FANDOM


Este nivel por pura suerte fue el penúltimo nivel de este juego del diablo. En este nivel empezaron a aparecer demonios. Todos ellos eran muy, muy fuertes que podían hacer caer a Omegalis y a 947. ¡Hasta podían dejarlos inconscientes por unos segundos! Muchos empezaron a hacer que ellos empezarán a derramar sangre brutalmente. Algunos hasta hacían el mismo daño que Exodian hacia...

Cuando uno nos golpeó empezamos a sentir un dolor horrible. Hasta empezamos a ver torturas horribles... Ahora el juego se volvió en la masacre infernal sin fin que nos advirtió en el comienzo de este maldito juego demoníaco.

Entonces llega mi hermana Elizabeth y me dice esto:

-Hola, Alex, ¿Qué están jugando? - Me pregunto ella.

-Algo que nunca debimos jugar... - dijo Pablo.

-¿Entonces porque lo siguen jugando? 

-Porque el juego no puede ser apagado ni destruido. - le contesté.

-¡Qué tonto! - dijo ella, burlándose.

Entonces el mismísimo Darkruz dice esto:

-¿¡Tonto!? ¿¿¿¡¡¡Acaso tienes idea de lo que estás diciendo!!!???

Entonces mi hermana grita e intenta llamar a nuestra mamá. Pero Darkruz cierra las puertas como si tuviera telekinesis.

-Tu no irás a ningún lado, niña insolente. Ahora jugaras con ellos. 

Entonces ella con mucho miedo agarra el otro control de la consola. 

-Muy bien. Ahora tu sufriras con tu hermano y su tonto amigo.

Entonces Darkruz pone un nuevo personaje: Una cyborg llamada Aurora.

Tuvimos que pelear con muchos demonios. Pero al menos fue más fácil ahora que teníamos a mi hermana. 

Entonces empezaron a aparecer zombies destripados como los del nivel de Cephalous. A mi hermana le aterrorizo esto y no quería ver, pero Darkruz le estaba obligando a ver esos horribles zombies destripados. Ellos fueron fáciles de matar a diferencia de los demonios. Algunos eran más grandes pero ahora morían de 5 golpes. Omegalis y 947 se volvieron más fuertes con el pasar del juego.

Entonces vimos a MUCHOS enemigos en una zona. Intentamos alejarnos lo más pronto posible pero ese maldito Darkruz Nos movió a nuestros personajes y tuvimos que pelear con todos ellos. Fue algo muy difícil.

Nos encontramos con un invocador de demonios así que tuvimos que destruirlo. Los demonios nos atacaban así que tuve que matarlos mientras que Pablo y Elizabeth destruian el invocador. 

Después nos encontramos con el miniboss: ¡era un demonio del tamaño de una casa entera! ¡El demonio causaba un daño enorme! Con ese daño no nos quisimos imaginar cómo será el daño del jefe del nivel y de Darkruz... Después de una batalla muy difícil por fin derrotamos a la bestia. 

Pasaron muchos minutos cuando por fin nos encontramos con el jefe quien era nada mas y nada menos que el segundo al comando de los demonios de Darkruz: Alxarus. Alxarus no poseía un brazo y una pierna, era muy flaco y pálido, su pierna derecha era esquelética, era gigantesco y su ojo estaba destrozado. Sus ataques eran que este rompía la espalda de Omegalis, Aurora o 947 dejándolos inmóviles por unos 10 segundos. Era un ataque brutal. El otro era que este intentaba comerse a uno de nosotros, unos de sus ataques era que este agarraba a Omegalis, Aurora y 947 y este los aplastaba con su mano, causando una muerte instantánea. Con ese mismo ataque nos mató y nos quedaban 2 vidas. Y Alxarus dijo esto:

-¡Jajaja! ¡Ustedes son unos débiles y cobardes héroes! ¡Esperaba algo más difícil! - dijo Alxarus.

Nos enojamos y queríamos una revancha la cual Alxarus aceptó. Entonces terminamos ganando. Entonces Darkruz se sorprendió y dijo esto:

- ¡Increible! ¡Derrotaron a Alxarus! Pero no celebren, porque en el siguiente nivel ustedes me enfrentarán.

Nos estamos preparando para la verdadera pesadilla y locura. No nos quisimos imaginar la locura que pasará...