FANDOM


All-hallows-eve-01

Anthony Waters, (nacido en Nashua, Nuevo Hampshire, en Estados Unidos el 11 de Octubre de 1952 y muerto el 12 de Julio de 1988 a los 44 años en Amsterdam, Nueva York) fue culpable de 45 muertes ocurridas en el estado de Nuevo Hampshire. Todos esos asesinatos, que la mayoría eran niños, fueron admitidos por el mismo Waters en una carta de suicidio de este, que fue escrita 5 minutos antes de que Waters tomara un revólver S&W 60 y se disparara en la cien un 12 de Julio de 1988.

BiografíaEditar

Ántes de haberse disparado y de haber cometido toda esa masacre, llamada La Matanza de Hampshire, Waters trabajaba como payaso en fiestas y cumpleaños, hacía reír a los niños, él era feliz haciendo su trabajo, haciendo reír a cientos de niños de vez en cuando.Waters disfrutaba su trabajo, además de ganarse cariño y alegría, era lo que lo mantenía en buen estado económico y era lo que le daba de comer.

Algo que nadie sabia era que, Waters sufría de cambios emocionales y perdida de memoria, ya que cuando tenia 18 años, se golpeó la cabeza muy fuerte al caer de su cama de dos plazas mientras dormía y cayendo de cabeza en el piso de cemento, causándole una conmoción cerebral, dando inicios a amnesias temporales y severos cambios de conducta.

Gracias a esos efectos, Anthony no se quedaba tanto tiempo en los cumpleaños, ya que temía que la amnesia,cambios en sí y demás consecuencias de su caída a los 18 años, ocurrieran mientras estaba haciendo su trabajo.

La vida de Waters da un giro completo, cuando este tiene pesadillas y problemas para dormir. Esas pesadillas, según el mismo Anthony Waters, se trataban siempre de lo mismo, de un demonio, un espectro, una entidad diabólica tal vez, diciéndole que no es más que un loco con transtornos psicologicos, que no hay mejor castigo que estar rodeado de mocosos ingenuos que no saben la verdadera identidad del payaso Anthony y que esos niños se merecen una lanza atravesándoles el cuerpo. 

La personalidad de Waters cambio con el tiempo, luego de meses y meses sin poder dormir gracias a esa cosa arruinándole sus sueños, teniendo Insomnio, y convirtiéndolo en una persona amargada, seria y demasiado soberbia.

Waters llega a tal punto con esos problemas, que llega a la locura. El payaso no sabía qué era lo que estaba haciendo, no había mejor manera de describir por lo que estaba pasando, se volvió loco, a tal extremo que sus brazos parecían un montón de Cortinas razguñadas por miles de gatos furiosos o enojados, y su actitud cambió tanto que ya no salio a trabajar.

Sus pesadillas seguían atormentándolo, según el payaso, las voces cambiaron sus palabras y comenzaron a decir que "Los Mate", cosa que Waters no entendía a quienes se refería esa voz maléfica de sus pesadillas.

Waters, completamente loco, interpretó el mensaje de las voces como si estas le ordenaran matar a los niños. 

Waters, además de estar loco, su sentimiento por los niños no cambiaba, se sentía incapaz de tocar a un niño con un cuchillo, así que fue, según él, por el camino más fácil.

Optó por asesinar a los padres, porque otra cosa que dijo Waters es que no quería herir a los niños físicamente, así que eligió la forma más drástica para herirlos, matando a sus padres con una cuchilla, para que según él, las voces maléficas dejaran de atormentarlo.

Waters comenzó lo que en un futuro no muy lejano sería llamada "La Matanza de Haampshire". A las 2:00 A.M, cuando una familia (que estaba conformada por un matrimonio y un hijo) se acercaba lentamente a la puerta de su hogar después de haber volvido de una función de un circo en la ciudad, Waters maquillado y vestido como payaso, asalta a los padres del niño, noqueando al padre  y luego degollándolo mientras la madre y el hijo escapan de ahí.

Según Waters, eso se sintió demasiado excitante,sintió cierto placer al asesinar a ese hombre y que tenía hambre de más victimas.

Waters comenzó a pintarse de negro, como si fuera un payaso gótico, se pintó la cara totalmente blanca, y solo pintó de negro su boca,todo su alrededor,se dibujó unas cejas con un marcador y se remarcó un poco los ojos de negro.

Los asesinatos de Waters comenzaba a ser reconocida por muchos estadounidenses, pero nunca nadie atrapó al payaso, ya que nadie le vio el rostro.

Un Waters ya muy sádico seguía siendo atormentado por las voces, diciendo que no importaban los adultos, que solo se les antojaban niños.

Anthony Waters, dispuesto a callar esas voces, comienza a asesinar niños de todo Hampshire. Siendo un poco más original, Waters asesinaba a los niños de forma sigilosa, osea, no haciendo ningún ruido y permitiendo hacer su trabajo en paz, y finalmente, con una cuchilla muy afilada, le dibujaba una sonrisa de payaso a los niños, cortandoles sus bocas y dejandolas sonriendo, y para terminar, escribia "LOS PAYASOS SONREÍMOS TODO EL DÍA, AHORA TÚ ERES UNO DE NOSOTROS" en el pecho de los niños con su cuchilla.

Luego de cometer 45 asesinatos a niños y padres, Waters viaja a Amsterdam, con el objetivo de olvidar todo eso y "renacer". Por suerte para él, ya podía dormir en paz, sin las voces molestas ni nada de eso, pero al llegar el mes de Junio en 1988, las voces regresan en las pesadillas de Waters, diciendole que vuelva a empezar el trabajo. Waters finalmente decide poner fin a su sufrimiento, escribiendo una "carta de suicidio" el 12 de Julio de 1988 y sentarse en su cama, dejando la nota ahí, después toma una revólver S&W 60 que traía con él desde los 21 años, y finalmente se disparó en la cién.

"Sí, hace 3 años, la Matanza de Hampshire fue protagonizada por mí. Yo trabajaba como payaso, mi vida era feliz, el sol brillaba cuando más lo necesitaba, el clima nunca me falló, las noches  siempre eran tranquilas, no había algo que la naturaleza haga mal cuando yo trabajaba, pero unas voces demoníacas torturaban mi mente, ordenandome matar a niños, cosa que hice. Mataba  a cuchillazos a esas criaturas inocentes de Hampshire, aún recuerdo sus risas y sus carcajadas mortales que tenían cuando el cuchillo entraba y salia,entraba y salia y entraba y salia en su  pecho. Todos los payasos sonreímos todo el día, y esos niños tendrán una sonrisa hasta que su cuerpo se pudra y solo sean un montón de huesos. Esos 40 y más niños están agradecidos de  sus sonrisas. Muchas gracias a tí por leer, nos vemos en el infierno."


Nota

Todo lo escrito a continuación es totalmente ficticio, la historia fue inspirada en asesinos reales, como por ejemplo, Pogo, o John Wayne Gacy.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.