FANDOM


Recuerdo aquel día con tanto miedo, que solo pensar en lo sucedido me da escalofrios, era Octubre si no me equivoco, el hijo del amigo de mi papá acababa de fallecer, el vecindario lucía algo extraño y se pericibía algo fuera de lo normal.

Un día depués de del entierro, a los padres del niño les dieron ganas de vender todas sus pertenencias, yo de curioso fui a ver, no sentía tristeza alguna ya que no le hablaba mucho al chico pues era un poco callado y no socializaba mucho. Mientras buscaba entre sus pertenencias algo que me pudiese gustar encontré una caja con algunos videojuegos, entre ellos habían algunos de GameCube, me alegré cuando encontré unos de mis videojuegos favoritos, Lugi's Mansion. Aunque la caja estaba un poco maltratada y el disco estaba casi despintado, raramente no tenía ningún rayón así que no dudé en comprarlo, rápidamente corrí a mi casa a jugarlo.

Emocionado, conecté mi GameCube y sin pensarlo coloqué el videojuego. Cuando encedí la consola sucedió algo extraño ya que no apareció la "intro" normal del logotipo de GameCube, si no que me dirigió inmediatamente a la pantalla de inicio del videojuego, no le tomé mucha importancia y comenzé a jugar. El videojuego comenzaba normal, Luigi caminando por un bosque tenebroso, dirigiendose a su nueva mansión, me pareció extraño el detalle de la sangre en la mansión, pues Nintendo nunca haría eso, además que yo no recordaba ese detalle cuando lo jugaba hace ya algunos años.

Al momento de entrar en la mansión y comenzar con el videojuego, mi mando comenzó a vibrar, pensé que estaba fallando, quizás porque lo tuve guardado durante mucho tiempo entre el polvo, así que seguí jugando. Al pasar unos 30 minutos, el mando no paraba de vibrar así que decidí desactivar la vibración, pero aun así no paraba de hacerl, conecté un segundo mando y al parecer dejó de vibrar.

Después de una tarde entera sin parar de jugar, me sentía un poco cansado, así que decidí apagar la consola. Cuando quise apagarla Luigi empezó a gritar un nombre que no era el de Mario, decidí esperar a que dejara de hacerlo pero no paraba. Traté de escuchar lo que gritaba, al parecer era el nombre del antiguo dueño fallecido del videojuego, en ese momento entré en pánico. Aterrorizado apagué la consola, misteriosamente Luigi gritó de una forma tenebrosa antes de que yo la apagara, quedé impactado, pensé que solo era un error del videojuego.

Me decidí a descansar y me recosté en mi cama para dormir un poco, no sé cuanto tiempo pasó pero eran cerca de las 4:00 AM, un ruido muy intenso me despertó y al abrir los ojos me percaté de que la televisión estaba encendida, no sé ni como ni cuando. Corrí a ver lo que sucedía y en la pantalla estaba el videojuego de Luigi's Mansion, en ella se observaba a Luigi sentado en el piso llorando de una manera retorcida y macabra, murmurando algunas cosas en otro idioma, tomé el mando y traté de moverlo, pero él no respondía hasta que se puso de pie y la camara enfocó su cara. En ella se podía ver el rostro de un psicopata y no el de un personaje de un videojuego, estaba muy confundido y no se que hacer, el miedo comenzó a invadir mi cuerpo, mientras este personaje me miraba de una manera enfermiza, no podía ni siquiera moverme para apagar el televisor o la consola.

De repente Luigi comenzó a correr sin que yo moviera un dedo, se dirigió a un cuarto que parecía fuera de la temática del videojuego, parecía ambientado en el mundo real. En el se veía el cuerpo de un joven tirado en el piso, ensangrentado y mutilado, de repente entré en shock ya que alguna vez estuve en el cuarto de aquel joven fallecido y reconocí que era el mismo cuarto que se veía en el videojuego. No lo podía creer, estaba viendo la forma en que murió. No sé como lo hice pero reaccioné, y rápidamente desconecté la consola y guardé todo.

Días después de lo sucedido, decidí deshacerme del videojuego que obviamente estaba poseído por el alma del joven que en realidad no había muerto en un accidente, si no que había sido mutilado por alguien, alguien que era representado por Luigi en el videojuego. Lo quemé cerca de un río que queda cerca del vecindario y arrojé las cenizas al agua, no sé si hice lo correcto, pero a partir de ese día jamás ha vuelto a suceder algo extraño. Simplemente me quedó ese recuerdo horrible de aquel videojuego con un alma inocente atrapada en él.

Meses después arrestaron a los padres del joven asesinado por razones de las cuales no estoy enterado.