Wiki Creepypasta
Advertisement

En Chicago, Illinois, había una mujer que no permitía que su hijo tuviera hambre.

Se relata que un día la mujer, de nombre Kelly, tuvo que salir por cuestiones de trabajo al centro de la ciudad, así dejando al pequeño Billy solo en la casa, ya que el padre del pequeño había muerto años atrás y no había niñera a la cuál llamar.

Después de un agotador día de trabajo, la mujer se mostró nerviosa al tener que salir más tarde de lo normal. Había un tráfico terrible, de esos de los que uno piensa que nunca se va a salir de allí. Así que la mujer cada vez se mostraba más nerviosa y estaba entrando en un pánico terrible, ya que su hijo Billy no había comido por varias horas. Se encontraba en un muy mal estado, pero de pronto decidió dejar su auto y todas sus cosas en medio del tráfico. Iba a toda velocidad por la banqueta. Un oficial de policía la detuvo y le preguntó:

-¿Por qué está tan alterada, señora?

Entonces ella le respondió:

-Es que mi hijo tiene hambre.

El oficial soltó una carcajada seguido de:

- Ja, ja, ja, señora. ¿Y por eso se preocupa?

Ella solo le respondió que sí y volvió a salir corriendo. Unas cuadras más adelante había un taxi al cual se subió rápidamente.

Al llegar a su casa no podía creer lo que había pasado, su pequeño hijo Billy se estaba comiendo su brazo. La mujer empezó a llorar y a preguntarle por qué lo había hecho. "¡¿Por qué otra vez?!", se preguntaba la mujer.

Lo mismo le había sucedido a su padre un día que se le olvido alimentarlo. Por eso es que su padre había muerto, por canibalismo de parte de su propio hijo.

La mujer llorando se sentó en el sofá y lo único que dijo Billy fue:

-Tenía hambre.

Advertisement