FANDOM


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o centro de reinserción social a donde puedas llegar. Cuando alcances el escritorio principal, pregunta por visitar a quien se hace llamar El Holder de la Piel. Si el empleado te mira, no deberías haber venido. Si el empleado no reconoce tu presencia, vete.

En el exterior, encontrarás una carpa de lona grande. A tu alrededor en todos lados verás mesas de picnic, donde estarán las personas que más te importan; escoge aquella donde esté la persona que más amas y quédate allí hasta que los gritos comiencen. No escojas de forma incorrecta ni cierres los ojos. Tus párpados serán arrancados de tu cabeza y verás de todas maneras. No dejes que tu ser amado se vaya. Con el tiempo, se escaparán de tus manos y caerás inconsciente.

Cuando despiertes, estarás desnudo en un desierto, con bestias arrancando tu piel. Sus dientes estarán hechos de vidrio, su piel de carbón ardiendo, sus ojos de navajas de afeitar. Si sus gritos no rompen tu corazón, estarás condenado. Grita, y ellos te dejarán, con el abrasador sol y tus nervios agonizantes como tu único consuelo. Mantén el silencio mientras ellos hacen su trabajo hasta que un hombre llegue y los ahuyente. Cuando se hayan ido, levántate y agárrate de su brazo, sin importa cómo se sienta. Antes que te tire, pregúntale:
Diente

¿Lo sabré?

Se reirá mientras te regresa tu piel. Muerde tu lengua contra la arena restante hasta que se vaya. Regresarás al momento cuando preguntaste por ver al Holder, sólo que ahora tendrás una caja. Déjala sobre la mesa del trabajador y ábrela, dentro encontrarás un diente puntiagudo.

El diente es el Objeto 336 de 568. Ahora ya sabes dónde morder.