FANDOM


Confesión de la señorita Alyss Bly:

En el centro de retención y psiquiátrico de Western Virginia.

—Alyss… Alyss… Habla maldita sea ¿No quieres que te ayude? No puedo seguir así, con tu comportamiento no puedo seguir ayudándote- Le decía un medico.

—¿Para qué quiere que hable doctor? Lo único que ha entendido de mí, es que mi verdadero nombre no era Estefanía, si no que es Alyss, al finalizar la charla, estaré fuera de aquí, y usted… usted estará besando mis pies rogando que lo deje vivir… pero de nada le servirá. Mi pequeña guadaña con la que he matado a toda esa gente será la misma con la que desgarrare su frágil cuello, doctor- Respondió Alyss.

Esas palabras intimidaron al doctor, haciendo que empiece a sudar un poco. En un intento para saber a que se refería preguntó:

—¿A que te refieres con eso? Aquí estás atrapada ¿A qué quieres jugar? ¿Por qué hacer lo que haces? Cuéntame para poder ayudarte, yo podría hacer que te dejaran aquí y no te mandaran a una cárcel de máxima seguridad para psicópatas- Dijo mientras sudaba cada vez más rápido.

—Yo no sigo ningún juego… Jajaja… No soy como sus pacientes que tienen falta de racionalización en sus acciones y en sus pensares, yo… yo solo haré que el mundo entero pague por mi dolor, y que mejor manera que comenzando así… así se más de la vida y la aprecio más que usted mismo con su traje de hipócrita, quitándoles la vida, a unos más rápidos que a otros, yo solo busco y encuentro diversión en eso que ustedes llaman "locura"

La tensión aumentaba, el doctor estaba pálido, no sabía si llorar o correr.

—A que te refieres con...

Pero enseguida fue interrumpido por su paciente.

—Me refiero a que, cree que no me he dado cuenta de que sus ganas de ayudarme son solo físicas, solo por atracción, se que mira mi cuerpo con deseo con esta ropa que odio, que pronto me desharé de ella, se que mira mis senos y fantasea poder jugar con ellos, sin importarle que en su casa lo espera su esposa y sus dos hijos…

—Pero qué ca…

—Sí doctor, se de su familia, se donde vive… y será un placer hacerles ver el mundo de una mejor manera, una manera más real, una realidad manchada de sangre, la sangre que usted mismo ha derramado a través de sus años de carrera, solo por su satisfacción enfermiza.

El doctor fue dominado por el miedo y la ira. En un intento desesperado gritó tratando de tomar el control de la situación:

—¡¡¡Ya basta Alyss!!! ¡¡¡Lo que dices está siendo grabado ahora mismo!!!... Ya no te ayudare, no tienes base para demostrar lo que dices, solo hablas y hablas y evitas que yo mismo pueda ayudarte, te vas a pudrir en aquella cárcel que te hablé, nadie podrá sacarte.

La cara de se tornó enojada por unos segundos, sin embargo, luego sonrió y rió mientras decía:

—Un gran doctor con años de experiencia, alterado por una mente supuestamente “demente” que mas prueba puedo tener que esto, lo que dije lo alteró, mientras yo… Yo sigo tranquila, usted ya no es un doctor para mí, usted solo es... Un niño al que se le quitó un dulce y busca recuperarlo a cualquier precio… No puedo evitar reír, disculpe. Ah, ya que dijo que esto está siendo grabado, y quiere que le cuente tanto mi historia, se la contaré ¿Está preparado?

El corazón del doctor latía a mil por hora, respiró profundo, se tranquilizó un poco y le contestó:

—Tsk… no puedo creer que pretendas jugar con mi mente en este punto, no eres nadie, y yo que creí que serías diferente, estás totalmente loca.

—¿Le cuento o no le cuento mi historia Dr? Así alcanzará el tiempo.

—¿Alcanzar el tiempo para qué? Yo saldré, dejaré la grabadora, puedes dejarla ahí grabada, no seguiré tu desquiciado juego- contestó el doctor ofendido.

—Ya tendrá la respuesta doctor… Y no se valla tan lejos, recuerde lo que le dije... ¿Preparado? Ahí va...


