FANDOM


Tu sólo al ver los ojos de esta niña, podrías ver la pena que siente, su miedo, su pasión por las cosas que hace, su sufrimiento, todas las emociones de ella en total. Todas mezcladas con una gran locura que había sido puesta ahí.

''¿Amigos? Con el sufrimiento y locura que hay en mi mente, creo que es suficiente.''

Daisy Charmes, era como esa persona de la clase, que no habla con nadie, está en su propia burbuja, y hace los trabajos solo. Ella no era muy sociable. Ella pensaba que si se juntaba con alguien, esa persona tendría una oportunidad para burlarse de ella

En su casa, a ella la querían, pero siempre supo ella que su hermano menor siempre fue el favorito de sus padres. Ella en su casa, siempre la pasaba en su habitación dibujando, o escuchando música, pero siempre estaba en su mundo, pensando en otras cosas.

Dibujar, escuchar música, pintar, y estar en su computador, eran su salida de la realidad. La razón la encontrarás en el siguiente párrafo.

Ella creía que ella misma no era normal, pues, desde sus pequeños 8 años, tenía visiones terroríficas. Pero ella quería olvidarlas, quería quitarlas de su mente, pero ella sabía que nunca las podría borrar, así que, con su improvisada salida de su realidad, ella no las recordaba.

Ella tenía recuerdos de personas muertas, de gente loca, tenía visiones raras y deja vús. Una vez vio en su sueño, que ella estaba en una ejecución de alguien. En una sala con paredes de concreto, había una tabla de madera de forma vertical, y de ahí colgaba una persona aferrada con cadenas a la tabla, su cara le sonaba familiar, pero no la reconocía. Esa persona estaba amarrada de brazos, colgando, y sus pies no tocaban el suelo, haciendo que todo el peso de su cuerpo esté colgando por sus brazos, todo ese dolor sumado a las torturas que le hacían los guardias estaban matando al pobre hombre, que al parecer había cometido un acto de traición. Eso es todo lo que escuchó y vio antes de volver a la realidad..

A ella todo esto le asustaba, pero ella sabía como guardar su secreto de las alucinaciones. Simplemente con estar un rato en su propio mundo, ella olvidaba todo, así que todos los días pasaban iguales. Los padres de Daysi nunca se enteraron de lo que le pasaba a su hija.

Pero hubo un día, que las visiones y ilusiones fueron aumentando un poco, ella, ya que nunca le había pasado eso, pensó que después todo se iría, pero no fue así. Cada día, sus visiones fueron aumentando.

Lo que ella no se daba cuenta, es que cada vez que soñaba, que veía gente muerta, que tenía deja vús, que cada vez que su problema aumentaba, su cordura disminuía.

Ella en un par de semanas se acostumbró a sus visiones más seguidas, e inclusive, habían veces que le gustaba ver eso. Hay veces que al ver esas torturas, ella pensaba que era ella la que torturaba a la gente.

Ella, cuando estaba en la realidad, sentía que el tiempo estaba detenido, que asaba sumamente lento, como si todo lo que le haya pasado en su vida, lo hubiera hecho hace mucho, para ella, el tiempo estaba casi detenido. Pero en sus visiones el tiempo siempre pasaba rápido.

Ella, con su cordura un poco rota gracias a sus visiones extrañas. Pero la que le rompió su cordura totalmente, fue esta:

Soñó con un circo, era una gran carpa con lineas rojas y azules, por fuera, parecía un circo abandonado, pero por dentro, había payasos, magos, malabaristas y miles de artistas más. Ella al ver esto, pensó que no era una de sus visiones, si no que solo un buen sueño.

Pero, al fijarse bien en todo, vio que había sangre en las caras y ropas de los artistas. Vio que también habían cadáveres en el suelo, algunos descomponiéndose todavía. Los payasos, estaban vestidos de blanco y negro, y hacían malabares con lo que parecía que eran ojos de personas.

Ella, por alguna extraña razón, se quería quedar allí, en ese circo, ya que algo allí le llamó la atención. Ella no sabía que era, pero se sentía bien. En realidad, la gente que estaba allí le tomaba mucha atención y ella sentía que la gente de allí la estaban esperando desde hace mucho.

Uno de los payasos, el más joven, pero el más alto, se acercó a la niña y le dijo:

-¿Quieres quedarte acá? ¡Contigo acá todo va a ser más divertido!

Ella le contestó que sí, total, ella sabía que todavía era su sueño. Y que ella despertaría cuando sea la hora de irse de nuevo a su escuela...

O eso creía.

Pasaron horas en las que ella estaba en el circo, viendo a todos los artistas hacer un hermoso espectáculo solo para ella, al parecer, ellos no sabían que sólo había una persona como público total en ese circo.

Después de que terminara el magnífico acto, el mismo payaso vino, y se le acercó de nuevo a Deisy.

-¡Hey Deisy! Solo te quería decir algo, bueno, ya que te ha gustado tanto el espectáculo, y sé que quieres ser parte de él, ¿Por qué no te unes al circo?

Ella no sabía que decir, ¿Como sabía que ella quería ser parte del elenco? Ah, bueno, es un sueño, todo puede pasar en un sueño. Ella aceptó ser parte de ese circo, y se divirtió mucho al parecer... Tan bien la pasaba en ese circo, que al parecer, la vida fue amable con ella, y nunca despertó de ese sueño que para ella era tan bonito.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.