FANDOM


Como era costumbre, me encontraba en la montaña. Solía pensar e intentar invocar personajes de historias de terror. No obstante, ese día sí funcionó. Al volver a mi casa, mis padres habían muerto. Algún maldito los había asesinado. La policía dijo que fue un amigo de mi padre. Sin embargo, aunque ya lo habían arrestado, me sentía acechado. Alguien me observaba, movía mis objetos de lugar y encendía las luces de noche.

Alguien intentaba hacerme sentir terror, hacerme sentir vigilado, impotente. Un día, frustrado, escapé. Comprendí que aquellas historias que tanto me apasionaban no eran más que mentiras y que quien me aterrorizaba no era nadie sobrenatural, sino que era el verdadero asesino de mis padres que seguía libre. Me dirigí a la montaña esperando que me siga. Llevaba un cuchillo oculto y, cuando se me acercó, lo apuñalé terminando con su mísera existencia.

Ese momento, reflexioné sobre lo que había hecho. No podría continuar viviendo con normalidad, pero me había gustado. Quería volverlo a hacer. Me escabullí en la montaña y comencé a acosar, sembrar terror y, finalmente, matar a quienquiera que se adentrase en mi montaña. Si alguna vez encuentras mi lugar, no te acerques si no deseas compartir el destino de cientos de almas inocentes, cuyas vidas acabaron de una cuchillada.