"Crecí en un pueblo lejano de aquí, no mencionaré el nombre, pues no es necesario, mi madre nunca quiso tenerme, intentó practicarse abortos, pero falló en aquellos intentos. A mi padre no le importé, ambos me abandonaron de bebe, un primo, quizá sintió lastima de mí y quiso ayudarme, pero… No fue de una manera que todos considerarían normal, pues él me entregó a una secta"

"Mis primeros años, fueron para mi, “normales”, pues era lo único que conocía. No sabía que tenía padres, nunca se me habló de ellos, ni de algún tema relacionado, se me educó bien, se me entregó todo, todo lo que necesitaba me lo daban, o me lo entregaba el líder de aquella secta, pero mi transformación comienza a partir de mis 15 años, cuando todo cambió..."

"Se me mantenía aislada… Mi único entretenimiento eran algunas muñecas que me habían entregado, tenía varios amigos pero ninguno de mi edad, mi mejor amigo era seis años mayor que yo, él me dio las muñecas, y algunas otras las había hecho yo misma, había aprendido muy bien, con solo ver las que me habían regalado, algunas sin ojos. Me gustaba esa parte siniestra de las cosas, pensaba que era por el entorno, esas mismas que me habían dado, me las había entregado mi amigo"

"Ese día, en aquella habitación escuché como caminaban hacia mí, sabía que algo andaba mal, se escuchaban muchos pasos, solo se me dejaba salir en esa fecha, pero nunca venían tantas personas. Por el tiempo ahí tenía un oído muy agudo, y podía escuchar conversaciones de afuera, al abrir la puerta era Mike, mi amigo, me emocioné al verlo, pero en su cara estaba plasmada una mirada distinta, parecía triste. Fue entonces cuando dejó que unos hombres que estaban detrás de él, pasaran y me tomaran por los brazos, estaban alegres, se notaba en sus miradas, nunca los había visto, era el primer contacto que había tenido en ese momento con otras personas"

"Me llevaron por un pasillo largo y oscuro. Había algo que manchaba las paredes, era de color rojo, todo le daba un tono aterrador a las cosas, el olor ahí era distinto, pero era un olor que nunca había percibido. Al llegar al final, vi una luz muy intensa, debido a que no tenia percepción del tiempo, no había visto nunca la luz del sol, mis ojos no estaban acostumbrados, así que se me dificulto ver en ese instante, solo veía unas siluetas a mi alrededor, todas altas vestidas de rojo, estaba un poco aturdida, no sabía por qué, ya no veía a Mike por ningún otro lado. El único nombre que me sabia era el suyo, ni siquiera el del líder que me había dado todo. De repente todas esas siluetas comenzaron a rodearme, y sentí un fuerte golpe en la cabeza lo que me hizo perder el conocimiento, no sé cuánto tiempo pasé dormida. Pero al despertarme estaba de nuevo en un lugar oscuro, ya no había tanta gente, solo unas cuatro o cinco personas, todos vestidos de igual color que antes con unos trajes como batas largas, no sabía lo que eran, y todos poseían una máscara, que parecía de un animal, algo como una cabra, o un animal parecido. Tenía cuernos, uno de ellos sostenía una clase de daga en sus manos, y otro una guadaña pequeña, lo sabía porque usaba una similar para sacarle los ojos a mis muñecas y cortarles los pedazos sobrantes, ahí estuvieron hablando en una extraña lengua, no les entendía nada, pero yo estaba en medio de ellas y pronto me dí cuenta de que estaba desnuda, traté de soltarme, estaba muy desesperada en realidad, ya que no entendía que harían, ni por qué hacían las cosas que hacían"

"Después de unos minutos de intentos de zafarme fallidos, se acercó uno de ellos y derramó un liquido sobre mi cabeza, era algo espeso, no sabía de que se trataba, estaba muy confundida. Entonces el que tenía la daga se acercó a mí, diciendo "tomad esta sangre, virgen, de pensamientos puros, de imaginación noble" Y todo se quedó en un silencio perturbador, sentí como ese metal cortaba ligeramente desde mi vientre, hasta el centro de mis senos"

