FANDOM


Era un frío invierno de 1983, se escuchaban los gemidos de una mujer un poco mayor, estaba dando a luz, era un hermoso barón, sus ojos color gris llevaban el reflejo de las velas que estaban a punto de acabarse.

-Chris Jacksson -Dijo el padre interrumpiendo el llanto del bebé

La madre inmediatamente renegó, diciendo que ese nombre era inconcebible, pues era el nombre de el hombre que mató a su abuelo.

-¡No me reniegues mujer! ¡Recuerda que soy tu maldito hombre, soy tu jefe! ¡A mi comparación no eres más que una prostituta!

La mujer con lágrimas en los ojos no tuvo más opción que darle ese nombre a su hijo, pues sabía que si no lo hacía, su esposo mataría a los dos, ya lo había visto matando a alguien mas.

Pasaron 10 años, Chris ya estaba libre de su machista y ebrio padre, pues un día en medio de su embriaguez, cayó a un abismo, y como si fuera poco, al final de él, habían varias piedras con las que se golpeó la cabeza. Además su madre tenía cáncer desarrollado ya. Le quedaban aproximadamente 2 años de vida.

Ya con 28 años, Chris está felizmente casado con la mujer de sus sueños, y ya tiene un hijo también. Es el día del cumpleaños de Chad, el hijo de Chris. Nora, la esposa de Chris, quiere hacer la fiesta de cumpleaños con más dulces en la historia, aun sabiendo que Chris es diabetico, no le da mucha importancia y lo manda al supermercado por dulces, le da 250 dólares para que compre la variedad más grande de dulces que pueda.

Chris 2 horas después de haber ido al supermercado, vuelve con 8 bolsas llenas de dulces a casa, Nora con preocupación le pregunta a Chris si consiguió algún lugar para celebrar la fiesta, pues le había dejado esa tarea a el.

-¡Si, claro! 

Chris consiguio rentar la misma cabaña donde el nació, pues le parece acto de tradición en su familia. 

Tras haber ido por los amigos de Chad, van hacia la cabaña, no es tal y como la recuerda, esta vez está rodeada de árboles, árboles tan altos que es demasiado fácil perderse entre ellos. 

Abriendo la cabaña encuentran una fuente de chocolate junto a una wafflera, Chris vació las bolsas de dulces en la cabaña, empezaron los juegos, y también las peleas entre los niños. 

Chad, en medio de una discusión con uno de sus amigos, pide a su padre que tale un árbol, para demostrar su fuerza. 

Chris, no teniendo otra opción que aceptar, fue por un hacha y una moto cierra, pues quería ensayar a cortar dos árboles con uno de ellos cada uno, para medir el tiempo que se demoraba;justo cuando encendió la moto cierra se oyó un grito desde la cabaña, era Nora, le había caído manteca hirviendo de la wafflera. 

Chris fue corriendo, pero olvidó apagar la moto cierra, cortando así los miembros de Los niños que andaban cerca, brazos, piernas, y cabezas también. 

Nora vio toda la tragedia que dejaba Chris a su paso, sin importar la quemadura, Nora salió corriendo junto con Chad hacia la ciudad. 

Chris, al llevar tanta velocidad no pudo frenar, y fue directo a la wafflera, junto con ella, se tiro la fuente de chocolate hervido encima, callendole todo el chocolate en la cara, junto con un Waffle enmantecado, quemandole por completo la cara, y adhiriendole el waffle de forma que quedara como su propia piel. En un acto de desespero, con su motocierra, trata de quitarse el waffle, pero empezó desde muy abajo, y se corto la garganta, muriendo al instante. 

10 años después de la tragedia de Chris, Chad va a la cabaña, para recoger algunas herramientas que su padre dejó allí aquel día, de repente escucha un gemido, casi agonizante, el cadáver de su padre se había levantado, no estaba descompuesto era demasiado extraño, Chad trató de correr, pero Chris fue más rápido que el, y de repente salió la motosierra de Chris de un árbol, cortando la cabeza de Chad. 

Chris, en la pared de la cabaña, con la sangre de Chad, escribió en forma de firma:

By the sweet killer, CANDY FACE.

Se dice que en cualquier momento se escuchan llantos en el bosque, gemidos, y también motores de carro, pero no son de carro, es el motor de la moto cierra de Candy Face. 

Y no creas que es solamente en aquel bosque, es en el bosque más cercano a ti... 

Ten cuidado, y recuerda, come primero tus dulces, eso le encanta...