FANDOM


Mientras escribo no puedo evitar mirar hacia la ventana que da a la calle, escucho ruidos extraños provenientes del exterior, no me considero valiente ni nada parecido pero decido asomarme a la ventana para ver qué sucede...

No veo nada fuera de lo normal, así que me vuelvo a sentar para seguirle con la tarea, en cuanto me siento empiezan otra vez los ruidos, ya me da risa, los nervios me están ganando...

Es fin de semana y mis padres están de vacaciones, por lo tanto estoy sólo en la casa con la compañía de mi hermano. Decido salir de mi habitación, y me dirijo hacia las escaleras, las voy bajando con paso lento, al llegar al final de ellas miro que la puerta que da al exterior se encuentra cerrada, no la pierdo de vista para nada, de pronto a mis espaldas brota una voz diciendo...

-¡¡¡Buuuuuuuh!!!

Casi me muero del susto, creo que la sangre ha abandonado mi cuerpo ya que se encuentra completamente frío, en unos instantes empiezo a escuchar las carcajadas de mi hermano mayor. Eso me da tanto coraje que le caigo a golpes...

-eres un tonto- le digo mientras trato de darle su merecido.

-cálmate enano, sólo fue una pequeña broma...-me dice mientras que repele todos mis ataques.

Dejó de darle golpes que nunca llegaron a su cometido... Me siento jadeante en el suelo casi llorando del coraje.

-ya enano tranquilo, lo siento, no sabía que te ibas a poner así...

Mientras que él se disculpa, escuchamos el timbre de la puerta, mi hermano va a abrir, y yo me incorporo del suelo tranquilizándome, en la entrada puedo ver la figura de mi amiga Alexa, es una niña encantadora que conocí en una noche, andando por las calles de mi ciudad, veo como la mirada de Alexa recorre el cuerpo de mi hermano como buscándole defectos, pero no los hay, (detesto admitirlo pero él es uno de esos seres humanos perfectos, simpático, encantador, bromista, buen mozo, etc... Bueno tiene ese no sé qué le encanta a las chavas), esa mirada que le dirige a él ¡me pone celoso!, de pronto como si hubiera leído mis pensamientos voltea hacia mí y me sonríe delicadamente...

Es tan dulce su mirada, tan frágil su sonrisa, tan negro su cabello...que resulta difícil no ponerse celoso.

-mmmm...y tu niña ¿quién eres?-le pregunta mi hermano a ella.

-oh bueno yo soy Alexa...-responde ella con un raro rubor en sus mejillas pálidas.

-...y vengo a ver una película con Luís-esto lo dice volteándome a ver mientras agita en su delicada mano la peli.

-ah entonces pasa pequeña Alexa-responde mi hermano con una sonrisa encantadora.

Alexa entra a la casa y se me queda viendo mientras mi hermano se dirige a la sala diciendo...

-espero que se diviertan viendo esa película niños-termina la frase con una pequeña risa burlona.

-nunca me dijiste que tenías un hermano mayor Luís-me dice ella mientras pone una mirada interrogadora.

-discúlpame, lo que sucede es que casi nunca hablo de él...

-mmmm...entiendo, ¿vamos a ver la peli o nos quedamos aquí parados?-me dice con una frágil sonrisa entre sus labios.

-claro vamos allá arriba tengo una tele...

-¿por qué no la vemos en la sala?

-porque mi hermano está viendo su canal de deportes.

-bueno, siendo así...

Nos dirigimos a mi habitación, ya en ella le digo a mi amiga que ponga la película mientras yo voy por las palomitas...

Al regresar ya estaba todo listo para ver la película, era una de esas de terror que puede ponerte los pelos de punta, en los episodios en que yo pensaba que me iba a desmayar del miedo escuchaba la melodiosa risa de Alexa, con ella parecía alejarse todo el miedo que yo pudiera sentir.

Pasaron los minutos y llego el final de la película...yo no quería que acabara pero ni modo, ¿qué hacer?, voltee a ver a Alexa mientras ella se ponía de pie, por más que le insistí ella nunca quiso sentarse en la cama y prefirió ver la película en el suelo, me preguntaba si no se había entumido, en esos momentos ella voltea y me dirige una tenue sonrisa, como riéndose de mis pensamientos.

-bueno...creo que ya es hora de irme.

-mmm...estas segura que no quieres algo de comer, mira que ni siquiera probaste las palomitas eeeeh.

-ya te dije que había cenado antes de venir...

-está bien como tú digas, ¡pero si te da hambre en el camino no va a ser mi culpa!

-jajaja...aah claro que sí y te acusaré con la policía por no alimentarme- dice mientras que ríe, me encanta su risa es tan suave...como ella, creo.

