FANDOM


Ataques paranormalesEditar

Familia

Creepy verdadera, si quered comprobalo, buscala en Google...

Una de las situaciones más aterradoras que sufrió la familia Meyran fue cuando Jeanette regresó a su casa, encontrando las puertas de los armarios estaban abiertas, las ollas y las sartenes esparcidas por el suelo de la cocina. Su hija Angela se encontraba acurrucada en su habitación, aterrada de miedo y llorando. Ella dijo que todo comenzó a “volar” por toda la cocina.

En 2008, Jeanette ya no podía soportar más la situación, así que se puso en contacto con un sacerdote, quien después de investigar todos los habitáculos de la casa, trajo botellas de agua bendita para realizar un ritual cristiano de limpieza espiritual, pero no funcionó.

En 2009, la pequeña Angela estaba sentada en un columpio en el patio de atrás cuando sintió que una fuerza la empujó desde atrás y la tiró del columpio, rompiéndose el tobillo. Angela también fue testigo de una misteriosa figura que apareció en el espejo de su dormitorio:

“Medía dos metros y medio, tenía cuernos y una cola, se inclinó y salió del espejo. Vi sus garras, caminó hacia mí. Olía a podrido, a carne muerta.”

DepuraciónEditar

Después de todos estos episodios, Jeanette contrató a un parapsicólogo y a una psíquica para que se deshiciesen de los espíritus que se encontraba en su casa. El investigador dijo que el sótano era un acceso para el mal, y que con las remodelaciones en la casa habían molestado a un demonio que se encontraba en el sótano, que había sido llamado mediante los rituales que la secta realizaba en la propia casa. El parapsicólogo y la psíquica realizaron varios rituales de limpieza mediante salvia y sal kosher (sal pura y sin añadidos químicos) por toda la casa, obligando al demonio que saliera de la vida y de la casa de los Meyran.

Según los Meyran, funcionó. Jeanette explicó que el espíritu o demonio ya no les ha vuelto a perseguir desde entonces, pero la familia ya no ha vuelto a entrar en el sótano por la noche. Siguiendo las indicaciones del parapsicólogo y la psíquica, limpian energéticamente la casa cada tres meses. Jeanette afirma que aparte de la ayuda de los expertos en ocultismo, contaron con la ayuda del espíritu de su marido Curtis, que sintió que les protegía desde el más allá. Ahora Angela y Danine dicen que a veces ven el fantasma de su padre, que les protege:

“En ocasiones veo a mi padre caminando por los pasillos, cuidando de nosotras. Siento la paz que emite mi padre, es bueno saber que nos está protegiendo”, dijo Angela.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.