FANDOM


La siguiente historia que estoy apunto de contaros me cambió la vida por completo, hasta tal punto de querer suicidarme (...) La muerte de mi fiel amiga Rebeca me dejó muy tocado (...)

Era la 1 y media de la mañana, Rebeca y yo esperábamos a Natalia dentro del coche, afuera hacía un frío tremendo y, para colmo, Rebeca se encendió un cigarrillo, no, no, para nada yo tenía una regla estricta y era que nadie fumaba o bebía dentro de mi auto. Jeje la última vez que se subió Natalia me lo puso todo perdido, aún me viene el olor a tapicería mojada por el alcohol.

´Sólo es un cigarrillo men´

¿Sólo es un cigarrillo? claro, sólo es un cigarrillo ¿Verdad? jejeje (...) soy de ése tipo de personas que cumplen lo que prometen, lo siento.

Le exigí que lo apagase de inmediato, lo hizo a regañadientes pero lo hizo.

De buenas a primeras recibí un mensaje de texto en el que ponía lo siguiente:

´Annie23 viene por ti´

¿Y quién demonios era Annie23? ¿acaso me estaban gastando una broma de mal gusto?

Puse el móvil en silencio para no recibir mensajes de ningún tipo, y me acomodé contra el respaldo del asiento a esperar a Natalia.

Maldita sea había pasado cerca de un cuarto de hora y Natalia no hacía ni por aparecer, ¿pero qué demonios estaba haciendo? ¿acaso tenía pensado verse con un adinerado empresario o algo?

Rebeca se llevó un buen susto al ver a alguien en la parte de atrás, al principio no quise darle mucha importancia pues pensé que eran chiquillos, pero no , no eran chavales de 12 o 13 años a los que puedes espantar con facilidad.

Estos eran adultos y por las pintas que tenían parecía que tenían ganas de ´jugar´ (...) me bajé del coche y exhalé un poco de vaho, tenía que tener especial precaución o de lo contrario, lo pasaría francamente mal (...)

Rebeca también se bajó y se puso justo detrás de mí, le dije que no se separara de mí, con ése frío era imposible vocalizar pero digo yo que me entenderían, les pregunté si podía ayudarles en algo a lo que me respondieron con un ´no´ .

Uno de ellos , el que parecía ser el líder del grupito, escribió algo en la luna trasera debido al frío se había creado una fina capa de hielo en los cristales , a mí personalmente , me molestaba que toquetearan mi precioso BMW.

Les llamé la atención y no parecieron hacerme mucho caso, maldición odio verme involucrado en éste tipo de situaciones (...) me fui directo hacia ellos pero Rebeca me detuvo, el idiota de la máscara de zombie se creía peligroso por llevar un simple bate que patéticos (...)

Rebeca tiró de mí con suavidad y me dijo que nos fuéramos, por un momento me calmé, solo por un momento porque el tipo con la máscara de diablillo golpeteó el maletero de mi coche ya habían tocado mi BMW por segunda vez (...)

Rebeca me cogió la cara con las dos manos para tratar de hacerme entrar en razón, estaba demasiado asustada, pude notárselo en su mirada , por respeto a ella evité una posible pelea (...)

Primero se subió ella y a continuación me monté yo pero antes les lancé una mirada de odio y desprecio, aseguré puertas y ventanas para mayor seguridad.

Para darles más rabia me acuerdo que puse una canción de pop que me gustaba mucho, éso no hizo más que enfurecerlos todavía más Dios mío párame cuando cometa locuras (...)

¡¡El malnacido de la máscara de esqueleto rayó mi precioso BMW!! dí marcha atrás para intentar arrollarlo pero el muy listo se apartó casi, por los pelos.

Ahora es cuando las cosas se ponen feas, para odiar las peleas Rebeca quiso salir y patearles el trasero, quise echarme a reír pero dadas las circunstancias no estaba la cosa para reír mucho (...)

Es entonces cuando yo le devuelvo el favor y trato de calmarla, le prometí que no nos darían la noche vieja y fallé a mi palabra (...) cuanto lo siento Rebe (...) espero que algún día puedas perdonarme (...)

