Wiki Creepypasta
Advertisement

Cuando te acuestas a dormir, ¿de qué lado duermes? ¿Miras al otro extremo de tu habitación o a la de tu pared? Bueno, te daré un consejo, nunca duermas mirando al otro extremo porque del otro lado vive una criatura, una criatura huesuda, más bien, es casi como un esqueleto, de un color muy oscuro, casi púrpura, de dientes alargados y filosos que siempre sonríen y con ojos completamente rojos. Aunque parece humano, se desplaza en cuatro, como un animal.

Él se aparece 45 minutos antes de las 12 de la noche y 45 minutos después. Durante ese lapso de tiempo, simplemente no duermas, por muy cansado o cansada que estés, pero si el sueño te gana, asegúrate de estar mirando a tu pared… Él te está observando desde la oscuridad, esperando a que duermas. Es muy impaciente. De la nada, sale corriendo hacia tus sueños, se mete en ellos y los transforma en pesadillas.

La mayoría de las veces te despiertas histérico o histérica, sudando, con ahogos, intentando recordar qué pasó, pero todo lo que logras recordar no son más que recuerdos muy difusos y oscuros. Esto es porque él te ha hecho soñar 100 pesadillas a la vez, ya que se alimenta de tu desesperación y angustia.

¿Recuerdas que te dije que es muy impaciente? Si no puedes dormirte rápido, él sale corriendo igual hacia ti por las ansias que siente de consumirte. Sientes cómo una criatura viene corriendo en cuatro y, justo antes de llegar, desaparece en una bola de humo. Te despiertas de golpe, pero no recuerdas el porqué te despertaste justo antes de dormirte profundamente. Como si nada, te vuelves a acostar, a cerrar los ojos. No por esto creas que estás a salvo… No, claro que no. No lo hagas: es solo una forma que tiene de devorarte internamente.

La otra forma es mucho peor, porque él vuelve durante una de las noches. Las pesadillas que te hace soñar las hace realidad, no precisamente como pesadillas vivientes, más bien, como una vida de pesadillas. Él te hará escuchar voces que te dicen que hay una bomba en tu casa, que va explotar en cualquier momento de descuido y que morirás, no hay escapatoria a la bomba, no hay forma de desconectarla ni tampoco de hallarla, solo esta ahí, esperando tu descuido para matarte y destruirte haciéndote volar en mil pedazos…

Te sientes atrapado en tu casa. Sientes que no puedes hacer nada para detenerlo. Te está volviendo loco. Hay un método para que te deje en paz: busca un libro, el que sea, menos de terror (eso lo alimentará más). Cuando lo encuentres, acuéstate en tu cama y ponte a leerlo.

Al principio te costará concentrarte, pero no te debes rendir. Debes seguir leyendo porque a él le molesta que llenes tu cabeza de algo más que no sea él. Es cuando comienza a perder fuerza. Lee hasta que no puedas más del cansancio y ve a dormir. Él te dejará descansar y se irá.

Esta forma es la última que se sabe, pero no por ser última es más suave, sino que fue la que tardó más en desarrollar. Ahora ni siquiera va esperar a que te duermas: no respetará el horario anteriormente dicho. Esperará a que esté oscuro, luego se meterá a tu mente y comenzará a distorsionar tu realidad.

Las formas de las cosas cambiarán, tu mundo se destruirá lentamente. Son ilusiones que te llenarán de desesperación. No debes dejarte llevar. Aguarda la luz del día.

Muy pocos han logrado sobrevivir.

Advertisement