FANDOM


Como ya habrán imaginado, mi vida no era tan perfecta como la de ustedes. Durante mucho tiempo estuve sufriendo en silencio, nadie se dio cuenta de mi dolor hasta mucho tiempo después.

Para que se hagan una idea de cómo era todo antes de que jalara el gatillo para terminar con todo, les diré cómo iban las cosas: Mi familia estaba destruida por las peleas y la situación económica. Mi madre criticaba todo de mí, mi forma de vestir, hablar e incluso vivir. Según ella, yo no me parecía en nada a mi hermana. Mi padre era un ebrio abusivo, por eso mamá lo abandonó cuando yo tenía alrededor de 5 o 6 años. Luego se casó con Michael, un abogado muy renombrado, pero era un idiota; él, al igual que a mi madre y hermana, le facinaba insultarme a toda hora, y le gustaba mucho golpearme. Un día estaba peleando con mi hermana por un par de zapatos, llegó mi madre a la habitación y mi hermana le dijo que yo le había robado y usado sus zapatos. Le dije que era mentira, pero no me escuchó, jamás lo hizo; sólo le dio la razón a ella y me golpeó.

Los tres disfrutaban golpearme, por eso yo comenzaba a tornarme triste, depresivo y solitario; eso tuvo resonancia en la escuela: mis compañeros me molestaban diciéndome raro e inútil. Ya no lo soportaba.

Por eso, en una noche que tuve la oportunidad de robar el arma de mi padrastro y encerrarme en mi cuarto sin ser descubierto, me metí en mi cama, me apunté a la cabeza y, posteriormente, jalé el gatillo para no volver más a este mundo cruel.