Wiki Creepypasta
Advertisement

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier hospital a donde puedas llegar. No entres. Debería haber un exuberante jardín frente al edificio. Si no es así, entonces busca otro Objeto en este lugar. Si hay una jardinera trabajando, habla con ella, cualquier cosa que digas estará bien. Tomará una rosa roja y te la dará. Ahora podrás entrar. Si la flor es de cualquier otro color, no entres bajo ninguna circunstancia, o tu muerte será inminente. Pregunta al trabajador de recepción por ver a El Holder de la Humedad. Sonreirá e intentará darte la mano. No le des la satisfacción de regresarle el saludo o sonreír; permanece sin emociones. El trabajador perderá su sonrisa rápidamente y te guiará a ti y a la jardinera a una puerta que conduce hacia un pasillo bien iluminado. La puerta será de un azul brillante, diferente a las otras puertas de la instalación.

Am 9909 4852672 235892

Se abrirá, y la jardinera entrará antes que tú. El trabajador cerrará la puerta. Espera cinco minutos exactos en ese lugar sin hacer ningún ruido. Si la jardinera habla, no respondas. Hacerlo provocará una resonancia en tu carne que la desgarrará de tus huesos, mientras tu voz se convierte en el verdugo de tu miserable pérdida por el resto de la eternidad. Entra por la puerta una vez haya terminado la espera.

Este nuevo pasillo estará iluminado sólo en su centro, sigue la luz. Los muros están recubiertos de moho y el suelo está resbaladizo por agua oscura. El techo está filtrándola constantemente. Si una gota cae sobre ti o sobre la jardinera, regresa por donde viniste, de no hacerlo el techo colapsará, ahogándote en un sin fin de líquido sombrío, drenando tu ser y transmutando tu sangre hasta hacerla parte de más de esta agua. Ahora bien, si el agua los rodea, continúa hacia la luz.

El camino llegará a su fin y no habrá puerta del otro lado. Un vaso de agua clara estará encima de un escritorio. Toma la rosa de la jardinera y ponla allí. Procura que el agua no se ponga oscura, pues será tu sentencia de muerte. Hórridos y frenéticos especímenes del inframundo vendrán por ti, desesperados en una hambruna ciega por devorar cada pedazo de tu cuerpo hasta dejar tu esqueleto impoluto. Pero si el agua permanece clara, quita la rosa y lánzala a la pared detrás, quebrándola como si fuera vidrio. La jardinera avanzará a través de los escombros y te señalará que vayas adelante. No tomes su mano, pero síguela de cerca.

El césped en este nuevo ambiente está brillando por el rocío y está rodeado de flores y follaje de todo tipo, pero el aroma emitido huele a muerte y pronto, cada gota de rocío se volverá rojo sangre. La jardinera encontrará tu mirada, pues ella es el Holder de la Humedad. No quites los ojos de ella cuando te pregunte si vas a ayudarle a atender el jardín. Responde con otra pregunta:

¿Qué será de mí después de mi viaje?

Ella fruncirá el ceño, pues ve tu futuro sombrío, y evitará tu pregunta completamente. Has comenzado a agradarle desde que comenzaste esta búsqueda y teme que si te cuenta de tu futuro podrías renunciar a todo. Ella entonces te contará de los Objetos perdidos y cada uno de sus Holders con detalles horribles que te mantendrán desplazándote hacia la locura.

Los horribles detalles se filtrarán en tu alma y se mantendrán anquilosados en tu interior hasta que termine. No apartes la mirada de sus ojos hasta que ella te pregunte qué piensas de ella. Sólo debes responder “Gracias”. Si cualquier otra cosa deja tus labios, su furia será asesina. Ella se convertirá en una criatura infernal y la tierra te tragará como demonios tirando de tus pies.

Ella va a decirte adiós con un beso ligero mientras coloca un frasco de agua en tus manos que sacará del bolsillo de su abrigo. Aférrate a él con fuerza: una ola masiva de agua fluirá detrás de ella, golpeando tus pies y dejándote inconsciente. Despertarás en el exterior del edificio; el exuberante jardín se ha ido, así como toda la vida desde el interior.

Holder agua

El frasco de agua clara es el Objeto 409 de 538. Nunca va a saciar su sed.

Advertisement