FANDOM


Dean Corll victims-0

Dean Arnold Corll

Dean Arnold Corll (24 de diciembre de 1939 - 8 de agosto de 1973) fue un asesino en serie estadounidense que junto con la ayuda de dos cómplices adolescentes, David Owen Brooks y Elmer Wayne Henley, secuestraron, violaron, torturaron y asesinaron a al menos 28 jóvenes (aunque el número exacto podría ser superior a 40) en una serie de asesinatos que abarca desde 1970 a 1973 en Houston, Texas. Los crímenes, que se conocieron como los asesinatos en masa de Houston, salieron a la luz después de que Henley disparó en repetidas ocasiones a Corll hasta que cayó muerto y su cómplice Henley de 17 años reveló todo.

Corll pudo haber matado antes de 1970. Por ejemplo, en 1968, cuando dirigía la tienda de dulces, sus colegas lo vieron cavando hoyos. Cuando se le preguntó por qué, respondió que estaba enterrando dulces caducados para evitar la contaminación por insectos. Sobre los hoyos derramó un poco de cemento. Corll poseía los mismos rollos de plástico que usaba para envolver a las futuras víctimas. La cara publica de Corll como un hombre agradable y calido y la cara oculta de Corll como un sadico sanguinario.

Modus OperandiEditar

Las víctimas de Corll generalmente fueron atraídas a cualquiera de los dos vehículos que poseía (una furgoneta Ford Econoline y una Plymouth GTX) o un Chevrolet Corvette 1969 que se sabe que compró para David Brooks a principios de 1971. Esta tentación era típicamente una oferta de una fiesta o un ascensor, y la víctima sería conducida a su casa. En varios casos, Corll obligó a sus víctimas a llamar por teléfono o escribir a sus padres con explicaciones de sus ausencias en un esfuerzo por disipar los temores de los padres por la seguridad de sus hijos. En
Tablero de tortura

Tablero de tortura de Corll

la residencia de Corll, a los jóvenes se les aplicaba alcohol u otras drogas hasta que se desmayaban, se les engañaba para que se pusieran las esposas o simplemente se los agarraban por la fuerza. Luego los desnudaron y los ataron a la cama de Corll o, por lo general, a un tablero de madera contrachapada, que con frecuencia colgaba de una pared.

Una vez esposados, las víctimas serían agredidas sexualmente, golpeadas, torturadas, castradas con cuchillos, navajas de afeitar o tijeras,y, a veces después de varios días, asesinadas por estrangulamiento o por disparos con su pistola calibre .22. También les habían insertado trapos de tela en las bocas de las víctimas y cinta adhesiva enrollada alrededor de sus caras para amortiguar sus gritos.

Sus cuerpos fueron atados en láminas de plástico y enterrados en uno de cuatro lugares: un cobertizo alquilado para botes; una playa en la península de Bolívar; un bosque cerca del lago Sam Rayburn (donde la familia de Corll poseía una cabaña de madera junto al lago); o una playa en el condado de Jefferson. Corll les pagaba hasta 200$ por cada víctima que Wayne o Brooks pudieron atraer a su apartamento. antes de enterrarlos en High Island Beach Dean echaba cal sobre los cuerpos y los envolvía en laminas de plástico atadas, dando asi la apariencia de un caramelo.

Madrugada del 8 de agosto de 1973Editar

En la noche del 7 de agosto de 1973, Henley, de 17 años, invitó a un joven de 19 años llamado Timothy Cordell Kerley a asistir a una fiesta en la casa de Corll en Pasadena. Kerley, que tenía la intención de ser la próxima víctima de Corll, aceptó la oferta. David Brooks no estaba presente en ese momento. Los dos jóvenes llegaron a la casa de Corll, donde olieron el humo de la pintura y bebieron alcohol hasta la medianoche antes de salir de la casa a comprar sándwiches. Henley y Kerley luego condujeron de regreso a Houston Heights y Kerley estacionó su vehículo cerca de la casa de Henley. Henley salió del vehículo y se dirigió hacia la casa de Rhonda Williams, una amiga suya de 15 años, que había sido golpeada por su padre ebrio esa noche, y que había decidido abandonar temporalmente su hogar hasta que su padre se pusiera sobrio. Henley invitó a Rhonda a pasar la noche en la casa de Corll, Rhonda aceptó y se subió al asiento trasero del Volkswagen de Kerley. El trío luego condujo hacia la residencia de Corll en Pasadena. Aproximadamente a las 3 am de la mañana del 8 de agosto de 1973, Henley y Kerley regresaron a la casa de Corll acompañados por Rhonda Williams. Corll estaba furioso porque Henley había llevado a una chica a su casa, diciéndole en privado que había "arruinado todo". Henley explicó que Williams había discutido con su padre esa noche y que no deseaba volver a casa. Corll pareció calmarse, y le ofreció el trío de cerveza y marihuana. Los tres adolescentes comenzaron a beber y fumar marihuana, y Henley y Kerley también olieron vapores de pintura mientras Corll los miraba atentamente. Después de aproximadamente dos horas, Henley, Kerley y Williams se desmayaron.