Apagué el equipo de música, pisé el acelerador dándole vida al coche y dejándolo rugir sin parar, no recuerdo mucho más solo sé que nos perdimos en la oscuridad de la noche.

Habían rayado mi gran BMW desgraciados (...) el auto alcanzó la velocidad de 220 Km/h en cuestión de segundos, era una auténtica joya sí señor.

Paremos en un descampado para ver que le había pasado a Natalia, queríamos saber el por qué de su tardanza, aunque ahora que lo pienso , mejor que no hubiera venido con lo miedica que es posiblemente se hubiera puesto a dar gritos, je.

Detuve el auto extraje las llaves y me bajé, tenía un enfado del quince, Rebeca fue a ver que habían escrito no podía ser verdad, ¿otra vez lo mismo?

´Annie23 viene por ti´

(...) Comprendí que no se trataba de una broma y nada más, sea el que sea iba enserio , y a mí no me gustaba ni un pelo.

Su cara expresaba terror yo le preguntaba si había visto un fantasma y ojalá hubiera sido un fantasma, en vista de que no me respondía me acerqué a ella y fue entonces cuando leí el mensaje.

Sentí un escalofrío subir por mi espalda, okey, okey, no era una broma, me llevé a Rebeca aparte para que no entrara en pánico no sé como lo hice pero conseguí que volviera en sí todo parecía estar bajo control o al menos éso creía yo (...)

Yo me monté pensando que no pasaría nada, qué iba a saber yo que nos atacarían por sorpresa (...) el maletero se abrió sin hacer ruido (...) alguien, no sé ni como ni cuando pero se coló en el maletero (...) Rebeca se disponía a subirse cuando alguien la sorprendió por detrás (...) una chica de su misma edad le apuñaló repetidas veces en el vientre (...)

Salí a su encuentro tan rápido como pude pero ya era demasiado tarde (...) la persona que la había asesinado tuvo el valor de quedarse a ver como moría mi pobre amiga ¿cómo es posible que existan éste tipo de personas en el mundo? (...)

Se me nubló la vista y no pude ver nada, supongo que fruto de la rabia y coraje al ver tal injusticia, me abalancé hacia la asesina y le propiné una serie de patadas y puñetazos a la altura del mentón (...) antes de morir dijo algo (...)

´Annie23 viene por ti...´

Estaba harto de escuchar la misma cancioncita una y otra vez, así que decidí darle el golpe de gracia, un último puñetazo como despedida en toda la nariz (...)

Con el cuerpo sin vida de la asesina de Rebeca y con Rebeca desangrada en el piso , me ví envuelto en una de mis peores pesadillas (...) abracé el cuerpo sin vida de mi amiga y lloré como nunca lo había hecho (...)

Grité y grité y grité para que volviera mi fiel y querida amiga grité tan fuerte que creo que me escucharon en el barrio vecino , la historia no acabó ahí, decidí avisar a la Policía pese a haber matado a una persona (...)

Mira mi cara (...) ¿Crees que me importa ir a prisión? (...)

La Policía no tardó en llegar, el descampado entero se llenó de coches patrulla acordonaron la zona y llamaron a un médico forense, según informes de la Policía lo de Annie23 era más que nada una leyenda urbana que nació a partir del suicidio de una chica menor de edad, por lo visto se había quitado la vida porque tres chicas mayores que ella no paraban de acosarla (...)

¿Ya está? ¿éso era todo? ¿mi amiga había muerto a manos de una lunática que asustaba a la gente con historias para no dormir? (...) ¿ENSERIO? (...)

Como dije antes, desde entonces no soy el mismo, quiero que vuelva Rebe, MI REBE (...)

Sin ella no soy nada, no soy nadie.

Sin ella no quiero estar en éste mundo cruel.

Hay una razón por la que no me he quitado la vida y no es porque no haya podido, es porque creo que ella tarde o temprano, vendrá a por mí.

....REBECA VENDRÁ POR MÍ ESTOY SEGURO DE ELLO....

PD: Esta historia está conectada con ´Una Oscura Canción´ para saber como empezó todo pincha en el siguiente enlace que te pongo abajo

http://es.creepypasta.wikia.com/wiki/Una_Canci%C3%B3n_Oscura