FANDOM


11 de septiembre 2001. Todo ciudadano estadounidense sabe la fecha. Fue en este fatídico día en que se desató el caos en el país. Las fuerzas de combate del ejército de Estados Unidos se vieron poco después en Afganistán. En 2003, se derrocó al dictador de Irak, Saddam Hussein, eliminando el terrorismo y llevando la paz y el orden a la región. Las fuerzas estadounidenses lucharon y murieron en Irak durante más de una década. Eso no es, sin embargo, el foco principal de este cuento.

En 2010, mi unidad fue enviada al sur de Irak, estacionada en una pequeña base conocida como la serpiente del campo. El campamento está situado junto a la localidad de Talil que tiene un pequeño salto a la fama... La antigua ciudad de Ur es descrita como el lugar de nacimiento de la civilización por los estudiosos de todo el mundo. Al estar justo en el medio de la Media Luna Fértil, esta zona fue una vez una tierra verde y exuberante ideal para el cultivo y la cría de ganado. Ur era famosa también por los zigurat. Un zigurat es un templo construido para adorar a uno de los dioses paganos de la zona. En Ur, adoraban a la Diosa de la Luna. El templo sigue en pie hasta nuestros días y es visible desde casi cualquier punto del campamento. Mientras estaba estacionado allí, se me dio la oportunidad de visitar la antigua ciudad. 

Vi los restos del palacio, las tumbas de los reyes, incluso la casa en que Abraham (el Abraham bíblico) se crió y vivió antes de aventurarse en el desierto. Al cruzar el umbral de la casa de Abraham, sentí esa presencia. No podría decir si fue mi imaginación o si había algo allí, pero de repente me sentí bastante incómodo. Decidí ir a la azotea y tratar de conseguir un poco de aire fresco. Tan pronto como salí me sentí mejor. Pensé que era solo el calor jugando con mi mente, así que tomé un par de tragos largos de agua para evitar la deshidratación. Después, llegó el momento de ir al templo y ascender la escalera de 50 pies de la parte superior.

En la caminata de una milla de la casa de Abraham al templo, no pude evitar sentir como si me estuviesen siguiendo. Sabía que esto era ridículo, y probablemente solo un truco del calor del desierto, pero aún así era muy inquietante. Bebí mi agua, esta vez, sin embargo, por temor a perder el conocimiento. Al llegar al templo, ajusté mi armadura y casco, revisé mi arma y municiones y comencé a subir las escaleras.

Apenas había llegado a mitad de camino cuando me invadió el cansancio. Se sentía como si mis piernas fueran de plomo y mi armadura incrementaran su peso en 50 libras. La sensación pasó tan rápido como había llegado y pude terminar mi ascenso. 

Cuando llegué a la cima, me tomé unas cuantas fotos, caminé un poco, y me dirigí de nuevo al vehículo para regresar a la base. En general, me pareció un viaje relativamente exitoso, hasta hace unos tres días...

He estado plagado de pesadillas. Las cosas más horribles que he visto en mi vida. Tengo miedo de ir a dormir a causa de los horrores que veo cuando cierro los ojos. Ellos lo saben. Ellos saben que yo me niego a dormir. Los veo mirarme en el reflejo de la pantalla. Se ven como el ciudadano iraquí típico de la zona, además de las cicatrices que cruzan sus gargantas y descienden por sus cuerpos.

308px-Zig

Hombres, mujeres, niños... Todos ellos me persiguen, pidiendo que me una a ellos. No puedo aguantar mucho más. Si yo no lo hago, ellos lo harán por mí. Los oigo afilando sus cuchillos de piedra y huelo como el fuego comienza a arder. Ellos me van a cortar y abrir, arrancarán mis intestinos. Ellos llegarán a mi pecho apretando mis pulmones y el corazón, hasta que deje de latir. Ellos me van a colgar boca abajo y cortarán mi garganta para drenar la sangre, y me uniré a su casa, adonde todo comenzó para todos los tiempos.