FANDOM


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier escuela a la que puedas llegar por ti mismo. Ve a donde está el director y pídele ver a “El Holder De La Ansiedad”. Si no lo duda ni un segundo, estas en el lugar correcto. Si se niega a responder tu pregunta, pregunta de nuevo. Con el tiempo, a regañadientes te llevara a él.

Te llevara al sótano de la escuela. A medida que van descendiendo los escalones, un sentimiento de incertidumbre se cernirá sobre ti. No importa lo que intentes, la sensación se mantendrá en la parte posterior de tu mente, cada vez más fuerte con cada paso que das. El director te llevara hasta la última esquina del sótano. Cuanto más te acerques a la esquina, más se agotara la luz en tu entorno.

Junto con la luz, se apaga todo sentimiento de esperanza. Tendrás que limpiar las telarañas y el polvo de las conexiones de la esquina. Una vez que termines de hacer esto, ambas paredes tendrán una muesca lo suficientemente grande como para meter tu mano dentro.

El director te dejará sin decir palabra, y comprenderás que te las debes apañar por tu cuenta. Tendrás que decidir entre las dos paredes. Ten cuidado, ya que, una contiene horrores más allá de la imaginación humana, mientras que la otra te permitirá avanzar. De cualquier manera lo lamentaras. Si te las arreglas para elegir la puerta que conduce hacia adelante, veras un pasillo oscuro y húmedo.

Sera más oscuro que cualquier cosa que tu pudiste haber pensado posible, pero aun así camina en una línea tan recta como sea posible. Si chocas con algo caliente y vagamente humano, deja de moverte. No te muevas, o de lo contrario te arrepentirás de tu propia existencia.

Si permaneces quieto, aquella masa de sangre caliente debe desaparecer como si de una niebla se tratase. Una vez que eso pase, acelera tu ritmo. Es muy probable que pienses que puedes ver la luz, pero es simplemente un truco. No vayas hacia la luz, ya que si lo haces, tu esencia misma estará en peligro. Al final de este túnel, sentirás lo que parece ser una puerta. Sera una reminiscencia de una mazmorra medieval, con una pequeña ventana de barrotes y un tablón de madera cuidando que la puerta no se abra.

Una vez que llegaste tan lejos, no hay vuelta atrás. No se puede hacer otra cosa más que abrir la puerta y caminar dentro. Cuando entres, la puerta se cerrara detrás de ti, oirás una profunda voz, habla un idioma inentendible. Sonara como si estuviera en todas partes y en ninguna a la vez, y sus palabras incomprensibles te helará hasta los huesos.

No te muevas. No hables. Espera hasta que la voz se convierta en un susurro. Si no sigues estas instrucciones, tu último sonido será un grito de tormento. Cuando la voz calle, espera un momento. Gira lentamente y verás frente a ti al Holder de la ansiedad. El vestirá con una tela rasgada y su cuerpo estará lleno de cicatrices. Él te mirara con ojos tan llenos de pena y dolor, que te hará caer en la mayor de las penurias.

No lo hagas.

El comenzara a hablar de su vida, pero su voz no será más que un susurro. Te describirá tormentos demasiados horribles para entender, terrores que harán sangrar a tus oídos, pero escucha. Oye y no cierres los ojos o cubras tus orejas, porque no los necesitaras si lo haces. Durante su historia, él se aferrara a su camisa y te pedirá ayuda para escapar de su infierno personal. Permanece en silencio, ya que esto no es más que una artimaña.

Una vez que termine, se pondrá en posición fetal y llorara en silencio. Solo tienes una pequeña fracción de tiempo antes de que se ponga a llorar como loco. Pregúntale:

¿Qué pasara si se juntan?

El Holder se pondrá de pie, a pesar de que no era más que un ovillo en el suelo. Su rostro se contorsionara en una extraña mezcla de rabia y miedo. El correrá, lanzara objetos que no se ven alrededor de la pequeña sala vacía. Oirás la porcelana, el vidrio, la madera, todo rompiéndose y destrozándose a tu alrededor, a pesar de que no hay nada allí. El comenzara a criticar de forma grosera y sin respeto en un idioma que no es entendible para el oído humano. Una vez más, espera. Permanece quieto y en silencio hasta que libere su furia.

En el momento en que se calme, se sentara. El comenzara a explicar las razones por la cual nunca debieron haber sido creados, las atrocidades que han causado y el inimaginable poder que contienen. Él se detendrá en alguna ocasión para sollozar o lanzar otro objeto imaginario-pero-real. No, su locura no ha sido impulsada para acabar en cuestión de minutos.

El hablara por lo que parecen horas, y luego días. Esos días se convierten en meses, y en décadas, y en milenios. No debes fallar, no importa el tiempo que parece haber pasado estando allí de pie. Una vez que lo que parece una eternidad haya pasado, se levantara lentamente y caminara hacia ti. El tocara ligeramente los lados de tu cabeza con las palmas de sus manos, y el conocimiento fluirá a través de tu propio ser.

El Holder te mirara con una expresión de alivio , como si su locura por fin le haya dejado. En el momento en que parpadees, él se habrá ido.

El conocimiento que te ha dado es el Objeto 601 de 2538, nunca deben reunirse todos, por las razones que ahora puedes entender completamente. Este entendimiento con el tiempo también te llevara a la locura.