FANDOM


GuillotinaXD ARTÍCULO EN JUICIO

Este artículo no es digno de pertenecer a Creepypasta Wiki (así lo sostienen sus acusadores) por no poseer la calidad suficiente ni seguir los estatutos del "concepto de creepypasta", cosa que cualquier noob podría saber. Tú puedes votar para decidir su sentencia. Dirígete a La Guillotina y ayuda a esta pobre alma a encontrar su destino.


Primavera había llegado.

Me encontraba en la casa de mi primo. Estábamos sin hacer nada, siendo sincero nunca nos llevamos bien dado que el ama la violencia y yo odio todo eso.

Tampoco los días que me he quedado en su hogar han sido los mejores. El primer día que vine tuve que dormir en el suelo, durante el segundo día agarró el canario de mi tía y lo mató. Me echó la culpa a mi. El tercer día fue peor... yo estaba haciendo una casa para pájaros. Él recogió el martillo -que no ocupaba- y comenzó a atacar a su perro hasta matarlo. Tiró el cadáver hacia la entrada del patio...

Regresando; ahora él estaba acostado y luego se acercó a mi

- Mira, sé que los últimos días que has estado aquí te he tratado como un animal insignificante pero para compensártelo te dejaré usar mi ordenador siempre y cuando no abras ninguno de mis archivos.- dijo mi primo y luego se retiró de la habitación. Yo me senté en frente del ordenador y pude ver un archivo que me llamó mucho la atención. Era un juego llamado Cazar, vivir, matar. Mi curiosidad me ganó; decidí probarlo sólo un momento y luego levantarme como si nada hubiera pasado

Era de esos juegos en los cuales tenias que cuidar de un objetivo y llevarlo sano hasta el final. El lado bueno es que podías personalizar el objetivo. Yo elegí algo simple; una chica con cabello largo y negro hasta la cintura, unos ojos rojos brillantes y un uniforme escolar. Luego de haber terminado, apareció un mensaje algo corto.

"Mi nombre es ____ y tienes que llevarme con mi padre antes de que alguno de los sicarios me encuentre y terminen con mi vida ¿aceptas protegerme?" Dijo la voz tierna de aquel personaje. Presioné el botón de aceptar y comencé con el juego.

- La chica que has aceptado proteger se llama Flor. Tu personaje es Pedro. Ahora ¡que comience el juego! - Escuché, y comencé con misiones simples como conseguir refugio, comida y agua. Cada vez que hacia algo ella sonreía... debo admitir que era hermosa... Estaba tan feliz hasta que una voz me sacó de mi mundo.

- Oye enano... ¡¿Qué te dije de abrir mis archivos?! - Dijo mi primo James. Me empujó de la silla y me pateó cuando estaba en el suelo.- ¡Genial! Quería probarlo y tu lo arruinas... ¡Haz algo bien y duérmete! - 

Sólo me levanté cuando me dio esa orden y me recosté en su cama. Pasaron unos minutos hasta que me dormí....

Cuando desperté, escuché la voz de mi tía y estuve apunto de bajar cuando me percaté; el ordenador estaba guardando algo y cuando me acerqué, pude notar que era el juego... Ahí estaba Flor... Tirada con rasguños heridas y todo golpeada en un campo de flores... ¡Y sin ojos! Estaba atemorizado, pero no presté atención y bajé rápidamente hacia la cocina...

Ahí nos encontrábamos. Mi tía, James y yo. Él sonreía victorioso, yo estaba enojado y lo miraba fijamente con asco y odio

- Bien, pueden irse a dormir.- dijo mi tía para luego recoger los platos y llevarlos al lavabo. Nosotros fuimos a nuestro cuarto y nos sorprendimos; había lo que parecía ser un holograma del juego.

- ¡Viejo! Es la chica que maté... pues se ve más patética.- Comenzaba a decir él como si fuera algo bueno. El "holograma" solo sonrió y agarró unas tijeras. Se acercó a James y lo decapitó. Al principio no había pasado nada, estaba normal. Se reía, e iba a decir algo. No pudo terminar su frase ya que la parte de su cuello comenzó a desgarrarse y su cabeza salió de su cuerpo. Algo de sangre salpico en mi

- Pedro... Gracias por cuidarme.- me respondió aquel "holograma" y se fue. Me acerqué a mi primo con temor y me senté a su lado

Escuché el grito de mi tía y me agarró fuertemente de la camisa mientras me arrojaba al suelo.

- ¡Llamaré a la policía, maldito psicópata! -

Y cumplió su promesa. Llegaron, y me arrestaron pero como era menor de edad, me llevaron a un reformatorio donde pasé dos años. A los 16 me llevaron a la cárcel y siendo sincero no me importa estar en prisión... mientras que James siga muerto.


Cada día en las noticias escucho de gente que muere de la misma manera que James... con un mensaje en su pecho que dice:

"Solo busco mis ojos... y si no me los das por las buenas, te cortaré el cuello y te los arrancaré..."