Traición y muerte Editar

Henley se despertó y se encontró tendido boca abajo y Corll poniéndole esposas en las muñecas. Su boca había sido amordazada con cinta adhesiva y sus tobillos habían sido unidos. Kerley y Williams yacían junto a Henley, atados firmemente con una cuerda de nailon, amordazados con cinta adhesiva y boca abajo en el suelo. Kerley también había sido desnudado.Al darse cuenta de que Henley había despertado, Corll le quitó la mordaza de la boca. Henley protestó en vano contra las acciones de Corll, después de lo cual Corll reiteró que estaba enojado con Henley por traer a una niña a su casa y que iba a matar a los tres adolescentes después de haber agredido y torturado a Kerley. luego arrastró a Henley a su cocina y colocó una pistola calibre .22 contra su estómago, amenazando con dispararle. Henley calmó a Corll, prometiendo participar en la tortura y asesinato tanto de Williams como de Kerley si Corll lo liberaba. Corll acordó y desató a Henley, luego llevó a Kerley y Williams a su habitación y los ató a lados opuestos de su tablero de tortura: Kerley boca abajo; Williams en su espalda.

Corll entonces le entregó a Henley un cuchillo de caza y le ordenó que cortara la ropa de Williams, insistiendo en que, mientras violaba y mataba a Kerley, Henley haría lo mismo con Williams. Henley comenzó a cortar la ropa de Williams cuando Corll se desvistió y comenzó a asaltar y torturar a Kerley. Tanto Kerley como Williams habían despertado en este punto. Kerley comenzó a retorcerse y gritar cuando Williams, cuya mordaza había quitado Henley, levantó la cabeza y le preguntó a Henley: "¿Es esto real?" a lo que Henley respondió: "Sí". Williams luego le preguntó a Henley: "¿Vas a hacer algo al respecto?".

Images (1)-1542314929

Henley le preguntó a Corll si podía llevar a Rhonda a otra habitación. Corll lo ignoró y Henley luego agarró la pistola de Corll, gritando,

"¡Has ido lo suficientemente lejos, Dean!".

Henley dijo:

"¡No puedo continuar más! ¡No puedo hacer que mates a todos mis amigos!"

Corll se acercó a Henley y le dijo:

"¡Mátame, Wayne!".

Henley retrocedió unos pasos mientras Corll continuaba avanzando hacia él, gritando, "¡No lo harás!".

Henley disparó a Corll, disparandole en la frente (la bala no penetró completamente en el cráneo de Corll). Corll continuó dando bandazos hacia Henley, después de lo cual el joven disparó otras dos balas, hiriendo a Corll en el hombro izquierdo, Corll se giró y salió tambaleándose de la habitación, golpeando la pared del pasillo. Henley disparó tres balas adicionales contra su espalda y hombro mientras Corll se deslizaba agonizando por la pared en el pasillo fuera de la habitación donde los otros dos adolescentes estaban atados. Corll murió desangrado donde cayó, su cuerpo desnudo yacía boca abajo contra la pared. Brooks, el otro cómplice no estaba presente aquel día.

Llamada a la policía Editar

A las 8:24 a.m. del 8 de agosto de 1973, Henley llamó a la Policía de Pasadena. Su llamada fue respondida por un operador llamado Velma Lines. En su llamada, Henley le espetó al operador: "¡Será mejor que vengas ahora mismo! ¡Acabo de matar a un hombre!" Henley dio la dirección al operador como 2020 Lamar Drive, Pasadena. Mientras Kerley, Williams y Henley esperaban en el porche de Corll para que llegara la policía, Henley le mencionó a Kerley que había "hecho eso (asesinado por disparos) cuatro o cinco veces".
Dean Corll victims

Todas las victimas

Henley decidio contar todo a las autoridades gritando "NO ME IMPORTA QUIEN LO SEPA,TENGO QUE SACARLO DE MI PECHO" y los crimenes salieron a la luz, durante el registro de la casa, se encontraron las tablas con sogas y esposas, ademas de un arsenal de juguetes sexuales con los cuales Corll supuestamente sodomizaba a sus cautivos. También se hallaron cajas con herramientas que servirían para torturar y mutilar a las víctimas... sin embargo no había ningún cadáver, a parte de el del supuesto asesino en serie.

