Wiki Creepypasta
Advertisement

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier hotel a donde puedas entrar. En el escritorio de recepción, pregunta por ver a El Holder del Encubrimiento. La persona hará ruidos grotescos y su aspecto se tornará agresivo y chocante, lo suficiente como para destrozar tu mente si no vas preparado.

Aguanta un poco, y serás guiado hacia una puerta que no estaba allí antes. Si no camina hacia atrás hacia esa puerta y en su lugar hurga debajo del mostrador, haz las paces con tu dios en los pocos momentos que te quedan. Incluso si fueras capaz de soportar lo que acabas de ver, lo que va a sacar seguramente supondrá tu fin.

Si tienes suerte, la persona te dará una llave hecha de huesos. No te preguntes de dónde provienen, ni inquieras nada sobre la llave. Preguntar te hará saber, pero te hará formar parte de la llave. El recepcionista desaparecerá. Da la vuelta, y serás atacado por la peor hambre que alguna vez hayas sentido. El escritorio estará cubierto de los platos más exóticos, pero no pruebes ni un bocado. Eso es lo que quieren que hagas, y ellos están aún más hambrientos que tú. Si te las arreglas para mantener el hambre a raya el tiempo suficiente para tropezar por la puerta, la sensación desaparecerá. Párate frente a ella y di:

“Busco lo que ha sido encubierto”.

Si te empiezas a sentir acalorado, abre la puerta. Allí estará esperando tu muerte, la cual, aunque dolorosa y larga, es mejor a quedarse fuera y ser cosido por tus propios vapores por el resto de los tiempos.

Si te sientes más frío, una puerta aparecerá en el muro de al lado. Ábrela con la llave. Dentro, verás una antorcha. Enciéndela, y te proveerá de iluminación en este lúgubre corredor. Oirás voces gritar por ser liberadas de su ocultamiento, pero ignóralas, o ellas clamarán por el tuyo. Camina cinco pasos y ve hacia el muro de la izquierda, intentando atravesarlo.

Si no puedes pasar a través de él, una bestia vendrá por ti en poco tiempo, hambrienta y sedienta de tu carne y tu sangre. Si tienes éxito, te encontrarás en un hotel muy lujoso, con un anciano milenario sentado en un sillón. No lo tomes en consideración, aunque clame por ayuda. En lugar de eso, dirígete hacia un sillón de cuero negro y di:

“Deja de ocultarte, te busco como Él lo ha ordenado”.

Inmediatamente te desmayarás, y despertarás en una habitación sin ventanas o puertas. Cuando sientas algo como una capa, tómala y levántala. Mientras descubres al anciano debajo, verás un cuchillo hecho de un metal imposible, forjado sólo por los acuciantes ríos febriles del Infierno. Tendrás que matarlo utilizándolo, pero corres el riesgo de volverte loco al empuñarlo. Durante esta prueba, no podrás verlo, ni sentirlo, sólo intuir. Hazlo rápido, pues sus garganta seca anhela tu sangre. Si por un milagro, logras darle un golpe mortal, el cuchillo se hará polvo, y a través de él podrás ver la capa. Cuando la tomes, será visible para ti. Póntela, y verás una puerta. Ella te llevará a tu dormitorio, en el lugar que llamas hogar.

La capa que posees ahora es una verdadera capa de invisibilidad. Cuando la lleves puesta, estarás completamente oculto a otros, los cuales no serán capaces de verte, olerte, tocarte o sentirte de ninguna forma. Además, te permitirá ver cualquier cosa que haya sido deliberadamente ocultada a tus sentidos.

La capa es el Objeto 439 de 538. Sin embargo, el plano por el que caminas cuando la tengas puesta pertenece a Él, y las criaturas que lo habitan no verán con buenos ojos tu intrusión.jajajajaj

Advertisement