Wiki Creepypasta
Advertisement

” 16 Febrero ’94

Hoy ha sido mi cumpleaños, ahora tengo 15. No me han regalado muchas cosas, entre ellas este cuaderno.

Sé porque es, ayer los escuche hablar con el Doctor Méndez. Les dijo que me haría bien tener donde “expresarme”. Me da igual. Solo quiero que las cosas vuelvan a ser como antes, cuando mamá estaba con papá y conmigo. Odio a Estela. Pretende que la llame “mamá” y que hagamos cosas juntas. Papá me evita cuando toco el tema de que ella es mala.

Mi mamá esta muerta, ella no es mi madre. No lo es.

18 Febrero ’94

Ayer llegó un paquete a casa por equivocación. Prolijamente envuelto envuelto en papel cartón y atado con un hilo. Adentro había un muñeco de trapo, de esos que están hechos a mano y se le ven las costuras a los costados.

Es bastante extraño. Tiene pelo hecho de hilos de lana negra, un botón grande por ojo y el otro es simplemente una costura en forma de cruz al igual que la boca que son. Varias cruces cocidas formando una tonta sonrisa. Lo más extraño es que la persona que lo hizo utilizó clavos para hacerle los dedos.

Cuando Estela lo vio, se horrorizó e insistió en tirarlo a la basura. Papá, como siempre, le dio la razón.

Pero esta vez no les dejé ganar. Odio que Estela maneje a papá. Hemos discutido mucho hasta que al fin se decidió que podía quedármelo. “Es horrible”, ha dicho ella. Tan solo es diferente. Como yo.

19 Febrero ’94

Hoy vino Charlotte la madre de Estela a casa. Como siempre papá y yo fuimos sus sirvientes mientras ella y Estela recalentaban las sillas hablando mal de todo el mundo, incluso de papá cuando él no las escuchaba.

Luego de eso me encerré en mi habitación y me puse a llorar. Al menos eso me hace sentir mejor.

Ojalá Clavos pudiera escucharme. Tendría alguien con quien hablar. Solo quiero que Charlotte y Estela se vayan, que desaparezcan, que nos dejen en paz a papá y a mí. Quiero que mueran...

20 Febrero ’94

Esta mañana no encontré a Clavos en la silla, frente a mi cama, donde lo dejé anoche. Espero que Estela no lo haya arrojado a la basura. No tengo muchas ganas de escribir hoy: solo quiero encontrar a Clavos.

23 de Febrero ’94

Pasó algo muy extraño. Ayer papá me dijo que la abuela Charlotte falleció. Al parecer tuvo un accidente en el baño y se golpeó la cabeza. Estela estaba llorando y dijo que se iría a pasar unos días con su padre.

Es mentira lo del accidente: hoy escuché a papá hablar con su madre, mi única abuela. La madre de Estela fue asesinada. “Le sacaron los ojos a punzadas y le arrancaron la lengua, el Maldito le cosió los labios formando una sonrisa.”

La verdad no me siento mal, para nada. Incluso, aunque sé que esté mal, me alegro. De verdad me alegro. Al menos encontré a Clavos, todo el tiempo estuvo abajo de mi cama, no sé como llegó allí pero estoy feliz de encontrarlo.

24 de Febrero ’94

Anoche tuve un mal sueño. Soñé que Clavos se levantaba de su silla e intentaba estrangularme y arañarme. Pero al despertar estaba ahí en la silla, donde lo dejé.

25 de Febrero ’94

Ayer a la tarde papá me culpo de que alguien hubiera destrozado totalmente la habitación y las cosas de Estela. Pero yo no fui. Todo estaba destrozado, hasta el último de sus vestidos, libros y casi todo lo que estaba en la habitación. Hoy, cuando llegó, Estela me golpeó, y papá lo permitió. Ya no lo quiero, solo quiero estar sola.

26 de Febrero ’94

Anoche estaba en la cama, despierta. He visto llorando del miedo y fingiendo estar dormida como Clavos se levantaba de su silla y se metía en el auto de Estela. Esta mañana ella dijo que iría al centro de la ciudad a despejarse un poco, que volvería en unas horas.

No pude hacer otra cosa que contarle todo a papá. No me creyó. Sigue enojado conmigo, yo solo tengo mucho miedo. Quiero que nos vayamos ahora mismo de casa.

Clavos no es bueno. Él mató a Charlotte estoy segura. Y tengo miedo de que me lastime o dañe a papá. No puedo hacer otra cosa sino escribir.

29 de Febrero ’94

Estela está muerta, tuvo un accidente. No sé qué está pasando. Clavos aún no ha regresado. Tengo miedo de que pueda lastimarnos a papá o a mí.

Hoy le rogué que nos vayamos de casa. Me pegó y dijo que todo lo que estaba pasando era mi culpa. Estuvo tomando de nuevo. Ahora solo puedo escribir.

30 de Febrero, '94

Ya no sé qué hacer. Hoy me levanté y encontré un rastro de sangre que va desde la habitación de mis padres hasta la cocina; el teléfono no funciona y no hay electricidad. Solo he podido encerrarme en mi habitación y trancar la puerta. Hace unos momentos que escucho pequeños golpes en ella. Clavos ha vuelto y esta vez viene por mí.

Yo solo quería que las cosas cambiaran, pero no de esta manera. Ya no hay solución.”

"Últimas anotaciones en el Diario Personal de una menor de identidad reservada. Según el informe, sufría de esquizofrenia TPM (Trastorno de Personalidad Múltiple que reflejaba en un supuesto muñeco que jamás fue hallado en la escena) y alucinaciones.

La menor en cuestión asesinó a su padre y a su cónyuge, y a la madre de esta en el lapso de seis días y acabó con su vida cercenando sus muñecas. No se encontró el muñeco en cuestión. Solo un par de clavos ensangrentados utilizados para el asesinato del padre."

Advertisement