"Era la primera vez que sentía como algo cortaba mi piel, el dolor era indescriptible, ya no quería mas, solo quería irme, gritaba cada vez más fuerte, pero a nadie parecía importarles mis desgarradores gritos, sentía que iba a morir en ese momento, pero repentinamente pasó alguien, no tenía un traje, pero si una máscara igual a la de ellos. Al percatarse los demás de esto, se abalanzaron sobre él. Pero con una daga que esa persona poseía, cortó la garganta de aquel que me estaba haciendo daño, los otros iban sobre él, por lo que le dio chance fue de cortar las cuerdas que me mantenía atada a esa especia de mesa, y me decía "Corre" El otro tipo, lanzó la guadaña que tenía entre sus manos, yo no pude esquivarla, y dio en mi rostro, haciendo una profunda cicatriz, desde mi mejilla hasta mi ojo izquierdo, me estaba desangrando, pero lo único que pude hacer fue correr. Llegué a un lugar abierto, una especie de terreno, ahí me tropecé y caí al suelo. No podía moverme, lentamente fui perdiendo el conocimiento, hasta que ya no sabía dónde estaba"

"Al despertar estaba en una cama, una mujer me había cuidado, dijo que tenía tres días durmiendo, había tratado mi herida por lo que no se infectaría, tenía la cara vendada, y la cortada de mi vientre hasta el pecho estaba cocida, ya no votaba sangre, pero no podía evitar que me doliera en cada movimiento. Pasó otro día el cual no pude moverme, la señora hablaba conmigo, enseñándome cosas del lugar donde estaba, me explicó que me tenían confinada, porque iba a ser parte de un ritual para una supuesta purificación, que se hace cada 20 años, y mis 15 años caían justo en esa fecha y yo era lo que necesitaban, me habló de mis padres, hasta sabía donde vivían, el nombre de la mujer era Elisabeth. También me explicó que había una forma de como yo podía escapar de todo eso, ya no se podía hacer el ritual, pero yo podía ser castigada por interponerme, ahí habían reglas y el mantenerme cautiva las violaba, hacía que podría haber una condición para poder salir de ahí, cuando de repente la puerta de la habitación donde estaba se abrió lentamente, y una voz que reconocía muy bien preguntó cómo seguía"

"Era Mike, al parecer aquella mujer era su madre, me explicó que él fue el que me había ayudado, la madre nos dejó solos, y estuvimos hablando por horas, el tiempo pasaba muy rápido, ya el sol se había metido, me explicó todo y que él me llevaría a donde se encontraban mis padres. Al terminar la conversación surgió otra, pues pregunte por qué hacia todo eso por mí, y dijo que me amaba, dijo que las visitas a mi antigua habitación, él las hacía desde que yo había ingresado a aquella secta, me había visto crecer, él quería solo lo mejor para mí y sabía que quedarme ahí no seria precisamente lo que yo necesitaba, pero que de momento me tenían ahí escondida porque me estaban buscando, al parecer eso era un pueblo, que ellos habían formado por lo que no era tan fácil buscarme, yo estaba en un sótano que él había comenzado hacer desde hace mucho tiempo, justamente para ese momento, para mantenerme segura. Como pudimos tres días más, salí de ahí y nos dirigimos a hablar con el líder de aquella secta, estaba muy nerviosa, el solo me tomo de la mano, y eso me dió valor"

"Al llegar una personas querían sujetarme pero como él había dicho, no dejaría que me pasara nada, consiguió que me dejaran ver al líder, hablamos por horas como sería mi liberación, se llego a un acuerdo que como yo no había ingresado a aquella secta por voluntad propia, si no que mi primo me había llevado, debía cometer, un asesinato, ellos lo llamaron un sacrificio, que sería un bebe que había nacido de una manera impura y su madre por violar las reglas de aquel lugar, pero yo solo lo veía como un asesinato cualquiera"

