FANDOM


GuillotinaXD ARTÍCULO EN JUICIO

Este artículo no es digno de pertenecer a Creepypasta Wiki (así lo sostienen sus acusadores) por no poseer la calidad suficiente ni seguir los estatutos del "concepto de creepypasta", cosa que cualquier noob podría saber. Tú puedes votar para decidir su sentencia. Dirígete a La Guillotina y ayuda a esta pobre alma a encontrar su destino.


Yo era un chico de 13 años que vivía en una pequeña ciudad cercana a las montañas. Tenia 3 amigos: Alex, Rodrigo y Pedro. Yo y mis amigos vivimos lo peor que pudimos haber esperado. Todo empezó en el colegio, un día que Alex, el mayor del grupo, me dijo a mi y al resto de amigos que nos desafiaba a ir a una mansión abandonada fuera de la ciudad a las 02:00 de la mañana y si no íbamos el le diría a todo el colegio que somos gallinas. A mi me pareció un desafío bastante estúpido, pero decidí ir.

La mansión fue abandonada desde mucho antes de que naciéramos, y mis amigos han inventado rumores de que en esa casa se realizaban rituales satánicos y brujería, pero no les creo. Estando en la mansión me tope con Alex, Rodrigo y Pedro esperándome. Cuando llego la hora Alex abrió la puerta y entramos. La casa estaba muy maltratada y llena de polvo. Rodrigo, el menor del grupo, quería irse pero Alex y Pedro lo molestaban diciéndole que era una gallina. Pedro encontró una tabla Ouija,el y Rodrigo sostuvieron ese extraño triangulo de madera y Pedro dijo en vos alta y con un poco de sarcasmo: "¡OH GRANDES ESPÍRITUS!,¿vamos a morir?. Luego, el cuadrado se movió asta "Yes" y Rodrigo se sintió nervioso. "Cálmate, yo moví el triangulo. No vamos a morir" dijo Pedro. Rodrigo empezó a decir que el no tenia miedo, pero de repente Alex asusta a Rodrigo y el salta del susto. Rodrigo, en un gran berrinche, golpeo el tablero y debajo había una puerta trampa hecha de metal. Alex la abrió y entramo, y yo entre al ultimo. Mientras bajaba, sentí algo detrás mío y vi una figura con una túnica negra que serró la puerta trampa. Todos pensaron que yo cerré la puerta y se enojaron conmigo. Alex dijo que había que seguir y buscar una salida. Le comente a Pedro lo de la figura con la túnica pero en decidió no darle importancia. Seguimos por un túnel subterráneo en donde apenas se podía ver, pero mientras avanzábamos vi que ahora estábamos entrando en lo que parecía una base militar subterránea. Seguimos caminando hasta que nos encontramos con una puerta de metal. Miramos por el cristal de la puerta y vimos a un cadáver con los ojos vendados y atado a una silla. Lo miramos por poco tiempo pero yo me quede mas tiempo mirándolo y vi como doblaba la cabeza hacia donde yo estaba. Al ver esto deje de mirar y trate de decírselo a mis amigos pero ellos ya lograron encontrar el botón que habría la puerta. Lo observamos por un rato y luego decidimos seguir. Mientras la puerta se habría escuchamos un chillido que empezaba a aumentar y a convertirse en un grito. Volteamos y vimos que ese cadáver producía el sonido mientras su cabeza apuntaba hacia nosotros. De la espalda del cadáver salieron largas espinas que luego se curvaron y se convirtieron en patas similares a las de una araña. Esas patas levantaron al cadáver y lo llevaron hacia nosotros. Corrimos tan rápido que no nos fijamos en que la puerta seguía abierta. Corrimos y llegamos a una sala llena de cadáveres y uno de ellos se paro y se abalanzo sobre Alex. Alex logro patear al zombi y nos dijo que huyéramos. El zombi volvió a lanzarse sobre Alex y lo atrapo. El zombi lo llevo frente al monstruo y este grito de nuevo. El grito fue tan fuerte que hizo que la piel de Alex se despegue de su cuerpo. Corrimos por un pasillo hasta que el monstruo apareció por