-Pues, escuchaba cosas y encontré a una niña tirada en el suelo.-

-Oh... esa fue la segunda criatura, PCFX.V2,mejor conocida como Parásito Cambia-Formas X. Versión 2. - Dijo el señor.

-¿Cómo se llama usted?-

-Mi nombre es Franklin y yo trabajaba con el Sr. Kranch en el laboratorio de abajo. - Dijo Franklin.

-¿Ese es el piso cero?-

-¿Piso cero...? El laboratorio no fue construido con este hotel; uno de los hombres que estaba construyendo el edificio hizo un hueco sin querer, y entonces vio que había unas escaleras, luego no dudo en terminar de hacer el hueco completo y se hizo un pasadizo; caminó, pero después una de las criaturas lo mató y escapó, llevándose a su bebé al hotel el cual murió a los 5 meses y ahora nosotros tenemos que defendernos de ellos. -(dijo Franklin)

-Ya veo. - Dije inquietado.

-Ven, sígueme. - Musitó el hombre.

Caminamos hasta encontrar el cadáver de Ángel.

-Diablos. - Manifesté con temor - Creo que él era el que dio el grito desde el principio.

-¿Era tu amigo?- Dijo Franklin.

-Era, del verbo: Ya no.-

- Entiendo. - Reflexionó el señor.

Después, Franklin puso una cara de impacto y empezó a registrar el cuerpo de Ángel hasta sacar algo del cráneo del sujeto.

-¿Qué es?-

-Un huevo de cambia-formas. - Declaró Franklin mientras lo analizaba.

-Qué asco. -

Franklin tiró el huevo de cambia formas al suelo y pisoteó la cara de Ángel hasta romper todos sus huesos. El cráneo salió disparado de su cuerpo.

05c933 365b78f5552c44e09d17c169813fd59b~mv2-2-

El cráneo de Ángel, pero en dibujo.

Fue tan asqueroso que prefiero no mostrar el cráneo de Ángel en la vida real, y solo realicé una representación gráfica, ya que estaba totalmente lleno de gusanos.

Luego de la asquerosa escena, regurgité todo lo que había en mi estómago.

- Si reaccionas así con eso... no me quiero imaginar tu cara con lo demás. - Dijo el científico con sarcasmo.

-No sé cómo puedes soportar esto...-

-Sígueme, vamos a tratar de encontrar el laboratorio.- Musitó mientras aligeraba el paso.

Retomamos la caminada y luego encontramos a David, pero...

-¡Te encontré!- Dijo David con cara de locura.

-Oye, nos volvemos a ver-...

Pero David me agarró con todas sus fuerzas y Franklin, sospechando de David, me agarró igual.

-¿Qué?- Dije yo asustado.

-No escaparás. - Dijo David con la misma cara.

-¡Suéltalo!- Gritó Franklin.

David golpeó a Franklin dejándolo en el suelo para luego sujetarlo de su bata.

-Tú... Eres el científico del laboratorio, ¿no?- Dijo David.

-¿Qué?- Exclamó extrañado el hombre bajo.

-¡SÍ! Lo sabía, dos pájaros de un tiro.- Expresó con orgullo.

Escuché un grito, creí que era la niña quien lo profirió, pero... se escucharon pasos gigantescos.

...Ahora están acercándose ambas criaturas.

David fue golpeado y resultó ser...

- ¡María!- Expuse con alegría.

-¿Crees que te dejaría solo con estas cosas?- Dijo María.

Luego David se levantó.

-¡No escaparán!- Dijo David enfurecido.

-¡Corran!- Gritó mi compañera.

Corrimos hasta una barricada de metal, madera y cemento y nos metimos ahí.

-Ahora estamos a salvo- Dijo María.

De la oscuridad salieron Ana y Adán.

-Ahora solo somos 4, espera...¿5? ¿Tú quién eres?- Dijo Ana confundida.

-Mi nombre es Franklin y soy uno de los científicos del laboratorio de abajo.-

-...Ya sé que eres Franklin, el científico, y en mi nueva forma disfrutaré arrancarte tu piel y poner huevos dentro de ti. -Dijo David detrás de la barricada.

-Tú calla, David, quiero escucharlo.- Dijo Adán.

