FANDOM


Azazel

Las tradiciones mitológicas de la diáspora recuerdan como Azazel al macho cabrío mencionado en el Levítico, mediante el cual se expiaban los pecados del pueblo de Israel.

El nombre de Azazel proviene del hebreo y significa literalmente "cabra del emisario", es decir, "chivo expiatorio" (aze, "cabra" y azel, "salida"). Solo aparece mencionado en Levítico 16:8-10. A partir de allí desaparece misteriosamente del Antiguo Testamento. También se dice que su nombre puede derivar de las palabras hebreas az-, que significa áspero, y el-, que significa poderoso; este último sufijo aparece generalmente en los nombres de todos los ángeles y algunos ángeles caídos. Si esta teoría es correcta, puede hacer referencia a los riscos o montañas en los que las cabras eran sacrificadas.

Lo mencionan en el libro apócrifo de Enoch y posteriormente, en la literatura judía. Una vez al año, sostienen los mitos hebreos, se celebraba una ceremonia en la que el oficiante conjuraba sobre la cabeza del animal sus propios pecados y los de su gente. Luego abandonaban al hirsuto Azazel en las arenas inmemoriales del desierto. Tras ser sacrificada la cabra, el Azazel se dirige a las afueras del desierto y se libera como prueba de que no hay más culpabilidad en la humanidad.

Tal vez por eso se conocía a Azazel como el "devorador de pecados".

Se dice que este es el nombre del líder de los Grigori, un grupo de ángeles caídos que al tener sexo con las mujeres mortales, dieron inicio a la raza de los gigantes Nephilim: ángeles y gigantes que fueron vencidos en las Guerras Celestiales por las jerarquías angélicas convencionales y arrojadas al abismo sin fondo conocido como Sheol.

En la misma senda se encuentra el poeta John Milton, quien en su Paraíso Perdido (Paradise Lost) ha creído reconocer en Azazel al abanderado de las huestes del infierno y al lugarteniente de Lucifer.

Azazel enseñó la forja de armas de guerra a los hombres, y el ocultismo (compuesto de magia, brujería, tarot y demás) a las mujeres, además de la creación y utilización de los cosméticos. Sus enseñanzas fueron las que tiempo después desequilibraron a la humanidad y provocaron aquella cruel decisión de Dios de mandar el Diluvio Universal, al cual sólo la Familia de Noé y las parejas de especies animales en su arca sobrevivieron.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.