Wiki Creepypasta
Advertisement

Una noche más, la esposa dormía junto a su marido en la cama, en su viejo casal, en su vieja urbanización, lo habitual, pero esa noche, un pequeño hecho, de no más de tres minutos, perturbó para largo aquella rutina.

El collar de perlas

Collar

La mujer se despertó en la oscuridad, con sus ojos ya acostumbrados se incorporó y bebió un poco de el baso de agua de la mesilla, entonces lo vio, en el fondo de la habitación, en la esquina, al lado del armario, inmóvil, había un hombre. La mujer dudó si no sería la silueta de un abrigo o algo parecido, pero tras mirarlo unos segundos, al ver que no se movía más que el perchero de la izquierda, tranquila, intentó despertar al marido.

-Cariño, hay un hombre en la habitación.

-No es nada, duérmete.

En vano intentó de disuadirla, ella se preocupó más y siguió mirando la inmóvil figura de la esquina.

-Cariño, de verdad hay alguien en la habitación ahora mismo.

Antes de que el marido se incorporara a dar la luz para callar a su mujer, la figura salió corriendo hacia la mujer, a lo que ella gritó, alertando al marido y a los hijos, pero antes de que pudieran reaccionar, la figura cogió torpemente el collar de perlas de la mesilla de noche y echó a correr por el oscuro pasillo, perdiéndose entre las sombras de la casa.

Nunca se supo más de aquella figura, ya que no se le vio la cara, ni el collar de perlas, ni de ciertas joyas más. Os aseguro que la mujer tardó meses en volver a conciliar el sueño.

Advertisement