FANDOM


Era un día común y estaba navegando por internet. Mis amigos y yo decidimos a estar conectados y chatear un rato. Y así fue. Estábamos tan aburridos que después decidimos contar chistes. El aburrimiento se esfumó, pero todavía no estábamos satisfechos de nuestra actividad social. Algunos contaban historias de la escuela. Otros enviaban memes. Pero yo solo los miraba, no decía nada. Después se apagó el chat y nadie enviaba nada ni un solo mensaje en la abrumadora atmósfera del chat. Mi mamá me llamó a cenar y tuve que ir.

En la noche recibí unos mensajes de mis amigos que estaban alarmados y que algo había sucedido.

- ¡¿Qué coño sucedió?!-  Exclamo Adrián.

-Esto es de locos.- Dijo Verónica.

Entonces yo, abrumado y curioso, subí hasta la parte superior del chat. Y me topé con un mensaje de Aurora y Miguel. Los cuales decían que alguien de nuestro grado se había suicidado. Entré en un estado de shock y de pánico. No sabía que decir. La atmósfera de mi casa se convirtió en una lúgubre fría zona de desconfort. Estaba paralizado del miedo que no sabía que hacer. No movía ningún dedo… Ni pestañaba.

Dentro de cinco largos minutos no escuche ningún mensaje. Ahí estaba yo, meditabundo. Pero cayó un mensaje. Decía que nuestro compañero se había suicidado arrasado por un tren. Descuartizado en el mimbre fino de las vías. Dejando una gran mancha de sangre donde solía haber carne y hueso. Me asuste más que no podía tragar saliva. Estaba tan tembloroso que no podía moverme ni siquiera estar parado. Fuimos al velorio y entierro de él. A darle un último adiós. Un hasta nunca…

Los días se convirtieron en semanas, y las semanas en meses. Todo había quedado en el olvido. Y volvimos a nuestra rutina diaria…

Era un día normal, y estaba navegando en mi ordenador. Abrí el chat del grado del colegio y leí los mensajes. Era un ambiente agradable. Hasta que un amigo rompió el silencio diciendo…

-Hey, ¿ya vieron este vídeo?

-¿Cuál video? -Respondí.

-El Suicidio del Pato Donald. -Respondió con una ortografía mediocre.

Muchos dijeron que no lo habían visto y que no les interesaba. Pero el dejo un enlace diciendo que es el video más perturbador que hay.

Me armé de valor y di clic en el enlace. Estaba en la página BestShockers.com y decía que era un video gráfica y psicológicamente fuerte. Pues me atreví y le di play…

Empezó…

La pantalla se puso oscura y el título del video se miraba junto a la “X” para salir de dela pestaña… Agarré el mouse un poco nervioso y le di clic y se reprodujo.

Inicio como una de esas tiras de video antiguas: 3, 2, 1… Y corre video.

El pato Donald se encontraba caminando la acera feliz y silbando. En su perspectiva ve a Daisy junto a otro pato musculoso besándole la mano en modo de despedida. Donald se quedó boquiabierto centrado en el pato musculoso viendo toda la escena. Hasta que el pato paso por su lado, este se puso furioso. Sus ojos cambiaron de color drásticamente, e incluso se enrojeció. Él pensó que su novia lo engañaba con él.

Pasaban varios días en los que estaba siempre despierto. Estaba con grandes ojeras e incluso estaba sucio. Parecía que no reaccionaba, pero de repente, dijo… "Debo deshacerme de ese pato, a toda costa."

Cojío una navaja y una bolsa de basura. Y partió en marcha hacia su venganza. Salió de su casa con el bolso y la patineta bajo su brazo. Donald regreso a donde había visto al pato musculoso. Espero ahí… Hasta que saliera de la casa de Daisy. Lo siguió a su casa, y se metió por una ventana sin que el pato se diera cuenta…

Ahí el pato con la navaja se dirijo hacia él. Lo apuñalo por la espalda, así debilitándolo. Luego lo golpeo con el mango de hierro de la navaja para dejarlo aún más inconsciente. Finalmente, el pato termina su trabajo agarrándole la cabeza a su enemigo y, degollándolo lo deja desangrarse hasta que se formó un charco de sangre, así asesinándolo. Luego lo mete en la bolsa de basura y cuando nadie lo estaba mirando lo llevó a un hondo pozo. Lo montó en la patineta y lo arrojó. La policía hayo el cuerpo del pato masacrado. Pero Donald ni siquiera noto nada.

Donald le confeso a Daisy todo lo que él hizo, gráfica y detalladamente. Le dijo que él era el asesino. Luego de haberle dicho eso Daisy le dice que nunca lo quiere volver a ver en su vida jamás. Pero Donald se abstiene y luego estalla de furia. Donald en su maniática locura la amarró y se dirigió a la estación de trenes. Y ahí la tiro a los rieles, justo antes de se aproximase un tren.

Donald escucha el silbato habitual de los trenes y mira fijamente a Daisy con una cara de maldad y psicopatía. Al ver al tren aproximarse, el empieza a llorar sangre y le dice:

-Lo siento…

Donald se arrojó el mismo a los rieles justo 2 segundos antes. El tren arraso en la potencia así descuartizando los cuerpos de los dos matándolos horriblemente. Un charco de sangre se ve con el tren lleno de sangre en su parte frontal. Luego, al final, cerca de la pata Daisy se mira su lazo que suele usar en la cabeza, bañado completamente rojo… Al final se escucha un grito desgarrador de una mujer y finaliza el video.

Perturbado, salí de la página y me acosté a dormir. Aunque más tarde me desperté porque escuche un ruido…

¡Era el video se estaba reproduciendo solo! Asustado salí corriendo a apagar el ordenador, pero no se apagaba. Desconecte el pc y no pasó nada. ¡Se seguía escuchando! ¡Opte por destruirlo, pero eso no haría nada!¡Me asuste! Así que salí corriendo hacia la recamara de mis padres. Cuando llegue a la habitación con mis padres no había ni se escuchaba nada. Ellos solo suspiraron y regresaron a tratar de concebir el sueño. Entonces me fui a dormir.

Pero desde ese entonces, nada ha vuelto a ser igual. Cada noche, a la misma hora, se reproduce el video una, otra y otra vez…

No puedo dormir, estoy estresado… Tengo ojeras… Huelo horriblemente pésimo por no bañarme… No lo puedo sacar de mi cabeza… Esta en todos lados… Estoy sucio, y rindo mal en el colegio…

No lo soporto más… Debo finalizar esto…

Creo…

Creo que hay una estación por aquí cerca…