FANDOM


Tanzler reconstruyo el cuerpo descompuesto de Elena, juntando los huesos desarticulados con cuerda de piano y llenando su cuerpo con trapos. Le dio ojos de cristal y, como su piel se había desintegrado, la reemplazó con capas de seda empapadas en cera, como su cabello se había caído. Le hizo una peluca con el cabello que le había dado su madre después del funeral. La vistió con sus mejores galas y le rociaba generosamente con perfume muy necesario dado el fuerte hedor de la putrefacción. Elena pasó sus días y noches en su cama. Fue tanta la locura de Tanzler que introdujo un tubo en su vagina para poder tener sexo con ella.

9 años más tarde, la hermana horrorizada de Elena escuchó rumores de que el médico tenía el cadáver de su hermana en su casa y lo confrontó. Tanzler fue arrestado y psicológicamente examinado. Declarándolo mentalmente apto para el juicio, fue acusado de la destrucción de una tumba y el traslado de un cuerpo sin autorización. Afortunadamente para Tanzler y por desgracia para la familia De Elena, el estatuto de limitaciones impidió una condena.

El cuerpo de Elena Hoyos fue puesto en exhibición en una funeraria local, debido a la extrema cobertura de los medios que rodeo los extraños acontecimientos. Finalmente su cadáver fue devuelto al cementerio, pero fue enterrada en un lugar sin marca para que Tanzler no se viera tentado a exhumar sus restos una vez mas.

Tiempo después Tanzler se mudó y escribió una autobiografía que apareció en la revista de fantasía "Fantastic Adventures." Sin dejarse intimidar por su arresto anterior, creó una nueva muñeca de Elena Hoyos colocándole su máscara mortuoria. Esta efigie fue encontrada en su casa cuando Tanzler murió. Algunos informes afirman que el cuerpo de Elena volvió a él en secreto y que el maniquí era en realidad los restos de Elena.