FANDOM


En este momento, me encuentro en mi habitación, sentado frente al escritorio, pintando de rojo todo lo que pueda en mi dibujo de papá, llenándolo de sangre, por todo su cuerpo. Escucho como desde abajo en la sala, mi madre grita y llora, mientras papá la golpea sin vergüenza.

Entonces, oigo como él la arrastra y la lleva a la cocina, creo …, creo que la va a quemar, pues también escucho como mi madre le dice a ese bastardo que no la acerque al aceite hirviendo:

-¿Qué estás haciendo? –

Digo yo en voz baja y asustado, y cuando escucho el grito de mi madre, tomo el cuchillo que guardé, comienzo a gritar y le empiezo a dar puñaladas y desgarres al dibujo.

Lo corto, le clavo el instrumento una y otra vez, le corto la garganta, las extremidades, el estómago, y sigo gritando y maldiciendo de forma errática sin parar, sintiendo que toda la locura e ira que siempre me he guardado, esta vez me recorre por todas partes y fluye dentro de mí.

Así me la paso por minutos, destrozando el escritorio, tronando mis dientes y desgarrando mis cuerdas vocales, hasta que mi madre llega y con expresión de horror, me mira por largo tiempo.

Yo veo el dibujo, está irreconocible, luego la veo a ella, está intacta, no se le ven quemaduras.

En un momento, ella se acerca y me abraza, lamentándose y diciéndome que nos debemos ir, lo más pronto posible.

Yo solo tomo mi cuaderno y mi bolígrafo, y la acompaño hacía abajo. En el trayecto, ella me tapa los ojos evitando la cocina, pero yo a través de un hueco, veo el cadáver de papá, o lo que queda de él.

Nos montamos al auto y lo encendemos, yo le pregunto a mi madre qué es lo que pasó, qué estamos haciendo, pero ella me dice que guarde silencio, y nos vamos de mi casa a toda velocidad a través de la noche.

Estoy tratando de encontrar explicaciones, pero mi madre solo me dice que debemos desaparecer, pues la culparían de la muerte de mi padre, de repente solo se había comenzado a desmoronar, le salía sangre de todas partes, su cuerpo se caía a pedazos, mientras ella solo veía.

Entonces, silenciosamente, estoy haciendo un dibujo simple de mi madre, y dudoso, y diciéndole:

-mamá, te amo –

Y cuando llega el momento, rasgo el papel, separando dos trozos, uno con la cabeza de mamá, y otro con todo el resto del cuerpo, y entonces, mi madre pierde la cabeza. Esta parte cae en sus piernas mientras de su cuello salpica sangre.

Muy rápidamente, el auto entra al bosque, y después choca contra un árbol.

Herido, salgo del vehículo y me pongo a correr escondiendo mi cuaderno y bolígrafo en mi suéter.

A la mañana siguiente, me encuentro en medio de la nada, un estacionamiento, y cerca, un supermercado pequeño.

Al entrar, noto que todo está vacío, excepto por el cajero, un hombre gordo y estúpido, me mira, yo lo miro fríamente:

-¿ Qué necesitas niño? –

Pregunta él, y yo solo me acerco y le digo que tengo mucha hambre. Entonces cuando él nota mi estado, y mi cara sucia, extrañado, me da un

paquete de bolas de queso, y luego toma otro y me lo da.
Edward

Yo tomo los paquetes y mirándolo, me voy alejando, hasta llegar a la puerta de salida, y cuando estoy a punto de salir, le pregunto su nombre:

-…, ah, me llamo Arnold, ¿estás bien niño? –

Yo solo asiento con la cabeza y me voy. Afuera, me pongo a correr hasta alejarme, y me siento en un banco a las afueras del bosque. Me pongo a dibujar a ese gordo estúpido, y después, le pongo “Arnold”, encima, y después, pensando en que hacerle al dibujo, noto una caja de cerillos en el suelo.

Tomo la caja, y dudoso, saco un cerillo, lo enciendo, y prendo el papel. Mi sorpresa me puso en jaque cuando escucho a la lejanía, un grito, y al dirigir la mirada al estacionamiento, veo al hombre gordo estúpido saliendo, corriendo, y cubierto en llamas.

Ahora hago un dibujo de mi cara, le pongo Edward, y entonces, preparándome, y preguntándome por lo que pasará, con una rama, le comienzo a rasgar el rostro, haciendo una equis.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.