FANDOM


Durante la Edad Media se hablaba en Irlanda de una vampiresa llamada Annis, también hechicera y sabía en asuntos de magia y necromancia.
Annis diosa vampiro irlanda escocia

Su nombre, que aparece no solo en las leyendas de vampiros de Irlanda, sino también de Escocia y el norte de Inglaterra, alude a cierta pureza incontrastable con sus actividades nocturnas.

La vampiresa Annis tuvo un peso excluyente en la creación, por ejemplo, de la identidad escocesa. Antes de que aquella región fuese realmente una nación, Annis era conocida como Caillech, y las tierras que actualmente conforman Escocia eran conocidas como Caledonia, es decir, las tierras de Caillech.

Algunos sostienen que la vampiresa Annis tiene un pasado todavía más remoto, y que podemos hallarla en el ciclo artúrico bajo el nombre de Annowre.

Si este dato es cierto nos enfrentaríamos a un hecho asombroso y acaso sin precedentes en la historia de los vampiros en Europa. Si Annis es, de hecho, Annowre, muy querida por su pueblo, luego fue absorbida por el culto cristiano y canonizada bajo el nombre Santa Anna, estrechamente vinculada con José de Arimatea y el Santo Grial.

De este modo nos enfrentamos con la posibilidad estremecedora de estar frente a la primera vampiresa canonizada por la iglesia católica.

Algún refutador de filiaciones sobrenaturales bien podría argumentar que esto es incomprobable, y que los nombres y epítetos de Annis son tan numerosos que podríamos endilgarle toda clase de vínculos fatuos.

Volviendo a su faceta como vampiresa, Annis poseía la habilidad de cambiar de forma a voluntad. Una de sus preferidas era la del búho, y bajo ella se encargaba de materializar sus aventuras.

Existen historias que la posicionan como hechicera y gran maestra en el arte de manipular el clima, pero también como sanadora y sabia que dispensaba dones intelectuales a los que se atrevían a buscarla en los bosques.

Podemos razonar que la vampiresa Annis conoció no solo el culto y el amor de sus devotos, sino la persecución de sus enemigos. Fue adorada como una diosa, reverenciada como una santa, y finalmente maldecida como un vampiro.