FANDOM


La calle se encontraba vacía, lo que para Juan era un alivio, sólo pensaba en llegar a su hogar y poder estar con su esposa.

Mientras se sacaba la corbata sin prestar atención a la calle, se había pasado un semáfaro en rojo, las sirenas de policía no tardaron en escucharse detrás de su auto, bajando la velocidad detuvo su auto.

-¿Vio el semáfaro? -preguntó el policía.

-Sí -fue lo único que atinó a decir Juan.

-Entonces, ¿hay algún apuro?-

-No-


-Vaya hombre, siga, cuidado con la velocidad -le advirtió el policía a la vez que volvía a su auto.

Juan puso en marcha su auto y observó su reloj, era tarde, su esposa estaría enojada.

Por su mente cruzaron todos los momentos que habían pasado, lindos, malos, en cuestión de minutos ya estaba estacionando su auto en su garaje.

Sin hacer ruido, entró en su hogar, se sacó la ropa y se metió en su cama, su esposa está plácidamente, con cuidado de no despertarla la abrazó.

Un pensamiento cruzó por su mente, hacía mucho tiempo que estaba con su esposa en ese estado, quizás debía arreglar las cosas, quizás enterrar su cadáver.