FANDOM


Desert
Cacturne es un pokémon introducido en la tercera generación (Rubí, Zafiro y Esmeralda). Es un cactus, la evolución de Cacnea y habita en los desiertos.

Este pokémon, al igual que los cactus reales, guarda un gran depósito de agua en su cuerpo, con el que logra sobrevivir hasta 30 días en los desiertos. Pero, claro, tiene que llenarlo de vez en cuando ¿No?

Aquí la información dada en las Pokedex:

Fr/Lg: Su medio es el desierto. Por la noche, se vuelve activo y sale a buscar a presas agotadas por el calor.

Pokémon R/S: Si te adentras en un desierto por la noche, Cacturne te seguirá junto con varios de los suyos. Este pokémon espera pacientemente a que el viajero se canse y no pueda continuar más, vencido por el cansancio.

¿Entienden o no? Si la respuesta es negativa, con gusto se los explico.  Cacturne, tal como indica su nombre, es un pokémon nocturno. De día descansa tomando la forma de una planta cualquiera pero de noche... ¡Dios, como se divierte!

Es común que los humanos y pokémon que aguanten el calor (Charizard, por ejemplo) se adentren en los desiertos para realizar expediciones o para cruzar de un lugar a otro. Aún así, se agotan, pierden energías y deciden dormir tras el fresco de la noche. Cuando los Cacturne encuentran a estás presas, se acercan a ellas mientras duermen, y les dan un abrazo mortal. Con sus púas absorben toda el agua del cuerpo, secan los seres y los vuelven simples momias polvorientas que se desintegran con la brisa. Y en caso de que los aventureros sigan en pie en la noche, la cosa no es mejor.

Pokémon Hg/Ss: Persiguen en grupo a los viajeros del desierto y los acechan hasta que el cansancio los agote.

Los Cacturne, en la noche, acechan en grupos a pasos lentos al viajero, hasta que, cansado de tanto correr, caiga en el suelo; entonces lo matan... mientras aún está despierto. Los que logren escapar lo más seguro es que lo hagan con un fuerte sentido de paranoia, hasta el día de su muerte. Imagina como se te va la sangre poco a poco, como se te resecan los ojos, como empiezas a dejar de sentir las extremidades, como tu corazón se detiene y tus pulmones se contraen hasta volverse simples garbanzos. Si tienes suerte, morirás antes de que tu cerebro se contraiga en si mismo, provocando un muy agudo dolor de cabeza que te hará gritar.

Esa es la muerte que Cacturne te ofrece.
Cacturne
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.