FANDOM


En cualquier ciudad, en cualquier país, es posible que encuentres un asilo que no se encontraba allí antes. Entra en él, ya que puede ser tu única oportunidad como Buscador hacerlo. Busca en el vestíbulo delantero al conserje. Si no hay uno, hoy no es el día para encontrar este Objeto, y debes abandonar el asilo para siempre, no vuelvas a intentarlo en esta ciudad a la próxima. Si hay uno, no realices ninguna acción hasta que él te lo permita. Si él te saluda primero, es una mala señal. Estás destinado a morir en ese mismo día.

Sin embargo, si él te permite dar el primer paso, saludarle, podría haberte saludado antes. Él te preguntará el porqué estás allí. No digas nada más que "El Holder del Destierro". Ora para que el llore por ti. Si lo hace, sabrás que él sabe en lo que se ha convertido tu búsqueda, y que podrías tener éxito al final. Si él no llora, sabes que tus últimos días en esta Tierra serán los días más oscuros que habrás visto. Tu búsqueda nunca llegará a su fin si él sonríe.

Síguelo fuera del manicomio a un cementerio. Si solo el asilo desaparece, has hecho todo bien. Si el conserje también desaparece, olvídate de poner un pie en el manicomio, y vete a casa como si nada hubiera pasado. Una vez que ambos lleguen al cementerio, él señalará con un dedo huesudo a la sombra de El Holder del Destierro. Ve hacia la sombra. Te animará a seguir. Si has llevado una buena vida hasta el momento, muévete en la dirección opuesta a la que él te indica que vayas. Si tu vida ha sido puramente mala, continúa con la sombra. Si eres honesto al respecto, tu decisión te llevará a un bosque oscuro, infestado con las criaturas más oscuras que hayas visto, o el bosque será completamente sagrado y vacío, sin vida excepto por los árboles mismos, dependiendo de cómo viviste antes de convertirte en un Buscador.

En el centro del bosque habrá un árbol grande. El Árbol es el verdadero Holder del Destierro, y tendrá muchas raíces ascendentes. Tallado en el árbol habrá una inscripción en un lenguaje desconocido. Darle un solo vistazo dará como resultado una penalización severa, diferente para cada Buscador. Si no tienes el Objeto 144, habrá una herramienta de corte de aspecto extraño en el suelo. Corta una pequeña parte de la raíz del árbol. Si tienes el Cuchillo, notarás que las raíces del Árbol han hecho una pequeña mancha en él, algo que no podía hacérsele al Cuchillo antes. Con la parte manchada de tu herramienta, córtate un pentagrama en cada muñeca y coloca la raíz sobre él. Sentirás como si cada célula de tu cuerpo fuera desgarrada y desplazada, pero cuando recuperes la consciencia volverás al lugar donde comenzaste, con un pentagrama forrado en raíces que puede desterrar a cualquiera al Cielo o al Infierno, por capricho del Holder. Sin embargo, no podrás desterrarte. Cuando mueras, te convertirás en el siguiente Holder, así como parte del árbol, y tu sombra será enviada para guiar a la próxima alma.

Ahora formas parte del Objeto 535 de 538. No abuses de su poder.