Wiki Creepypasta
Advertisement
Adn2

1989: Primera clonación humana.

El Doctor Edward J. Jonas nos cuenta con sus propias palabras su experimento:

"¡Que emoción! Hoy llevaré a cabo la primera clonación humana en la historia. Estuve 17 años haciendo experimentos de anatomía y física, pero recién hoy haré mi experimento; me siento mal, enfermo del estómago, pero no pospondré mi experimento".

Durante los último meses, he dedicado mi tiempo en enseñar todo lo que aprendí en mis largos años de aprendizaje a mis alumnos, ellos harán el experimento por mí. Estoy muy emocionado, si todo sale bien, seré famoso y millonario; un voluntario se ofreció al experimento y obtuvimos un poco de su ADN para llevar a cabo el examen. También conseguimos a una mujer que se ofreció para la clonación: ella tendrá a la criatura en su propio vientre, mis discípulos ya están haciendo el trabajo y tendremos que esperar 9 meses a que la criatura nazca.

La noticia salió en el diario local. Pasaron varias semanas sin saber nada del experimento; el Doctor Jonas no dio más detalles de la indagación.

La criatura dio signos de movimientos normales, hasta que un día, inesperadamente, llegó el momento. No habían pasado más de 7 meses pero el individuo nació. El doctor se sorprendió ya que era muy pronto; cuenta con sus palabras de nuevo la experiencia:

"No esperaba un nacimiento tan prematuro como éste. Pensé que el niño tendría algún tipo de discapacidad pero no. Nació con pulso normal, tamaño normal y lloraba como debería llorar un bebé normal. Pensé cómo sería en la escuela, la reacción de sus compañeros al tener en su salón a un humano clonado, sería... raro y exótico".

Por años seguí de lejos los avances del niño: en la escuela tenía buenas notas, muchos amigos y el mejor comportamiento de todo el Instituto. Pero noté que presentaba comportamientos extraños, podría decir... agresivos; sale a cualquier hora de la noche y vuelve tres o cuatro días después.

No dice ninguna palabra, nada, lo único que hace son movimientos extraños con sus manos. Una noche desperté en una cama atrapado de manos y pies. Era un laboratorio... Mi laboratorio.

Fue entonces que lo vi. Se me quedó mirando por un largo rato hasta que presionó un botón y un rayo verde se inyectó en mis ojos. No los pude cerrar ni mover pero no me ardían. Se dirigió hacia una palanca y la accionó, dejando inyectarse en mi cuerpo un rayo blanco.

Sentí cómo el calor pasó a ser ardor, expulsé un grito muy fuerte. De pronto, vi a el chico a mi lado con un cuchillo.

Empezó a rasparme el pecho con la cuchilla y experimenté una horrible agonía. Traté de gritar pero me tapó la boca, y en ese momento, noté que el joven tenía las manos anormalmente heladas y unos ojos negros al igual que su cabello.

Me sorprendí mucho cuando empezó a hablarme de su escuela y amigos. Sin darse cuenta, retiró su mano de mi boca y di un grito de nuevo, lo que produjo que me diera un golpe en la cara y con el mango del cuchillo, golpeó mi cabeza. Lo último que percibí fue una risa macabra.

La policía llegó silenciosamente y disparó al joven en la pierna, lo que causó su desmayo. Me soltaron y corrí a mi casa sin darle explicación alguna a los oficiales.

Vi en las noticias que el chico fue puesto en la cárcel 2 años y 4 meses, por intento de homicidio. No pude entender por qué un niño tan educado, amable e inteligente se había vuelto de un momento a otro tan agresivo. Éstas fueron las últimas palabras del Doctor Jonas:

"Desde ese entonces, me dediqué a la tecnología. Nunca debí haberme entrometido con lo natural. Un ser vivo debe nacer como todos los otros sin intervención de la ciencia, no sólo pude haberme hecho daño a mi, sino también a él. Que sirva de lección esto para aprender a pensar dos veces las cosas, no sólo en esto, en todo".

Advertisement