Wayne aseguró saber dónde se encontraban los cuerpos y, una vez que se terminó de registrar la casa y se retiró el cadáver de Corll, la policía se llevó al muchacho a la comisaría. Aun eran escépticos con respecto a sus declaraciones... pero si era cierto, lo que tenían entre manos era algo muy, muy grande.

Las declaraciones de Wayne fueron muy precisas. Aseguró haber conocido a Dean Corll en 1970, junto a su otro amigo, David Brooks. Los tres congeniaban muy bien, y Dean los invitaba a su casa a pasar el rato, drogarse y escuchar música. De pronto, las reuniones fueron tomando otro tono... sobre todo cuando Wayne y Brooks se vieron envueltos en el rapto de menores. Dean Corll les ofreció 200 dólares por cada chico que le llevaran a casa, para poder abusar de ellos y asesinarlos. Si bien, en un principio, solo se limitaban a entregar a los muchachos a Corll, posteriormente pasaron a observar y estar presentes durante los abusos sexuales y terribles torturas que Corll ejercía sobre los menores. También ayudaron a trasladar y enterrar varios de los cuerpos. Wayne aseguró que llegó a estrangular a un par de muchachos en presencia de Corll, generando un vínculo del que ninguno podía escapar. Dean buscaba hacerlos sentir tan comprometidos como culpables de los terribles crímenes que cometían.

Unnamed-1

Elmer Wayne Henley (Izquierda) y David Owen Brooks (Derecha)

Todas las víctimas encontradas fueron sodomizadas y en la mayoría de los jovenes encontraron pruebas de torturas sexuales: se les arrancó el vello púbico, les masticaron genitales, se les insertaron objetos en el recto y se les insertaron barras de vidrio en la uretra y se rompieron. También revelaron que les habían insertado trapos de tela en las bocas de las víctimas y cinta adhesiva alrededor de sus rostros para amortiguar sus gritos. La boca de la tercera víctima desenterrada el 8 de agosto estaba tan abierta que todos los dientes superiores e inferiores eran visibles, lo que llevó a los investigadores a teorizar que el joven había muerto con un grito en los labios. El 8 de agosto de 1973, ocho cadáveres fueron descubiertos en el cobertizo del bote.

Acompañado por su padre, David Brooks se presentó en la comisaría de Houston la noche del 8 de agosto de 1973 y dio una declaración en la que negó cualquier participación en los asesinatos, pero admitió haber sabido que Corll había violado y asesinado a dos jóvenes en 1970

Juicios, condenas y encarcelamientosEditar

Elmer Wayne Henley y David Owen Brooks fueron juzgados por separado por su papel en los asesinatos. Henley fue llevado a juicio en San Antonio el 1 de julio de 1974, acusado de seis asesinatos cometidos entre marzo de 1972 y julio de 1973. La fiscalía llamó a docenas de testigos, incluidos Tim Kerley y un joven llamado Billy Ridinger, que había sido atraído al domicilio de Corll. Calle Ridinger testificó que en la casa de Corll fue atado al tablero de tortura de Corll y agredido repetidamente por Corll antes de ser liberado.
Unnamed-0

Henley en el Tribunal

Otros testimonios incriminatorios vinieron de oficiales de policía que leyeron de las declaraciones escritas de Henley.

En una parte de su confesión, Henley había descrito su atracción de dos de las víctimas por cuyo asesinato había sido llevado a juicio, Charles Cobble y Marty Jones, a la casa de Corll en Pasadena. Henley había confesado que después de su abuso y tortura inicial en la casa de Corll, Cobble y Jones tenían una muñeca y un tobillo unidos al mismo lado del tablero de tortura de Corll. Luego, Corll obligó a los jóvenes a pelear entre ellos con la promesa de que se les permitiría vivir al joven que golpeara al otro hasta la muerte. Después de varias horas de cada joven golpeando al otro, Jones fue atado a un tablero y obligado a ver a Charles Cobble nuevamente ser agredido, torturado y muerto a tiros antes de que él mismo fuera nuevamente violado, torturado y estrangulado con un cable ciego veneciano. Los dos jóvenes fueron asesinados el 27 de julio de 1973, dos días después de haber sido reportados como desaparecidos. Varios padres de las víctimas tuvieron que abandonar el tribunal para recuperar la compostura mientras la policía y los médicos forenses describían cómo sus familiares fueron torturados y asesinados.

Repercusión de los hechos Editar

Los asesinatos de Houston llegaron a los titulares de todo el mundo, e incluso el vaticano destacó el carácter atroz de los crímenes y ofreció condolencias a los familiares de las víctimas y un prestigioso periodico de la union sovietica culpo a la homosexualidad. Desde entonces, se ha lanzado una campaña que permanece hasta el día de hoy y que va dirigida a todos los niños del mundo de no aceptar dulces de extraños.