FANDOM


Tras el fracaso del Ghostface Ent de engañar y controlar a Nathalie, éste optó por reanimar a John y a Aghata, quienes se convirtieron en un monstruo con aspecto de dinosaurio y una mujer pálida y corporalmente fría que era capaz de generar hielo y nieve. Ambos creyeron las mentiras del ente y en poco tiempo ellos se habían hecho junto a Charles y a Molly sus 4 leales guardaespaldas y sicarios. 

Mientras el Ente se escondía a la vista de todos, sus 4 leales asesinos se encargaban de asesinar gente para reunir las almas necesarias para devolver a la vida a Zalgo, el dios del mal. De esta forma, Black Bone les entregó unos cubos que podrían definirse como un teseractor de los Avengers, pero mas pequeño y de color morado, que absorbería las almas de los puros e impuros que éstos asesinaran. Cuantas mas almas obtuvieran, mas iría cambiando el color de estos hasta volverse amarillo dorado, indicación de que el recipiente está lleno.

Sembrar el CaosEditar

Aghata era muy pálida, pero dadas sus raíces rusas no era algo que la hubiese cambiado mucho. Ella, al contrario que John, con su aspecto jurásico, Charles, con su piel gris y Molly con su piel de ceniza, ella podía pasar desapercibida ante la gente y, dada la crueldad que el Ghostface Ent le había inculcado al reanimarla, asesinaba de formas brutales. Y así fue como en la salida de un instituto, y aprovechando su físico, atrajo a un adolescente que parecía haberse fijado en ella.

Aghata le atrajo hasta un pequeño callejón donde no había nadie, le hizo apoyarse en la pared, se acercó insinuadamente y, cuando el adolescente pensaba que llegaría lo que esperaba, Aghata le puso la mano en el hombro, lo congeló bruscamente y lo rompió haciendo que se le cayera el brazo. El adolescente quiso gritar de dolor pero Aghata le metió la mano en la boca y la congeló, entonces le puso la mano en la herida del brazo arrancado y comenzó a helarle literalmente la sangre y sus órganos internos, matando al chico congelándolo desde dentro. Cuando estuvo totalmente congelado, lo rompió en pedazos.

Sacó el Soul-Esitsheni y vio cómo ya comenzaba a ponerse un poco rojo y dejaba de ser morado. Aghata suspiró, ¿a cuánta gente había matado sólo para que el tono cambiase un poquito? Y tenía que llegar a amarillo, necesitaba almas realmente puras, pero, ¿cómo obtenerlas? Era obvio que usando su físico atraería a mas impuros que puros, pero era una forma segura de hacerlo sin sospechas.

Pensó durante bastante tiempo qué podía hacer para asesinar almas realmente puras. Pensó en atacar a cargos de la iglesia, pero seguramente tendrían sus chanchullos, pensó en adolescentes y niños, pero seguramente estarían más protegidos y/o no serían del todo puros.

Finalmente se decidió por ponerse un reto mayor, un reto tal de asesinar a un Searcher, alguien a quien no le afectaría la oscuridad de Zalgo capaz de convertir en monstruos azalganados a todo aquel que tuviese una pizca de maldad en su alma. ¿No eran los Searchers almas puras sin maldad? Necesitaba enfrentarse a uno de ellos y acabar con su vida para quedarse su alma y encerrarla en el Soul-Esitsheni.

La mayoría de los Searchers siempre tenían otros monitorizando sus actos, Viktor siempre era escoltado por Apothecary, Drake tenía a Nathalie como su sombra... etcétera. Mientras que por el contrario, otros que sí actuaban solos eran muy poderosos como para enfrentarse a ellos: Slenderman, Jeremy the Vigilant, Red Hood... A pesar de no haber sufrido daños, aún se recuerda como Red Hood destruyó él solo toda una fábrica del SCP. Sin embargo, había uno que trabajaba solo, no era precisamente un Searcher pero se le había ofrecido la oportunidad de unirse: Un cazador.

Desgraciadamente para Aghata, no era la única interesada en acabar con ese cazador.

Una Batalla en las AfuerasEditar

Dos días antes:

- 2.000 ahora, y 18.000 cuando haya un agujero en su cabeza.

- 5.000 ahora, y 15.000 al acabar el encargo.

- Lúcio, necesito que todos esos niñatos fanboys de ese asesino idiota sigan desprestigiándolo o si no podrá volver a sembrar el caos como le plazca. Tendrás tu dinero.

- Agente Damber, hagamos un trato: 2.000 ahora, y el material que yo pida.

- Ya tienes tus revóveres, y con tu... "don", no necesitas munición.

- Haré una lista con el material que necesito. Mañana a primera hora la tendrás y a última estaré en tu casa para recogerlo. Eres policía, Josh, sé que los podrás conseguir.

- Y tú eres un mercenario, no recurriría a ti si no tuviese más opción, esto es... extraoficial.

Dos días después (Actualidad):

Un joven de unos 17 años caía muerto y ensangrentado al suelo a manos de un hombre con una pistola y un cuchillo. Un hombre alto y robusto, vestido totalmente de negro y encapuchado. Su rostro dejaba ver una cicatriz que marcaba su rostro atravesando la mitad izquierda de éste.

Un chasquido de un revólver se escuchó detrás del Cazador.

- Me has salido bastante rentable, hagamos esto fácil, ¿bien?

El Cazador de Asesinos se dio la vuelta para ver a un hombre con unas botas negras, un traje militar con un camuflaje rojo y naranja. Pareciera que para una operación en el infierno. Armado con una gran cantidad de armas, apuntaba al cazador con un plateado revólver, y otro en su otra mano, también cargado.

