FANDOM


Siempre había sido un fan de Ed, Edd y Eddy cuando era niño. Incluso recuerdo la primera vez que lo vi. Estaba en un motel en Maine, lugar donde mi familia solía pasar unos días cada verano, comiendo un bagel mientras cambiaba de canales. Siempre odié tener que averiguar qué canales tenían. A mis padres nunca les gustó el show. Lo llamaban estúpido, lo llamaban tonto, pero eso es lo que son los dibujos animados. Diversión tonta.

Por desgracia, eventualmente comencé a ver Comedy Central en lugar de Cartoon Network, como parte de la madurez, olvidando mis amados programas para niños a favor de la comedia "stand-up" y los "shows reales". Hace poco tiempo, me encontré con un amigo que reavivó mi interés en los dibujos animados. Realizando un poco de investigación, encontré que Ed, Edd y Eddy continuaron su transmisión mucho más tiempo después de cuando dejé de ver el programa. Una temporada en torno a la vida escolar volvió, por así decirlo fue todo un viaje de nostalgia.

El viaje no duró por mucho tiempo. Después de una exhaustiva búsqueda en YouTube, me vi todos los capítulos al fin, y eso fue todo, el final. No hay nada que odie más que cuando algo bueno se acaba. Es decir, si realmente era el final.

Después de unas horas de búsqueda sobre noticias e información respecto al dibujo animado, me encontré con una subasta en línea por una colección de VHS con todos los episodios. Precipitadamente los compré, tenía ganas de obtener un formato físico que me acercara más a mi infancia de lo que YouTube me podía ofrecer.

Una semana más tarde, la colección llegó al correo. El contenido del paquete tenía muy pocas cintas, cada una con varios episodios, de los cuales el dueño anterior afortunadamente había etiquetado claramente para mí. Fue entonces cuando me di cuenta.

En la parte posterior de la caja se encontraba una última cinta, algo polvorienta, como si el dueño no la hubiese visto desde algún tiempo antes de enviármela. En lugar de títulos y tiempos de rodaje en la etiqueta, simplemente decía: "Ed, Edd n Freddy".

¿Freddy? ¿Un error tal vez? ¿una broma?, ¿quizás se trataba de alguna truco de Halloween contrabandeado, en el que mezclan animaciones cual si fuera una película de terror conocida? Fuera lo que fuese, tenía curiosidad. Introduje la cinta en mi reproductor de VHS y preparando palomitas. Las rarezas empezaron directamente desde el título.

"¡Ed, Edd n _____ ! "

La narración al inicio del verso de apertura omitió el nombre de Eddy. Cuando comenzó en sí la apertura, Eddy estaba extrañamente ausente, de hecho, fue reemplazado. En lugar del chaparro chico intrigante y avaro, había un sujeto bastante alto, de cabello largo y negro que usaba una gorra roja. Sonreía a la cámara en el momento en que el silbido sonaba. La coreografía de Ed y Doble-D era muy diferente: Ed corría como un cachorro emocionado, mientras Doble-D iba tras él. El chico extraño se hallaba en la parte trasera, mirando y riendo en silencio de manera grotesca, el chillido se detuvo. Cuando la introducción terminó, hubo una pequeña pausa. La pantalla se mantuvo negra por un momento antes de que apareciera la tarjetilla del título. Un fondo azul claro con letras de color gris que decía: Adiós.

Eso sí que era raro, como si la apertura con un personaje desconocido no fuera suficiente, ¿ahora una ominosa de la tarjeta del título? Al igual que un "episodio perdido" de esas historias de mierda. De todos modos, estaba divagando.

La tarjeta del título se desvaneció, revelando una escena de su calle por la noche, el sonido parecía faltar o estar en modo silencio. Aunque parecían altas horas de la noche, el extraño muchacho que había salido en el inicio del capítulo, estaba allí, caminando en silencio hasta una de las casas. Se movió de forma errática y lenta ante la puerta para después entrar.

La escena cambió de pronto y sin previo aviso, no hubo un desvanecido cómico como en la mayoría de los episodios. Para esta nueva escena, Doble-D observaba con regocijo frenético a su laboratorio, todo se convirtió en garabatos rápidamente, ahora el chico extraño miraba encima del hombro de Doble-D.

"¡Maravilloso! ¡Estupendo!" chilló Doble-D. Miró el vaso de precipitado con atención mientras el color cambió a morado, abrió enormemente los ojos de placer al momento en que se levantó.

"¡Lo hicimos, Freddy! ¡Tenías razón, funcionó!" -exclamó, volviéndose hacia el muchacho que simplemente se quedó allí, sonriendo. Por unos minutos, Doble- D hablaría en lenguaje técnico, alabando al muchacho por su visión e ideas. Del mismo modo repentino, como antes, la escena cambió de nuevo a la calle en la noche, lo que vi me hizo tirar mi bebida.

