FANDOM


Esto... esto es difícil de contar, nunca se lo había dicho a nadie, y nunca había pensado en hacerlo, pero... hay que abrir el baúl y deshacerme de esto de una vez por todas

Mi madre y yo somos potterheads, es decir, fanáticas de Harry Potter, cierto día, viendo la tercera película, ella me hizo una pregunta que literalmente me cuestionaría en demasía "Si tú vieras un boggart ¿en qué se convertiría?" a lo que por bastantes años no pude responder, no tenía miedos como a la obscuridad o algo así, nada de lo común, pero el miedo es algo humano, así que debía haber algo a lo que le temiera.

Tras años de investigarme seguí sin tener esa respuesta, el no tenerla me mataba internamente, ¿cómo no sabía a que le temía yo misma? era estúpido, estúpido en verdad no saberlo.

Pasaron más años, y la pregunta ya se me había olvidado. Ya no importaba saberlo. Pero, durante mucho, me lleno una crisis de identidad, me desconocía, no sabía a qué pertenecía yo, era extraño, no me conocía, pero ahí debí verlo, ahí estaba la respuesta.

Existe una sabia frase que dice: "El miedo es la sensación de desconocer un objeto." Y así era, yo me desconocía, no sabía quién era, ni cómo lo era, y por más estúpido que llegara a sonar, era porque en el fondo no quería saberlo. No quería saber quien era yo.

Tal vez pueda, y repito, sonar estúpido, pero así es, me tengo miedo a mí misma. No, no le temo a mi reflejo, a mi sombra, no me considero fea, es más, suelo considerar a lo terrorífico bello, muy bello. Pero mi caso, no viene de mi aspecto, no viene de mi voz, no viene de mi figura, viene de mi interior.

Le temo a saber quien soy, temo conocerme, temo de saber de lo que soy capaz. No me considero peligrosa, pero hablo sólo de la parte superficial de mí, la que conozco, jamas hablaría de mí, la que esta bajo llave, de esta forma.

No, no me considero doble persona o de doble personalidad, simplemente prefiero hablar así de mí si trato de explicar esto. Es algo... complicado.

Cada noche, cuando voy a dormirme, siempre trato de despejar mi mente, olvidar por la noche todo lo que hice ese día, porque nada me atormenta más que yo misma, soñar conmigo me asusta, pienso que en cualquier momento me mostrará algo de mí que no deseo conocer...

¿Estúpido, no? bueno, tampoco me vengas a decir que tú no te escondes secretos solo, porque, yo sé que todos nos escondemos cosas, todos...

Por: Renata de Luque