El Cazador extendió de sus brazos dos placas de hierro y Revolver disparó una, dos, cuatro, hasta 12 balas, seis de cada revolver. Entonces el Cazador quitó su escudo y dijo en un tono burlón:

- ¿Alguien no sabe contar?

Revólver sólo sonrió y comenzó a disparar con sus revólveres, 5, 10, 20 disparos, sus armas no dejaban de disparar. Los cargadores de tambor giraban una y otra vez sin cesar, el pecho del Cazador se agujereaba cada vez mas hasta que su torso se separó de sus piernas. Aún pudo mantenerse vivo para preguntar a su asesino:

- ¿Quién eres?

- Je, simplemente: Revólver.- Un disparo atravesó la cabeza del Cazador, que murió al instante.

La lluvia que había comenzado a caer tras el disparo se intensificó y Revólver sintió una gélida presencia tras él. Aghata se encontraba con el Soul-Esitsheni, que cambiaba drásticamente su color mientras ella sonreía. Revólver apuntó a Aghata, pero ésta lanzó un rayo congelante que él esquivó.

- Pensaba que no iba a tener que usar el material.- Dijo sacando un fusil de asalto AK-112.

Revpolver comenzó a disparar a Aghata con el fusil,. Ella generó dos escudos de hielo en sus brazos y se protegió de las balas, el rifle se quedó sin balas. Revólver sacó el cargador y lo volvió a introducir, comenzando a disparar de nuevo.

Aghata entonces disparó a Revólver un rayo que le congeló la pierna, sin embargo, Revolver sacó una escopeta de asalto y le pegó un escopetazo a Aghata que, aún protegiéndose, salió disparada y se estrelló contra una pared. Revólver entonces rompió el hielo que inmovilizaba su pierna y apuntó a Aghata con el lanzagranadas.

Un disparo, explosión, Aghata se libró por los pelos, Revólver abrió el hueco del lanzagranadas, lo cerró y disparó. De nuevo Aghata se libraba arrastrándose por los pelos. El proceso se repetía, una, dos, tres, ¿cuántas veces? La calle comenzaba a asemejarse a un filme dirigido por Michael Bay cuando Revólver fue inmovilizado por una pistola eléctrica y cayó al suelo.

Aghata se escondió entre los escombros y observó: una furgoneta blindada llegaba y Revólver era metido dentro por dos siniestros agentes. Un hombre con gafas de sol, rubio, con pelo corto y alto miraba la escena. Dijo:

- Quiero que antes de 72 horas ya haya una subvención para cubrir los daños y pagar las molestias a los vecinos.

- ¡Señor! Nuestro presupuesto... es limitado, tenemos que...

- Nosotros no somos el SCP, agente.- Contestó el rubio.- Fuimos creados para detenerlos, y para asegurar un mundo mejor, el SIG será reciente, pero, nosotros, tenemos que ser lo que el SCP nunca será.

- Sí, almirante Jacob.

Acercando el Fín del MundoEditar

Aghata se encontraba entre todos los subordinados de Black Bone, quien le miraba con su esquelético rostro, generando una macabra sonrisa.

- ¡Ya falta menos! Para la llegada de nuestro salvador, nuestro señor y nuestro benefactor. Cada día, Am Dhaegar se acerca más a su regreso a la vida.

Aghata entregó el lleno Soul-Esitsheni a Black Bone, quien se acercó al centro del hotel abandonado, mandó a Aghata, a John, a Jeff y a Operator a acompañarle. Los 5 subieron al tejado y allí vieron cómo un rayo de luz de un morado muy oscuro caía en el centro del tejado, un rayo que parecía devastador, pero que no afectaba a la estructura del edificio. Black Bone levantó el Soul-Esitsheni y éste se disolvía mientras el rayo absorbía su color ya dorado.

Notas del AutorEditar

Haciendo este Creepypasta he llegado a la conclusión de que "The Rake vs Zalgo" no debería de ser canon con el Universo, ya que entre Zalgo y Rake habría un odio que, aunque lo habrá, no será por matar uno al otro.

He introducido a Revólver para que comience a formarse la base para un proyecto de la Fase 2 que se basará en una reciente película de superhéroes.

Aghata se comporta de una manera tan fría debido a la influencia del Ente sobre ella.

Arctic Aghata, junto a John, Jimmy, Nathalie y Molly, tendrán capítulo en el remake de EBvsEM, mientras que el original se dividió en tres partes: Liu/Viktor/Slender, el remake se dividirá en 4: Liu/Viktor/Molly&Aghata/Slender

.

- Almirante Jacob, esos monstruos que su SIG se niega a capturar, son peligrosos para los Estados Unidos y para el mundo.

- Esos monstruos son los que nos protejen mejor que cualquier militar entrenado.

El hombre, en desacuerdo a los Searchers, de raza negra, al que sólo se le ven las manos, de momento, saca unas carpetas:

- El Slenderman. Hay datos de él desde la primera Guerra Mundial. Nadie ha dado testimonio sobre qué ha sido salvado por él. El hombre apodado como el Gato sin Ojos, sólo se sabe que los criminales que asesina son encontrados sin riñones. Nadie garantiza que esos dos y todo su grupo no se vuelvan contra nosotros.

- Señor, con el debido respeto...

- Quiero a cada uno en una celda o sirviendo al gobierno bajo escolta de los más entrenados militares, ¿se lo he dejado claro, Almirante Jacob Eneral?

- Sí... Señor presidente.