FANDOM


"la vida nunca a sido justa, y mientras más bondades por ella intentes hacer con peor moneda te va a pagar a la hora de tu muerte"


__Lyssandro Elsword Whitman, 24 años de edad, un chico de piel clara y cuidada, su cabello es pelirrojo lacio bastante revuelto que no es muy largo pero tampoco muy corto, sus ojos son marrones con la singularidad de que uno es más claro que el otro, lyssandro cuenta con un cuerpo bien trabajado y alto, mientras que unas ojeras remarcan sus ojos a causa de la falta de sueño por Dibujar demasiado.


Actualmente se encuentra estudiando en la universidad en una especialización como arquitecto debido a su gran gusto por los estudios y el dibujo, siendo también postulante por una beca a un conservatorio de Artes generales en los campos de música y dibujo.

Nacido en Inglaterra habla fácilmente cuatro idiomas contando el inglés, el español, el griego y el latín, un chico estudioso y de buenos fundamentos, con una hermana menor llamada Elizabeth y en una familia de clase media alta, trabajador desde niño mientras que tiene una personalidad que muchos consideran de un chico "perfecto", no es la clase de persona a la que encontrarían bebiendo, fumando o en actividades indebidas como otros chicos de su edad o menores, mucho menos engañando a su pareja de alguna manera y que hizo voto de castidad hasta el matrimonio.

Un chico virtualmente perfecto de esos que sólo en novelas se los imaginan tan santos, amistoso y con muchos compañeros y amigos se le considera popular, es muy amable y sin rastro de arrogancia a menos que se tratara de un reto en artes, talentoso tiene la mala costumbre de quitarse los pelos de la lengua al decir cualquier cosa llegando a ser directo con todas las verdades.

Un chico con un gran futuro por delante.

________________________________________________________________________________________________

-Estos eran los datos de aquel alumno que conocía y consideraba mi mejor amigo... Claro hasta que alguien me lo arrebato... A mi y a todo el mundo...recuerdo claramente ese día, no podría olvidar el horror que sentí al escuchar atravez del teléfono a su madre llorando mientras me avisaba que su hijo había sido encontrado muerto y en unas condiciones tan horribles que sólo en película de terror se las podrían creer.

Mis lágrimas estaban mezcladas entre el shock de escuchar que a mi mejor amigo lo habían torturado de maneras tan crueles, como lo fueron inyectar tinta en sus ojos y venas, quemarlo con metales al rojo vivo y golpearlo a fuerza de látigo, además de haber sido cortado variadas veces únicamente para echar sal sobre las heridas abiertas, aún sin ser suficiente todo esto nisiquiera fueron estos castigos su causa de muerte, el había muerto por envenenamiento de un extraño fruto que venía desde mesoamerica el cual quemo con su veneno el interior del cuerpo de mi amigo hasta hacerlo escupir sangre mientras su garganta se cerraba y finalmente moria por asfixia.

Algo que me costaba digerir de un solo momento, más por que no entendía quien podía llegar a ser tan cruel como para hacerle todo eso a un chico que parecía tener al mundo enamorado de su forma de ser.

Los policías y detectives dijeron que el perpetrador había sido un contrincante celoso, debido a que en la escena del crimen se vieron notas en las cuales claramente estaban las preguntas "te gusta Dibujar?", "que harás con tu beca ahora?", "te crees con talento aún?", "dónde está tu amada rebeca para ayudarte?", pero aún con esto nada cuadrada, lyssandro no tenía ningún enemigo mucho menos algún rival con el cual peleará, teniendo una muerte que no se merecía y antes de tiempo quien lo hizo no podía ser humano, si no un Bastardo animal que se había hecho pasar por uno.

Eso me revolvio la mente los días, las semanas y hasta los meses que siguieron, sentía que el mundo había perdido un pesado trozo de lo que lo armaba, al no poder volver a ver la sonrisa de ese chico y mucho menos escuchar su voz al alegrar un sitio o sus gritos cuando perdía en algún videojuego, metía la pata o simplemente un dibujo no le salía.

Estaba debastado.

Hasta qué un día... El mundo se detuvo por completo...cuando volví a ver esos ojos marrones y escuchar esa voz que venía desde el subsuelo.

________________________________________________________________________________________________

Ustedes creen en la vida después de la muerte?, en esos relatos de las viejas de que si te asesinaban o morías con algo pendiente, tu alma quedaría vagando o serias una clase de ente sobre natural buscando venganza contra el mundo...pues si tu respuesta fue no, la verdad te comprendo yo también creía eso... hasta que volví a ver...