Al salir de la casa estaba Freddy. Con sus manos arrastraba una bolsa negra detrás de él, sin emociones, en silencio. El único sonido era el del arrastre. Quedé en shock: simplemente observaba, tenía los ojos fijos en la pantalla. Freddy se dirigió a otra casa después del cambio de escena.

"¡Freddy, ayuda a Rolf a llevar a Víctor a pastar!" dijo Rolf. La escena mostraba la icónica granja de Rolf, quien parecía estar listo para un día de trabajo. Freddy estaba allí de nuevo, sonriendo y asintiendo con la cabeza. Sin esfuerzo levantó a Víctor llevándolo consigo, Rolf lo elogiaba por su fuerza. Ya entrando en el pastizal, Rolf rompió en uno de sus usuales bailes folclóricos extraños, Freddy se unió a él, como si estuviera completamente familiarizado con la cultura de Rol. Los dos bailaron en la alegría por un minuto, antes de volver a la escena de noche. Ahora, había dos bolsas siendo arrastradas por Freddy, mientras tanto se dirigía a la casa de al lado...

Para la totalidad del episodio, me encontraba paralizado. Mirando como él fue de casa en casa, sin hablar, sin hacer ruido. Cada casa a la que entró mostró una escena de él y el ocupante de la misma haciendo algo juntos, y cada ocasión fue una escena positiva. Jugando a disfrazarse con Sarah y Jimmy, reparando bicicletas con Kevin. Honestamente, se me olvidó la escena desconcertante e imponente de la noche en que visitó a Ed, donde Freddy básicamente colgaba un juguete en un palo, mientras Ed golpeaba el objeto como si fuera un gato, pero por supuesto, mi risa cesó cuando Freddy dejó la casa con otra bolsa de basura.

Yo tenía miedo de este chico "Freddy" y de lo que estaba haciendo. Por lo que vi, parecía un demonio, un seductor, involucrándose y formando relaciones amistosas, antes de emerger con esas bolsas. Lo suficientemente grandes para contener cadáveres.

Este miedo mío se reforzó una vez que todas las casas habían sido visitadas. ¡Joder!, incluso el trailer de las hermanas Kanker fue mostrado. Freddy ahora tenía tantas bolsas que se veía obligado a utilizar una carretilla para llevarlos a todos. Una vez los tuvo a todos juntos, se dirigió a un lugar que nunca había parecido en ningún episodio.

Un cementerio.

Freddy llevó los bultos a una colina, pasando todas las tumbas y dirigiéndose a alguna disponible. Cabó profundamente. Freddy miró en él agujero, mostrando la cámara ningún fondo a la vista. Había un fondo, por supuesto, de qué manera escucharía el ruido sordo de las bolsas golpeando el suelo mientras él tiraba una a una.

Una vez todas las bolsas terminaron en el fondo, un tenue objeto apareció detrás de Freddy. Percibí una voz poco audible, tuve que calibrar el volumen al máximo para poder escuchar. Hizo una pregunta simple:

"¿Los tienes a todos?"

Freddy asintió.

"¿Estás listo?"

Freddy volvió a asentir. La escena se desvaneció en negro total, lentamente y de manera silenciosa. Yo esperaba que eso significara el final, sin embargo, me equivoqué. El episodio tenía más.

Cuando la escena reapareció, estaba en pantalla el vecindario, esta vez por la mañana. Para mi sorpresa, todos estaban vivos y sanos, pero parecían desorientados. Todos se preguntaban por qué estaban fuera de sus hogares y hablaban entre sí a la vez. El tema de conversación parecía ser que todos conciliaban la sensación de que algo faltaba, habían olvidado algo importante. Al ponderar esto, el sonido de un camión se escuchó. Momentos más tarde, un camión de mudanzas se detuvo delante de una de las casas, los adultos ingeniosamente escondidos por muebles llevaban todo dentro del domicilio, un segundo coche llegó detrás.

"Hola a todo el mundo!", una voz familiar llenó los altavoces. Saltando del asiento de pasajero era, para mi sorpresa, ¡Eddy! Su aparición fue súbita, y desde el punto de vista sobre la misma, esta era la primera vez que conocía a todos. A pesar de su gran entrada, nadie parecía impresionado, de hecho, tenían miradas de desprecio en sus rostros.

La cámara hizo una toma panorámica hacia el cielo. Un repentino destello de luz me confundió, pero después de presionar cuidadosamente algunas veces el vídeo, vi que era una palabra cruzándose sobre toda la pantalla, una palabra que lo explicaba todo:

Reemplazo.

ED, EDD N FREDDY