sorpresa frente a nosotros y Rodrigo tomo un palo de metal y con el golpeo al monstruo mientras lloraba. Nunca había visto a Rodrigo así. Después de golpearlo en vano la venda que le cubría los ojos al monstruo se cayo y el ojo del monstruo fue visible. De solo mirarlo, a Rodrigo se le cayo un ojo, luego se le derritió la piel y luego el cráneo. Pedro y yo corrimos hasta la cocina. Pedro me metió en un cuarto mientras que me decía que debía sobrevivir y que el ya no aguantaba. El cerró la puerta y corrió hacia el monstruo, el cual perforo su estomago con una de sus patas. Me quede dentro del cuarto pero no encontraba algo para encender la luz, hasta que escuche un fósforo encendiéndome. Me fije y el fósforo y la caja estaban flotando e el aire. El monstruo tenia poderes de telequinesis, los que uso para encender el fósforo. Me fije y también levitaban cuchillos, los que se dispararon hacia mi. Logre esquivarlos pero uno me lastimo. Retrocedí un poco y una túnica negra me cayo. No podía ver y sin darme cuenta salí del cuarto. Cuando logre ponerme bien la túnica note que el monstruo estaba muy será, pero no me atacaba. Camine lentamente buscando la salida, hasta que un zombi que se arrastraba por el piso se agarro de mi túnica y termino sacándome la túnica. Corrí lo mas rápido que pude y el monstruo empezó a gritarme y sentí que mi cabeza iba a explotar, pero logre huir. Vi a un cadáver con un revolver con seis balas. Lo tome e intente dispararle tres veces al monstruo pero no le ocurrió nada. El cadáver detrás mío se paro y me atrapo, pero logre dispararle a la cara y aturdirlo, pero seguía vivo. Aproveche el momento y corrí, gastando una bala mas en zombis que me encontré en el camino. Y así es como termine aquí, atrapado en este cuarto. Aquí encontré documentos y libros que leí, y descubrí la historia de esta base. Esta base se llama "las Brujas", haciendo referencia a unas brujas que vivían aquí hace varios años y que encerraron a este monstruo al que llamaban el Heraldo de las Sombras. Varios años después de la muerte de la brujas, se encontró a este monstruo. Los científicos le hicieron varios experimentos pero los pueblerinos no estaban a favor que estudiar al monstruo y solo querían matarlo. Tuvieron varias oportunidades de intentar matarlo que no moría. También descubrieron que la criatura no podía percibir el color negro, así que los científicos usaron túnicas negras. Al parecer, alguien no autorizado entro en la base y se acerco al Heraldo de las Sombras, provocando que este lo ataque y los soldados ataquen a la criatura y esta saliera de control. Eso es lo que e leído hasta ahora, pero ya no puedo leer mas por todo el ruido. Los zombis no pueden derribar la puerta, pero tal vez si el Heraldo de las Sombras. Tengo frió, tengo hambre, me siento solo. Al revolver solo le queda una bala, y se que no matara a los monstruos. Solo hay una cosa que hacer. Pero a pesar de eso...NO ESTOY MUERTO ME HAN DISPARADO AL CRÁNEO Y MORÍ, PERO AHORA DESPIERTO, COMO SI SOLO ME HUBIESE DORMIDO. LA CRIATURA ES CAPAZ DE REVIVIR A LOS MUERTOS, Y PARECE QUE ESA ES LA SITUACIÓN. NO SIENTO EL DOLOR DEL DISPARO PERO SIENTO RARA MI CABEZA Y MI OJO. LA CRIATURA PUEDE COMUNICARSE CONMIGO Y CON EL RESTO DE LOS ZOMBIS, PERO NO CONVERSAMOS MUCHO. ME HE TOPADO CON MIS AMIGOS QUE TAMBIÉN SON ZOMBIS. TRATO DE HABLARLES PERO ELLOS NO ME RESPONDEN. HAN PASADO ALGUNOS AÑOS Y HE VISTO COMO EL MONSTRUO Y MIS PROPIOS AMIGOS HAN MATADO A LAS PERSONAS QUE ENTRAN EN LA BASE. NO PUEDO HACER NADA MÁS QUE RECORRER LA BASE Y ESPERAR A QUE ALGUIEN LLEGUE. ME GUSTARÍA SER UN NIÑO NORMAL DE NUEVO, NUNCA HABER ENTRADO EN ESTA MANSIÓN Y NUNCA HABERME TOPADO...CON...EL HERALDO DE LAS SOMBRAS.