Cuando bajábamos las escaleras nos encontramos con mi hermano, yo volteo a verla y veo en su rostro más rubor que la primera vez que ella lo miró. Mis celos se incrementan...

Él la mira con sus ojos color cafés, ella le devuelve la mirada, de sus ojos negros sale un brillo que nunca he visto cuando me mira a mí. Creo que la batalla está perdida antes de empezarla... puedo ver en los ojos de mi ella el interés que acaba de nacer hacia mi hermano. Ella se va no sin antes despedirse dándonos un beso en la mejilla. Oigo el suspiro que da mi hermano al verla cruzar la puerta.

-Muy bien enano dime como conociste a ese pequeño ángel- me dice con una sonrisa irónica en su boca.

-ella no es de tu tipo- le digo un poco molesto.

-¿de mi tipo?, ¡por supuesto que lo es!, pero yo amo a Nadia, solamente si ella no existiera sería capaz de fijarme en tu amiga...ese comentario me dejó helado nunca pensé que él me pudiera decir eso.

-creo que es una chavita muy bonita...

Eso fue lo último que le escuche decir antes que subiera corriendo las escaleras hasta mi habitación.

Pasaron unos días sin noticias de Alexa, en los cuales me di cuenta que realmente estaba interesado en ella, me gustaba mucho... Bueno así pasaron las semanas y siempre que ella venía a visitarme allí estaba mi hermano esperando su llegada en la puerta para recibirla, eso no me agradaba ya que sólo lo hacía para ponerme celoso...

Al fin Alexa me dijo que a ella le gustaba mi hermano, esa noticia no me tomo tan de sorpresa, pero no fue de todo mi agrado, tenía la esperanza de que... bueno de que ella...se fijara en mí. Que tonto fui al pensar eso alguien como ella merece a alguien mejor que yo...

-No pienses eso Luís, eres un gran chico, y algún día encontrarás a alguien que te quiera de igual manera.

Me sorprende su comentario, se me había olvidado que los vampiros pueden escuchar nuestros pensamientos.

-Tal vez tengas razón...pero él tiene novia, y realmente la quiere han estado juntos por más de 7 años...

-¿él tiene novia?

-sí...

-mmm...bueno eso se puede arreglar

Sus palabras me dejan asombrado, lo dice con tal seriedad que me asusta.

-¿a qué te refieres Alexa?

-A que nunca antes me había gustado un hombre como me gusta tu hermano...y me encantaría que él pasara la eternidad al lado mío, además yo no le soy indiferente.

-mmm… sabes yo estaría dispuesto a ese sacrificio con tal de estar a tu lado por siempre... ¿después de todo a quien no lo cae bien vivir eternamente?

Ella me mira y sonríe con tristeza.

-Si Luís... pero yo estoy enamorada de Miguel y a ti te veo como lo que eres un amigo, mi mejor amigo... y nada más.

-está bien...pero realmente él está enamorado de ella...tu puedes leer la mente lo tienes que saber.

-realmente no...La de él la he respetado...no quiero saber qué piensa de mí, pero tendría que haberme dado cuenta que un hombre como él no podría estar soltero...pero como te dije no es nada que no se pueda arreglar...

Su comentario me preocupa.

- Alexa...mi hermano no es santo de mi devoción, pero no me gustaría que le pase nada malo y tampoco que lo hicieras sufrir<

-jamás lo haría sufrir por eso no te preocupes...pero ya me tengo que ir es hora de cenar...-lo dice mostrándome sus colmillos, para mostrarme que realmente tiene hambre, ya que no los puede ocultar...

-está bien te cuidas...

-¿yo? Siempre.

Al día siguiente despierto escuchando el llanto de mi hermano...me levanto corriendo de la cama y voy hasta donde él se encuentra.

-Miguel... ¿qué te pasa?-le pregunto

Él voltea a verme con sus ojos llenos de lágrimas

-es Nadia-logra decirme entre sollozos

-¿qué le sucede a Nadia?

-¡ha muerto!

-¿que?

-¡¡nadie sabe que es lo que sucedió amaneció muerta!!

-tranquilízate...-le digo acercándome a él y pasando mi brazo sobre su espalda tratando de consolarlo, responde abrazándome, sigue llorando desconsoladamente...mi mente es un barullo, mil pensamientos pasan por ella...

Una semana después de la repentina muerte de Nadia me encuentro con Alexa:

-dime por qué lo hiciste...

-¿hice qué?

-sabes a que me refiero, fuiste tú... tu mataste a Nadia, ¿cómo fuiste capaz de hacer eso?, mi hermano la amaba

-no te quería causar ningún daño Luís...

-no entiendes a mí no me lo has causado, ¡se lo causaste a él!...dijiste que no serías capaz de hacerlo sufrir, ¡pero lo has hecho!, y él se está muriendo de la tristeza.