Estaba llegando temprano a la universidad era mi último día hay después de todo, no parecía haber mucha diferencia de los demás, simplemente era otra de las miles de despedidas que uno hacia al graduarse ya fuera de la primaria, la secundaria, bachillerato, o simplemente cuando cambiamos de colegio.

Era el día de nuestra graduación.

Y así se hubiera quedado, si no hubiera sido interrumpido por alguien que creímos que nunca volveríamos a ver en nuestras vidas.

Recuerdo poco de lo que pasó sinceramente, después de todo caí inconsciente... Pero hasta donde me alcanza la memoria puedo ver en que momento llegó.

La primera vez en que lo vi fue tan solo un suspiro a mi lado, me encontraba hablando con unos compañeros de varias tonterías antes de que iniciará la ceremonia y la entrega de nuestros diplomas todos estábamos en el pasillo que quedaba entre los salones de música y pintura, lugares que frecuentabamos mucho y que posiblemente nunca volveríamos a ver.

No pasaba nada extraño hasta que un amigo mencionó un recuerdo acerca de lyssandro, exponiendo como el se la pasaba de salón en salón en sus momentos de "inspiración", todos soltamos una leve risa, lyssandro parecía una máquina de estudiar y en cierto punto era chistoso como hacia todo, recordamos las incontables veces que lo vimos sosteniendo sus libretas de arte, sus instrumentos de música y sus pinturas todos al mismo tiempo mientras pasaba de un salón a otro para acomodarse, y que cuando era de mañana lo atrapabamos con tostadas en la boca, apenas y sin poder moverse bien por todo lo que cargaba.

Mientras reía antes aquellos recuerdos sentir un leve empujón un chico de sudadera negra con capucha y unos pantalones azules me había pasado por al lado corriendo a toda velocidad y se había metido a uno de los dos salones dejando un rastro negro tras suyo , me quedé en shock por unos segundos y luego con mis amigos fuimos a revisar.

- "Quien habrá sido ese?"

- "No lo sé nunca lo había visto"

- "Quien revisa?"

Mis amigos estaban deliberando para ver quien sería el valiente que revisaria y hablaría con el misterioso encapuchado, finalmente decidimos que sería rayan el que iría, el entró algo tembloroso al salón y a los pocos segundos pudimos escuchar su grito de horror, el salió del lugar a toda velocidad agitado y pálido parecía que había vivido su peor Pesadilla en ese lugar.

Luego de que lograramos calmarlo nos dijo que había visto a la muerte en vida, nos confundimos preguntando a que se refería y nos grito

- "Eh visto a lyssandro en ese salón!!!...Eh Visto Su cadáver viviente!!!"

Todos nos quedamos en shock ante tal afirmación, rayan no parecía estar bromeando nerviosos nos acercamos los demás a revisar pero cuando entramos no había nada, simple unas huellas sucias que llevaban hacia la pintura de nuestro difunto amigo, no entendíamos lo que pasaba y en eso rayan se empezó a sentir mal y vómito hay mismo un líquido negro.

Lo llevamos a la enfermería y luego de unas horas quedó perfecto, pero no dejaba de repetir una y otra vez que lyssandro volvería en la entrega, que el volvería para cobrar venganza y darnos su mejor obra de arte estaba casi en pánico pero por suerte lo logramos tranquilizar a tiempo.

Pero hay no se había acabado todo... Esa simplemente era la entrada de su obra maestra.

Estábamos en medio de la entrega de diplomas todo iba completamente tranquilo aún con el extraño suceso de hace apenas unas horas y el pesar de que mi mejor amigo no iba a estar presente, o bueno eso pensaba hasta que llegaron a su nombre...

En cuanto la directora nombró a mi amigo las cosas se pusieron extrañas nuevamente casi como si fuera una maldición sobre el nombre de mi amigo, su discurso no era muy largo en una foto grande de él puso su diploma diciendo

- "y ahora un alumno que desgraciadamente el día de hoy no se podrá encontrar con nosotros ya que su fin fue demasido adelantado, pero eso no a borrado que más que cualquier otro a sido el mejor alumno y compañero que en esta universidad se a visto, Lyssandro Elsword Whitman...ahora les pediré un minuto de silencio en su memoria."

Inmediatamente dicho eso la directora fue interrumpida por la luces del lugar explotando de manera espontánea hasta que el vidrio del cuadro en el que estaba la foto de lyssandro también lo hizo, todo estaba completamente oscuro en ese auditorio cerrado mientras el aire era frío y los cuerpos de las personas parecían estar congelados en sus asientos con una fuerza mayor obligando los a quedarse totalmente quietos.

Recuerdo que mi cuerpo había perdido toda sensibilidad de repente sin dejarme levantar mientras mi vista no captaba nada alrededor, era un sentimiento horrible de miedo que me invadía a mi y a todos, aún más cuando lo vimos a él.

