FANDOM


Todo comenzó en una tarde aburrida, donde nos fuimos a unas montañitas que hay en nuestro barrio. No estamos del todo solas porque a lo lejos había unos chavales en un coche.

Cristina empezó a contar una historia que había escuchado de el mismo lugar en el que estábamos. Así que nos intrigaba. Atentamente escuchábamos lo que ella nos contaba, la historia trataba de un grupo de chicos que decidieron hacer la Ouija y pasar las vías antes de que el tren llegase. Cuando terminaron de hacer el juego, uno de los chicos fue el único que intentó cruzar la vía. Fue nulo, puesto que el tren lo descuartizó. Sus amigos fueron a buscar ayuda, puesto que ya no se podía hacer nada, la gente no se lo creía, pensaban que eran chiquilladas. Volvieron al mismo sitio donde el chaval fue arroyado por el tren y no había ni un resto de sangre ni nada. Se asustaron tanto que se quedaron paralizados. Resultó ser que vieron la aparición del chico tan tranquilo, como si no hubiese pasado nada. Estos al verle salieron corriendo del susto. Se dice que esta historia sucedió un 6, un 16 de febrero, la cosa era de un tal día 6. La gente cuenta que el día 6 o 16 de febrero el chico se aparece por allí y cruza las vías.

Después de contar esta historia, nos quedamos calladas. Belinda vio una persona no muy lejos de nosotras, pero parecía una persona normal que pasa por ahí como si no pasase nada. Gema y Cristina pensaron que el chico era una papelera que había cerca de nosotras, pero luego vieron al muchacho. Recientemente acababan de ballar esas vías para que nadie pudiera pasar por allí. El muchacho se dirigía directo a chocarse con las vallas, pero no sabemos cómo pudo pasar esas vayas sin ni siquiera inmutarse de que estaban allí. Cuando el chico cruzó, desapareció. Nosotras nos quedamos alucinadas y viendo lo que había pasado nos paramos a pensar unos minutos y echamos a correr hacia el lugar por donde había desparecido el chico. En la valla no había ningún agujero ni nada, puesto que lo acababan de poner recientemente. Esto nos pasó el día 6 de febrero de 2001. Nadie nos creía puesto que es una historia que parece irreal pero lo cierto es que realmente nos sucedió.

El año pasado fuimos por allí el mismo día a la misma hora y del mismo mes, con la gente que no se lo creía. Ellos lo vieron por primera vez y el chico se nos quedó mirando, echó a correr y desapareció.

Este año volveremos a ir al mismo lugar donde pasó todo y volveremos a ver a ese chico misterioso, pero, ¿y si en vez de mirarnos, hace otra cosa?