FANDOM


Puedes oírlo. Está arrastrando sus huesos bajo el suelo de las lápidas, abriendo los sepulcros, tomando a los afortunados y alimentándose de ellos, buscando alguna forma de continuar con su simple y agónica... muerte.

Haciéndose llamar muerte, ladrón y terror... Todos los que, luego de su muerte, están malditos, son castigados a vagar por el planeta tratando de "sobrevivir", si es que a eso se le puede llamar vida. Él busca los huesos de estos condenados, para reemplazar los suyos por éstos, tratando de buscar alguna forma de alimentarse.

Créeme, sufrirás luego de haber invocado al Bochi dorobō.

Morfología Oryosha-Boshi DoroboEditar

Cementerioo
Este ser no una bestia, no te confundas, esto no es criptozoología. Solo es un relato japonés, poco conocido, sobre los usurpadores de tumbas, aquellos que realizan la necromancia con los restos de los difuntos y a los que adoran a los restos de los no conscientes.

El Bochi dorobō es un espectro el cual se puede tocar y puedes sentirlo, pues no es un fantasma en su totalidad. Es un montón de huesos que puede caminar, en pocas palabras, un esqueleto, el cual necesita de otros huesos para subsistir. No se los come, tan solo los cambia por lo suyos, reemplazando lo viejo con lo nuevo.

No te hará daño, al contrario, se esconderá bajo las sombras o tras una tumba, prefiriendo esquivar la confrontación, por lo que algunos no son peligros, para los humanos. Pero así no actúa este Bochi dorobō, éste es en realidad un espectro que nunca se sacia con huesos, por lo que tiende a buscar también órganos y pieles, pero sobre todo carne, siendo la contraparte del Oryosha.

Es un ser malévolo y siempre busca una nueva víctima, algún alma perdida que vaga por un cementerio. No solo busca partes humanas, sino que también cualquier otra forma de vida andante, con la intención de calmar su necesidad enferma por la carne.

InvocaciónEditar

Las consecuencias de invocar al Bochi dorobō serán que terminarás convirtiéndote tú también en un caminante, luego de tu muerte.

En primer lugar, dirígete a cualquier cementerio que esté cerca de ti, ya sea cuando esté atardeciendo o en la misma noche oscura. A continuación debes obtén un hueso, no importa la forma en el que lo has conseguido, y tendrás que ponlo sobre una tumba junto a una estatuilla de un ángel, sin olvidarte antes de rodearlos con un círculo de sangre, y por último, tendrás que recitar el siguiente mensaje en forma de cántico:

"Watashi ni anata no tsumetai te o ataerunode, watashi wa anata no shita no ue ni yobidashite kite, anata ga kuraku naru ofrendó kyō wa anata no sonzai no sakebi ga modotte, kono torihiki no tame no kōri no shinzō kurō kuru kono gifuto o ukeire, ni anata ni watashi no dorei o tsukuru tame ni chi to shi ni shōhi seitoshi de anata no dorei mo".

Tras haber terminado de recitar el mensaje, de un momento a otro aparecerá una sombra que se colocará a tu alrededor. Ésta te seguirá, será tu esclavo, pero ante todo tendrás tendrás que alimentarlo o terminarás siendo su alimento. Con cada comida se volverá más grande. Cuando mueras, te convertirás en un caminante sin consciencia, cuya misión será merodear por todo el planeta y alimentarse, como lo hacía tu antiguo sirviente.

Se dice que algún día el Bochi dorobō será tan grande que no necesitará esperar a la muerte de los seres vivos para alimentarse de ellos, sino que tomará lo que deseé cuando lo deseé y nosotros estamos en su menú.

Si quieres ir a buscarlo, adelante, pero recuerda que vas a contribuir en su crecimiento, ayudando a nuestra civilización a desaparecer.