"Ahí estaba al día siguiente, tenía mi guadaña, y ahí estaban aquella criatura y su madre, debía asesinarlas y tomarme su sangre, la verdad me costó más de lo que yo pensaba, no fue tan sencillo, quitar dos vidas, quise hacerlo rápido, solo corté sus gargantas y bebí la sangre que salía de ellas, eso era todo, la verdad me sentí asqueada, me sentía mala persona, no soportaba haber asesinado"

"Después de ese día procedí a quitarme la venda de mi rostro, ya se había curado por completo la herida. La madre de Mike, había dicho que el daño había sido muy profundo y que salvar mi ojo fue imposible, y en lugar de un ojo real, poseía un ojo de vidrio, el único que poseían a la mano en ese momento era uno con el iris rojo, así que ya estaba familiarizada con aquel color, y la verdad ya me gustaba"

"Así al día siguiente, ya tenía mis maletas listas y Mike me dio la dirección de donde encontrar a mis padres, él no podía salir de aquel lugar, así que salí, mirando atrás, con un dolor en el pecho por dejar a Mike, y un vacío en mí, por hacer lo que había hecho, solo por salir de aquel lugar, pero al alejarme mas no pude evitar sonreír, en ese momento no supe el motivo de por qué"

"Pude llegar fácilmente a casa, al parecer Mike ya había mandado una carta a mis padres así que me estaban esperando, no parecían muy contentos de verme, pero por lo menos hicieron el intento, y lograron recibirme. Hablamos pero nunca les conté lo que había hecho, ni lo que había pasado, solo dije que se debía a un gran accidente lo de haber perdido el ojo, puesto que eso no podía ocultarlo y debía tener alguna explicación, en si mi vida fue inventada para que ellos estuvieran tranquilos conmigo ahí, pero eso no duró"

"La tranquilidad en mi no duró mucho, tenía pesadillas de aquello que había hecho, y las imágenes de aquel lugar, las voces de aquella mujer y su pequeña criatura, la voces de aquellos hombres que tenían pensado matarme, revivía esos momentos en cada sueño, escuchaba voces en mi cabeza, no podía estar tranquila. Hasta pensé en quitarme la vida y acabar con todo, dejar todo, no podía soportarlo, imaginar la muerte de mis padres que nunca lograron entenderme, ya era algo rutinario, no sabía que pasaba conmigo, perdía el control rápidamente, incluso pensaba en lo mucho que odiaba a mi primo por haberme llevado a aquel lugar, cuyo primo nunca conocí, y quería saber ¿Quién era? ¿Dónde podía encontrarlo? Para hacerlo pagar, tenía que saciar estas ganas de venganza que tenía contra el mundo, ya no era solo con aquellas personas, todos a mi alrededor debían sufrir así fuera en una mínima parte lo que yo había sufrido y seguía sufriendo"

"En esos pensamientos, locura e imaginación, pasaron 5 años, ya no había estabilidad en mi vida, pero revisando mis cosas en mi mundo perdido, encontré aquella herramienta de mi pasado, aquella arma, mi guadaña, eso me motivo a regresar a aquel lugar y acabar con todas esas cosas que perturbaban mi presente, la dulce joven hace años desapareció, murió el día que cumplió los 15 años, ahora solo quedo yo, todos verán la bestia que hoy será liberada, así que Salí esa misma noche, dinero, y solo mi arma, mas nada llevaba conmigo, nadie me detendría, ya que mis padres no querían darme información de mi primo, ahí la encontraría"

"En la madrugada llegué a ese lugar, la verdad fue un verdadero festín ir acabando con las personas de aquel pueblo una por una, casa por casa, habitación por habitación, nadie era capaz de pararme, solo cortes rápidos, quería acabar con todos, con quién de verdad me divertiría sería con el líder, que detrás de su falsa amabilidad solo me había causado daño. Ya el sol estaba saliendo, y me había asegurado de que ninguna persona en el pueblo no hubiera sido sacrificada por mi propósito, por mi sensación de sentirme fuerte, decidida, era la manera de purificarlos a todos, ya no era más la niña miedosa de antes. Sola había dejado intacta, la casa de aquella mujer que me había ayudado, y a Mike"

