FANDOM


El ajedrez es un juego de destreza mundialmente conocido, pero el que te mostraré es uno que solo los más osados jugarán.

Jugar ajedrez con un demonio no es algo fácil, te lo advierto; pero, si, aun así, quieres jugar, sigue leyendo.

Necesitas estar en un lugar oscuro. Puedes hacerlo de día, si así lo deseas; pero tienes que hacerlo en un lugar al que la luz no llegue. Para no estar completamente a oscuras, pon algunas velas.

Necesitas un tablero de ajedrez de madera, forzosamente tiene que ser de madera.

Siéntate en el suelo y pon el tablero enfrente de ti. Te recomiendo no elegir las piezas negras para jugar. Mejor escoge las blancas; porque, de otra forma, el juego será más agresivo.

Córtate la palma de la mano en profundidad y ponla en medio del tablero para que tu sangre lo manche.

Cuando lo hubiere manchado lo suficiente, la temperatura subirá. El demonio habrá aceptado el juego. Así que ya podrás quitar la mano del tablero.

Si eliges las blancas, tendrás que mover la primera pieza; pero, cuando la tocares, sentirás una pequeña punzada en los dedos. Al principio, solo dolerá un poco; pero, conforme avanzare el juego, dolerá tanto que será difícil seguir jugando. Sigue jugando a pesar del dolor; porque, de otra forma, el demonio te matará.

Las piezas opuestas se moverán solas. Será el demonio jugando.

Durante el juego, oirás ruidos tras de ti. No obstante, pese a la tentación, no voltees; porque el demonio con el que jugarás será un tramposo e intentará distraerte a toda costa.

Si ganas, el demonio se irá y la temperatura bajará. Sin embargo, este demonio, además de tramposo, es orgulloso; por lo que te pedirá la revancha durante los siguientes días. Moverá el tablero en el que hubieren jugado y lo dejará a plena vista. Si decides darle la revancha, deberás repetir el ritual; pero, de otra forma, solo ignóralo. Él dejará de molestarte después de una semana.

Si pierdes, el demonio te molestará el resto de tu vida. Te seguirá a todas partes y no te dejará en paz hasta que eventualmente te mate. Esa será su forma de decirte "Ja, ja, te he ganado".

¿Quieres jugar?

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.