________________________________________________________________________________________________

Una tenue luz se había manifestado desde el centro de la imagen de lyssandro siendo lo único que nos daba vista del lugar, de sus ojos y de su boca empezaron a salir chorros de un líquido negro cual tinta que llegaron hasta el suelo, lo que antes era líquido empezó a tomar forma poco a poco de manera física hasta ser un muchacho de piel que parecía hecha de papel, cabello rojizo brillante lacio que parecía que nunca se hubiera peinado con tonalidades cual fuego, su boca y nariz estaban cubiertas por una máscara y sus ojos eran lo único que observaba, eran iguales a los de lyssandro pero fuera de su iris todo era negro como si lo blanco hubiera sido bañado en tinta.

Como si lo puro se hubiera ensuciado...

pero innegablemente esos ojos eran los de lyssandro más nadie los hubiera tenido así, el muchacho vestía una sudadera negra abierta juntó con una camisa olgada blanca traía pantalones azules oscuros olgados de Jean y unas zapatillas rojas muy brillantes.

Actuaba extrañamente, como si despertará de un fuerte sueño y buscará su celular entre las sábanas sin encontrarlo, caminando lentamente paso fila por fila hasta llegar a la última en donde estaba yo sentado, estando frente mio lo único que pude hacer fue rogar en mi mente que no me hiciera nada, se había detenido justo en frente de mi quitando se su mascara de metal.

Ver su rostro era como ver el espíritu de mi amigo frente a mi.

Me quedé sin aliento, el se acercó a mi y me sonrió mirándo con atención mis ojos que se perdían en esos que antes parecían sin vida, soltó una risa burlona al verme en ese estado parecía estarse entreteniendo con el miedo que causaba tan solo su presencia, seguidamente se alejó y vio al que estaba sentado a un lado mío, su mirada y su sonrisa eran algo que nunca podré olvidar, al ver a ese chico habían cambiado totalmente... reflejaban la verdadera oscuridad...

El se acercó a aquel muchacho que estaba aterrado y lo tomo de ambos lados de la cara mientras el chico rogaba que lo dejará ir, el simplemente se río ante esa cara de terror diciendo suavemente a su oído unas palabras que para mi fueron ruidos distorsionados pero que al oírlas el muchacho empezó a llorar pidiendo... perdón?

Me quede en shock al escuchar como a los cuatro gritos rogaba por misericordia, disculpandose de haber asesinado a lyssandro!.

No me podía creer lo que oía, el confesó entre sus súplicas cada cosa que le habían hecho a mi amigo, cada tortura, cada maltrato, cada insulto, cada día que lo había tenido encerrado como si ahora el papel estuviera invertido y el fuera el rehén que peleaba por su vida.

confesó que el había sido el animal que lo mató!

Aquel ente solo parecía ver todo eso con asco y aburrimiento, mientras le sonrió al chico, casi como si dijera "crees que eso te va a ayudar de verdad?", lyssandro sabía quién era su asesino y había regresado por su venganza...ninguna súplica lo detendría.

Levantó al chico de la silla tirando lo de rodillas y sacando un lápiz de tableta gráfica de color blanco y negro, empezó a dibujar sobre la piel del chico, herida tras herida las gotas de sangre salían por donde el lápiz pasaba como si al Dibujar los rasguños en su piel un cuchillo los cortará, recuerdo sus gritos de dolor y la maligna risa de aquel que había tomado la apariencia de él que alguna vez fue mi amigo.

Estaba disfrutando cada momento de hacerlo sufrir seguidamente lo levantó y lo arrastró hasta el centro del auditorio mientras unas criaturas extrañas de tinta iluminaron todo el lugar dejando ver al muchacho, todos volteamos involuntariamente hacia el y vimos como lo apuñaló con el lápiz haciendo que de su boca y sus ojos empezará a brotar tinta mezclada con sus ahogados gritos parecido a cuando rayan vómito por haberlo visto pero mucho peor, al final simplemente sonrió y tomando cada lado de su cara la cabeza le arrancó y al suelo la tiró...diciendo simplemente una breves palabras ante todos para culminar su obra maestra.

"Adiós amigos... Dulces sueños"

Hizo reverencia frente a todos y las criaturas que habían iluminado el sitio empezaron a explotar destruyendo el lugar.

Todo se empezó a poner oscuro y caí inconsciente viendo como aquel entre la tinta y escombros desapareció, viendo como mi amigo por última se despedía de todos con una macabra venganza por la cual en un oscuro ilustrador se volvió.

Y saben lo peor?...Que se que el apenas está comenzando.

Fin.i