Ella me mira... y en sus ojos puedo ver un sufrimiento que viene más allá del tiempo actual.

-he estado sola por más de mil doscientos años, he viajado por la mayoría de los continentes en la compañía de mi familia que es el clan de los vampiros conformado por mis padres y mis dos hermanos y otros vampiros que se han unido a nosotros con el paso de los siglos, pero aun así he estado sola y es la primera vez que me enamoro, lamento haber hecho eso, pero realmente amo a tu hermano y no estoy dispuesta a compartirlo con nadie ,¿entiendes?, ¡con nadie¡

-está bien, si entiendo, entiendo claramente que jamás me vas a amar como lo amas a él, pero también entiendo que él tampoco te puede amar por que se encuentra con el corazón destrozado-le contesto molesto

-el tiempo lo cura todo y tiempo es lo que a mí me sobra...-me dice con un tono de burla.

-eres mala, pero aun así te quiero-le digo mirándola a los ojos.

Ella sonríe delicadamente, y me quedo con el recuerdo de su sonrisa por varios meses, en los cuales ella nada más se presenta en la casa para visitar a Miguel.

Él sigue vistiendo el color negro del luto que lleva por Nadia, ella trata de hacerlo reír diciéndole que le queda muy bien mientras yo me muero por dentro... parece una historia muy difícil de acabar, un triángulo amoroso en el que no hay un final... al menos eso creía yo...

Un día que me dirigía hacia la cocina me quede perplejo ante la escena que se desarrollaba ante mis ojos... Estaba viendo como Alexa besaba a Miguel y este le correspondía.

Me negaba a creer la que veía, después de todo eran 7 años de noviazgo los que lo ligaban con Nadia y apenas unos meses de su muerte los que lo separaban y él estaba besando a Alexa.

-“maldición”-dije hacia mis adentros y me retire de allí sin hacer ruido alguno.

Me quede meditando en mi habitación, creo que Alexa tenía razón él sentía un interés por ella, y ya lo estaba manifestando.

Al día siguiente Alexa hablo conmigo:

-hola Luís...

-hola-le respondo en un tono cortante

-¿cómo estás?

-mejor que ayer... -y... ¿qué te paso ayer?-logra decirme entre risas, como si yo estuviera bromeando.

-nada que valga la pena mencionar-le contesto.

-aaaah, yo quería hablar contigo sobre Miguel-me dice dándole un giro a la conversación.

-ah, ¿sí?, y que me quieres decir de él.

-que él me ha dicho que me quiere...

La noticia me cayó como un balde de agua fría, pero trato de disimularlo lo mejor posible.

-qué bueno por ti...pero él a un no sabe que tu...bueno que tú eres un...un vampiro.

Veo que ella sonríe, se ve tan linda como siempre.

-él ya lo sabe Luís...

Mi cara de sorpresa no puede ser más grande que la que acabo de poner. <

-...se lo dije hace unos días.

-y bien, ¿qué te dijo?

-que no le importaba, que está dispuesto a unirse a mí en la inmortalidad.

-ooh bueno si es así, mmm, sabes yo también estaría dispuesto a estar toda una eternidad al lado tuyo...ya te lo he dicho.

-sí y yo también te he dicho que te veo como lo que eres mi mejor amigo...

-está bien me duele admitirlo, pero... bueno al menos sé que él te hará feliz...más de lo que yo podría hacerte...

-no quería causarte ningún daño con esta noticia Luís...

La interrumpo diciéndole:

-no me has causado ninguno, no te preocupes fui yo mismo, me hice falsas ilusiones sabiendo realmente que tú no me querías.

Así fue como terminó esa plática.

Unos días después se celebró la noche de la "transformación" a la cual no quise asistir, después de todo, ¿a quién le gustaría ver como muere su hermano? o algo peor a un ¡cómo se casa la mujer de tu vida con tu hermano!, bueno yo no quise ver ninguna de las dos cosas por eso me negué rotundamente a asistir.

Se suponía que ella tenía que beber la mayor parte de la sangre de mi hermano y posteriormente le iba a dar de beber de la suya, después de unos instantes de dolor y sufrimiento, lo cual se los merecía por haberme robado el amor de ella, él sería su marido eterno...

Mis padres llevaron el luto por un buen tiempo, ya que ellos no saben lo que yo si se.

Ya hace algunos años de los que les acabo de contar, pero aun lo sigo recordando, como si hubiera sido ayer, en mi se nota el paso del tiempo ya no soy aquel muchachito asustadizo de 17 años ahora lo soy de 22 jeje, bueno en cambio cada vez que veo a mi hermano lo veo igual de joven y Alexa sigue igual de bella, como siempre...

Bueno creo que aún sigo queriendo a Alexa, mi amada y perversa Alexa...