FANDOM


Era un día como cualquier otro, lleno de trabajo, en un campo de República Dominicana, un chico de 13 años, llamado Enrique, el cual tenía una familia pobre, pero humilde, alegre, y querida en el pequeño poblado donde vivían, estaba ayudando a su padre en sus cultivos, la madre se quedaba en casa.

Ya a eso de las 6 pm, regresaron a su casa, pues era domingo y los fines de semana suelen irse más temprano, la familia había estado escuchando rumores sobre un ser extraño, el cual era nombrado como: Bacá, este rumor decía, que si escuchas unas cadenas arrastrándose en las afueras de tu casa, en altas horas de la noche, por nada del mundo debes mirar hacia afuera, ya que si lo haces, morirás.

Ellos se asombraron al escuchar esto, pero no le dieron mucha importancia, puesto que pensaba que solo era un rumor más del montón, excepto el chico, este si había sentido temor al escuchar eso, el padre logro calmarlo un poco diciéndole que solo era un cuento para que los niños no salgan solos fuera de su casa, el niño se calmó y poco, y le hizo caso a su padre, pues se veía seguro de lo que decía.

Esa noche, había hubo neblina, lo cual era un poco inusual, ya que es muy raro cuando pasa eso, debido a esto el chico no podía dormir, ya que estaba un poco asustado por la historia del Baca, pero el cansancio pudo con Él, y al final se quedó dormido.

Al día siguiente, cuando estaban de regreso al campo, a una cierta distancia de su casa, vieron una carpa blanca en la casa de uno de sus vecinos, estos preocupados, fueron a ver lo que había ocurrido, y uno de los vecinos les dijo que el señor que vivía en esa casa había fallecido en la noche, y que en esa misma noche se habían escuchado unas cadenas arrastrándose en la tierra, Ellos se asustaron puesto que habían recordado el rumor del ser extraño, pero como el difunto, era un señor, pensaron que solo fue un infarto, y debido a su edad olvidó cerrar la ventana de su casa.

Pensar eso los calmó, un poco. Ellos estuvieron unas horas ahí, luego, fueron hacia su campo.

A eso de las 7 pm, comenzó a aparecer neblina, debido a esto, decidieron ir de regreso a su casa, pero de camino, vieron a una persona extraña, vestía una camiseta color verde, y unos jeans, esta persona tenía toda su ropa rasgada, también tenía una cadena amarrada en su cuerpo, esta era tan larga que llegaba al suelo, esta persona los miró con sus ojos totalmente blancos.

Tenía una piel grisácea, Ellos estaban aterrados, pero el padre tomó un poco de valor, y le preguntó si necesitaba ayuda, el extraño no contesto, simplemente se quedo ahí parado, mirándolos por unos 10 segundos, luego, comenzó a gruñir.

Al pasar esto, rápidamente se fueron corriendo de ahí, , escucharon como se arrastraban las cadenas, eso quiere decir que los estaba persiguiendo, unos minutos después dejaron de escuchar las cadenas, esto los alivio un poco, pero no disminuyeron la velocidad a la que corrían, y siguieron corriendo hacia su casa.

Al llegar a su hogar rápidamente cerraron la puerta de su casa y las ventanas, la esposa del campesino estaba asustada debido a lo sucedido, y les pregunto, ¿Qué es lo que está pasando?, el campesino le contó todo, su esposa se aterro, esa noche no podían dormir por el miedo, extrañamente no se escucho nada, ni las cadenas, ni gruñidos, nada, esto alivió un poco a la familia, y luego de unos minutos quedaron rendidos del sueño.

Al día siguiente, decidieron ir preparados, por si se vuelve aparecer ese extraño de nuevo, el padre tomó su escopeta y su machete largo, y el hijo tomó su machete mediano, al anochecer, apareció neblina de nuevo, el padre rápidamente tomó su escopeta, y el hijo se preparó con su machete pero, extrañamente no hubo rastro de esa persona extraña, estaban un poco extrañados, pero no bajaron la guardia.

De camino hacia su casa, presenciaron un extraño perro, este tenía un pelaje grisáceo y sus ojos eran completamente blancos, al ver esto, se extrañaron un poco, pero también se aliviaron, pensaron que solo era un perro que estaba enfermo, el padre del chico se acercó al perro para intentar llevarlo a casa para ver si lo podían sanar, a pesar de tener pocos recursos, el perro le gruño, haciendo que el señor se alejara, decidió mejor seguir su camino a casa.

Al día siguiente, cuando estaban atendiendo sus cosas, el chico logró ver a una vaca de pelaje grisáceo, y ojos blancos, pero debido al fuerte sol que hacía ese día, Enrique dudo de si lo que veía era verdad o solo producto de su imaginación.

Al caer la noche se acostaron para dormir, al cabo de unas horas, se comenzó a escuchar como unas cadenas arrastrándose, y también se escuchaban unos leves gruñidos, pues el sonido de las cadenas, era mayor.

El padre decidió ir a ver que pasaba afuera, pero fue armado con su escopeta, al abrir la ventana, cayó al suelo, la mujer gritó y esto despertó a Enrique, y este asustado fue a ver porque gritaba su madre, cuando llego donde su madre la vio abrazando el cuerpo inmóvil de su esposo, el chico llorando y fue hasta donde su madre, el chico miró hacia afuera para ver lo que le quitó la vida a su padre, pero no vio nada, ni siquiera vio niebla.

Al amanecer luego de una autopsia al cuerpo del campesino, no pudieron determinar que fue lo que causó su fallecimiento, lo único fuera de lo normal que vieron era que tenía los ojos completamente blancos.

Al paso de unos años, el chico ya tenía unos 18 años, seguía trabajando en el campo de su padre, eso sí, siempre iba armado con la escopeta y machete largo que solía usar su padre.

Un día, logró ver a una cigua palmera volando, pero esta era extraña, puesto que tenía su plumaje grisáceo, y sus ojos eran blancos, Enrique se sorprendió recordando lo que pasó cuando era niño, intentó dispararle con la escopeta, pero cuando volvió a mirar al cielo, el ave ya no estaba.

El joven extrañado, fue a hablar con un conocido y le explicó lo sucedido, y le dijo:

- El ser conocido como Bacá, puede cambiar a la forma de cualquier animal, también suele aparecer delante de las personas transformado en cualquier animal que desee, y que aparentemente, no aparece solo en campos, también en montes, o donde sea que haya mucha vejación, ya sean bosques, selvas, etc.

-Y que no solo aparece en República Dominicana, ya que se ha escuchado que ha habido avistamientos de este ser en otros países, como Haití, Cuba, y entre otros, para concluir le dijo al joven, dile a tus seres queridos, y también recuerda, si escuchas unas cadenas arrastrándose en la noche, jamás debes mirar hacia afuera o te pasara lo mismo que a tu padre.

Es la primera creepypasta que hago, espero que les haya gustado..