Wiki Creepypasta
Advertisement

 Bendito aroma interfecto,
suculento crujido el de los cementerios,
refugiad al Olimpo velado,
sosegad al lobezno famélico. Brillo, pálido semblante el de la señora,
agraciada carcelera, bella en forma,
venid hacia la vista del panteón
agonizando vuestros ardientes vestuarios, buscad la angustia de una madre,
guardad el candor de un chiquillo, 
pues la necesidad apremia vuestras peripecias,
siendo el auxiliar que aquello os enternezca. Sentid al céfiro sepulcral,
el aliento extinto o la brasa de un fuego,
reconoced a la patrona etérea
atestada de serafines y colinas perpetuas. Acostad vuestro pecho,
descasad vuestro sufrimiento,
dejadle todo al arcángel de mármol,
que vigila al descanso, pues la aurora anuncia una ida,
cuando el Señor abraza vuestra herida.
Séos como el Fénix, no la lluvia
ni una magnolia, vivid la última gota,
la infusión escarlata y deseosa.
Y morid con placer,
Desfalleced con dulce interés. Abrazad a la dulce Parca,
Y regresad cuando ella os lo pida. Festejad al silencio.

Advertisement