-Espera...¿Tú eres del laboratorio de abajo? Es de ahí donde sacamos esta pistola.- Susurró Ana.

Después, Ana nos la mostró.

44 magnum revolver

La pistola.

-Es una revólver.-

-Esta pistola era del Sr. Kranch, ¿encontraron algo más?- Preguntó Franklin.

-No, solamente una navaja que encontramos en el suelo.-

-Ya veo. - Dijo el científico mirando hacia un lado con cara de alivio.

Luego entramos por un pasadizo secreto sin que David se diera cuenta, y fuimos otra vez hacia la puerta secreta que encontramos al principio, que resultó ser la del laboratorio.

-Ya estamos aquí, ¿qué quería hacer, Señor Franklin?- Interrogó Ana.

-Abrir la salida secreta del Sr. Kranch.-

-¿Ya podremos salir...?-

-Sí, dentro de poco; solo sé paciente.- Exclamó el señor.

Mientras tanto...

Aparece David arrodillado a una criatura rara de grandes proporciones.

-Oh, por favor PCFX, deme mi nueva forma de una vez para acabar con todos ellos.- Se dirigió David a la criatura.

Posteriormente apareció una mano gigante de la cual salió un tentáculo y le mete este en la boca a David hasta que el hombre "muere".

En el laboratorio...

Franklin aprieta una combinación de botones y el cuarto del laboratorio se mueve hacia arriba logrando que el suelo se rompa junto con los pisos de arriba; el laboratorio sube hasta encontrarse en las nubes.

-Este es un pasadizo secreto, el piso es de tecnología invisible y como lleva muchos años, varios trozos del suelo cayeron; tengan cuidado con dar un paso en falso o caerán. - Advirtió el hombre mayor.

(Todos pasamos pero había llegado el momento de Adán)

-Vamos, tú puedes hacerlo, confío en ti. - Lo animó María.

Adán se alegró de haber surcado todos los agujeros, pero en el último paso, hubo un temblor pequeño que provocó la caída de Adán.

Two hands-1-

La mano de Adán y la mía.

Adán ha muerto... mi sonrisa se nubló mientras mi alma lloraba ¿Acaso estarías alegre si uno de tus amigos de la infancia muere a unos pocos metros de ti?

-Ya no puedo más... ya no. - Expresé con tono lastimero.

Los demás me acompañaron con su llanto.

-Lo siento por su pérdida.- Dijo Franklin.

-Solo quedamos 4... - Dijimos al unísono.

Bajamos del lugar invisible hasta llegar al bosque para luego caminar hacia la carretera.

-Pediré ayuda a la policía; no se preocupen, ellos los llevarán con sus familias.- Musitó Franklin para después hacer una llamada telefónica.

-Gracias. - Agradecimos todos.

Transcurrieron los minutos hasta que llegó la policía y nos llevaron para indagar el porqué teníamos tantas heridas, hasta que nos dijeron esto...

-Espera... ¿Franklin Cornstor?- Repitió el oficial.

-Sí. - Afirmé con confusión.

Sirenas de policia

La policía.

-No... El señor Franklin Cornstor murió de cáncer mientras hacia un experimento con el Sr. Kranch. - Respondió con firmeza.

-¿Qué?- Dijimos nosotros.

-Entonces... Demonios, creo que fue el Sr. Kranch el que andaba con ustedes, porque ese es el único sobreviviente sin capturar y nosotros pensamos que había muerto en el experimento de igual manera. - Contó el policía.

Luego nos fuimos a nuestras casas, y la policía le informó que sus hijos habían muerto, pero más de eso no sé.

-¡Papá!, ¡mamá!- Los saludé con emoción para luego abrazarlos.

Mi papá miró al oficial en su carro con la ventana abierta, estaba gesticulando palabras pero no le comprendí.

Mientras tanto, en el bosque...

-Madre... le doy mi cuerpo para tener usted más fuerza y tener más descendencia. - Dijo la criatura más pequeña.

-Me alegro de oír eso, hija mía...- Dijo la madre.

La criatura grande absorbió a la niña, y el cuerpo de David se movió.

-Sí... ya está despertando tu evolución, hijo mío. - Musitó la criatura de mayor tamaño.

El cuerpo de David se abre a la mitad y de este sale una criatura.

-Felipe...- Dijo David como criatura.

FIN.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.