FANDOM


En este nivel, el juego se volvió en una pesadilla horrible que nunca debimos jugar. En este nivel el lugar en donde jugábamos era un templo. Los enemigos eran monstruos que eran del tamaño de un Tiranosaurio Rex... enserio. Ellos eran muy resistentes y fuertes. Hasta algunos eran tan poderosos que parecía que peleamos con un miniboss. Todos ellos llegaron a tener esa misma fuerza y resistencia. Tuvimos que pelear con un miniboss el cual era grande, deforme, desgarrado, mutilado y destripado.

Lo bueno es que tenemos a un aliado el cual era 947. Que suerte. Por alguna razón el juego empezó a congelarse, lo cual esto nos dio unos minutos de descanso. El problema duro media hora hasta que el juego empieza a sonar como si estuviera respirando, lo cual nos asusto. El juego entonces deja de sonar así y luego empezamos a jugar normalmente.

Por sorpresa encontramos una parte con muchos enemigos. Ellos casi nos matan así que tuvimos que usar un ataque especial para matarlos a todos. Ellos nos dejaron mucha salud y energía.

El juego entonces empieza a gritar muy fuerte y empieza a mostrarnos imágenes horribles de gente y animales muertos por lo cual, nos hizo vomitar mucho por lo horrible que era.... 

947 entonces dice "¿¡QUIERES CALLARTE?!" Ese mismo momento el juego deja de gritar y mostrarnos esa imágenes horribles.

Después nos encontramos con personas en peor estado que las del nivel anterior... también tuvimos que pelear con zombies y monstruos.

El juego descubre la jugabilidad y dice esto:

"¿Están jugando en el modo más fácil? Que patético. Que bien que tendré que cambiar la dificultad a muy difícil."

El juego entonces hace esto y el juego se pone mucho más difícil... maldito juego. 

Ahora muchos enemigos empiezan a aparecer infinitamente causando que Omegalis y 947 murieran. Entonces el juego dice esto.

"Oh. Olvidé decirles que el juego tiene un límite de vidas. Si las vidas llegan hasta 0 entonces ustedes morirán."

Empezamos a asustarnos tanto que intentamos apagar la consola.

"Imbéciles. ¿Acaso se les olvido? No podrán liberarse."

Intentamos desenchufar la consola y el televisor pero no se apagó todavía. También intentamos destruirlo pero tampoco funcionó...

No tuvimos otra alternativa que seguir jugando este horrible juego del demonio.

Tras matar a muchos enemigos estos empezaron a tener otra vida, así que tuvimos que matarlos con mucha dificultad. 

Tras muchas peleas dificiles nos enfrentamos con el jefe Ultremis. Era un demonio gigante que que no tenía órganos,  tenía agujeros por todo el cuerpo entero, Tenía como un arma un martillo sangriento, su cara estaba arrancada dejando al descubierto la mitad de su esqueleto. Podía moverse muy rápido a pesar de su tamaño gigante, los ataques no le hacían nada de nada, podía lanzar rayos muy poderosos y este hacía llover sangre ácida del cielo. Sólo podía ser dañado con ataques especiales. Así que lo matamos con 10. Después de eso Omegalis y 947 empiezan a arrancar cada parte de su cuerpo y fue un asco. Al derrotarlo el juego nos revela algo:

"Que sorpresa. En el siguiente nivel pelearan con mi segundo al mando de mis demonios. Si ustedes lo derrotan pelearan con Darkruz. ¡¡¡Y ese soy YO!!!"

Nos sorprendimos con lo que dijo Darkruz así que tuvimos que prepararnos para pelear con el segundo al comando de los demonios de Darkruz. Esto será muy difícil...

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.