"Cuando llegué al lugar donde siempre estaba el líder, escuché que hablaban, solo tres personas, una mujer, un chico y aquel señor ahora con problemas para hablar. Hablaban sobre el que tomaría su lugar como el siguiente líder de aquella secta, quien tomaría las decisiones, pude ver por una pequeña rendija, y ver a las personas hizo trizas mi alma, era Mike, él era el hijo del líder, la mujer que me ayudó era la esposa de aquel que causó mi sufrimiento, la madre de Mike, me quedé en ese rincón hasta que se fueron y el líder quisiera dormir, pensando, peleando con mis demonios"

"Al rato que todo estaba en paz, en silencio, entré a su habitación, dormía plácidamente, así que tomé un objeto pesado, parecía una estatuilla, y le golpeé la cabeza varias veces para que perdiera el conocimiento. Lo arrastré como pude, lo até con unas cuerdas a su gran escritorio, y esperé a que despertara"

"Cuando abrió los ojos, lo primero que vio fue mi ojo rojo, ahí, pudo reconocerme, dijo enseguida:

-¿Alyss Bly? ¿Qué estás haciendo? ¿Qué haces aquí?, ¿Qué haces conmigo?- Preguntaba desesperadamente.

"Podía notarlo, era curioso que hiciera las mismas pregunta que yo hice cuando estaba en aquella misma situación, la diferencia era que yo si me dejaba ver, y que nadie lo salvaría. con mi guadaña, comencé por rebanar su piel, me serviría para realizar un lindo muñeco ya nadie podía escucharlo, así que no importaban sus gritos. Él provoco que me viera así, así que lo ayudaría a verse igual, pues corte su rostro, sacándole el ojo de igual manera que yo había perdido el mío, pero si a mí me faltaba uno, y sus reglas dicen que a quien te dañe causarle mayor dolor, yo debía seguir las reglas, sacar su otro ojo fue muy satisfactorio, como seguía con vida, le pregunté por mi primo, no tardó en decirme todo, puesto quería seguir con su patética vida, me dijo que estaba internado en un psiquiátrico, el cual fue internado ahí por sus ataques de psicosis, y que había matado a nueve personas y ahí lo tenían cautivo, cuando iba a dar mi golpe final, Mike interrumpió, llego gritando pues había visto a las personas muertas, al verme se sorprendió, creo que no me creía capaz de hacer eso"

"Pero ya había pasado, me le acerqué, parecía temerme, así que tuve que calmarlo, recordé sus hermosas palabras, y que si todavía pensaba en mi de la misma manera, que yo también lo amaba, él no se resistió, solo discutió conmigo, le pregunte el por qué me había mentido, y dijo que solo era para protegerme y que quizá si fuera sabido quien era él desde el principio, no se fueran dado igual las cosas, él dijo que no tenía la misma mentalidad de su padre y le creí, y para recompensarme dijo que haría cualquier cosa por mí"

"Así que, me ayudó a hacer muñecos con todas las personas que había asesinado, incluso me ayudo a matar a su madre, era la persona perfecta para mi, hicimos ciento veintiocho muñecos en unos dos días, y los mostramos, eso fue lo que me trajo aquí, aquí mi venganza estará completa, pues es el mismo lugar donde se encuentra mi primo ¿No doctor?..."


—Esa es mi historia… ahora solo espero salir y ver sufrir a mi primo que se que se encuentra aquí

El doctor estaba pálido nuevamente, el miedo era indescriptible, las lagrimas estaban por salirse, como si se hubiera arrepentido de haber escuchado esa trágica historia.

—Mis asesinatos a grandes escalas, fueron lo que me trajo aquí y no me arrepiento de nada, y sé que pronto Mike vendrá por mí, y será justo el momento, donde todos ustedes, con su piel formaran parte de mi colección de muñecos...

El doctor enseguida tomó su maletín y comenzó a golpearse repetidas veces en la cabeza, provocando sangrado y posteriormente muerte.

—Jaja... Que curioso... Tanto que me molestó para que le contara de mí y no pudo manejarlo luego... Patetico... Bueno, al menos será mi primer muñeco hecho con la gente de este miserable lugar...

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.